A vueltas con el teletrabajo: los padres no quieren volver a la oficina
  1. Alma, Corazón, Vida
trabajar pero conciliando

A vueltas con el teletrabajo: los padres no quieren volver a la oficina

Durante años, los padres han pedido más autonomía en el trabajo para poder cuidar a sus hijos. La pandemia hizo realidad ese sueño, durante un tiempo

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Lo hemos mencionado en otras ocasiones en esta misma sección, pero, con la pandemia, el teletrabajo pareció llegar para quedarse. Según una encuesta de Bain & Company, el 68% de los trabajadores españoles afirmaba ser igual o más productivo trabajando en remoto. Otro estudio de la agencia AxiCom reveló que al 80% le gusta el teletrabajo y el 93% quiere mantenerlo pese a la vuelta a la normalidad. Además, 8 de cada 10 teletrabajadores afirmaban sentirse a gusto trabajando desde casa, cifra que aumenta a más del 90% en el caso de los que tienen hijos.

Las razones son variadas: evitar desplazamientos, aprovechar más el tiempo, madrugar menos o lo que parecía una quimera imposible de alcanzar, la conciliación familiar y laboral. Si bien el teletrabajo completo también tiene sus puntos débiles y no permite que las relaciones entre compañeros de trabajo o el intercambio de sinergias sean tan fructíferos como en la forma presencial, en general muchas personas han llegado a la conclusión de que volver al modelo antiguo no tiene sentido. Es por ello que, principalmente, muchas personas claman por la implantación de un modelo híbrido que permita tener lo mejor de ambas caras de la moneda.

más de la mitad de los empleados prefieren teletrabajar al menos tres días a la semana una vez que desaparezcan las preocupaciones por la pandemia

Sea como fuere, con las vacunas y las cifras de contagios bajando, muchas empresas han decidido que sus trabajadores deben volver de manera presencial. Y, como es lógico, muchos trabajadores no están de acuerdo con ello. Especialmente los padres.

Durante años, los padres han pedido más autonomía para decidir dónde y cuándo trabajar, y para construir su semana laboral en torno a oportunidades para cuidar a sus hijos. En marzo de 2020, los ruegos fueron atendidos debido a la pandemia. Ahora, las tornas han cambiado, ¿podría traducirse eso una fuga de talentos para muchas empresas?

placeholder

Según informa 'BBC', una encuesta de mayo de 2020 realizada por PwC llegó a la conclusión de que los padres de niños menores de 18 años eran más reacios a regresar al lugar de trabajo que los que no tenían hijos, y de todos los encuestados que dijeron que dudaban en regresar, más de una quinta parte citó sus responsabilidades como padre. Una investigación adicional mostró que más de la mitad de los empleados preferirían teletrabajar al menos tres días a la semana una vez que desaparezcan las preocupaciones por la pandemia.

Ya hay muchas pruebas de que los empleados que sienten que sus empresas no satisfacen sus necesidades están dispuestos a renunciar

Está claro que, a la larga, puede surgir un problema de entendimiento entre las empresas (que temen que con el teletrabajo la productividad sea menor) y los trabajadores (que no están dispuestos a renunciar a la conciliación que permite el trabajo remoto). Para evitar la fuga de talentos antes mencionada, algunas empresas se están poniendo las pilas estableciendo planes: Baker McKenzie ha exigido un mínimo de dos días y un máximo de tres a la semana en la oficina para todos los trabajadores del Reino Unido. La idea detrás de hacerlo es brindarles a los padres algo de la flexibilidad a la que se han acostumbrado durante la pandemia, al mismo tiempo que se protegen contra algunas de las posibles desventajas de una configuración completamente híbrida.

Encontrar un camino a seguir es importante, porque ya hay muchas pruebas de que los empleados que sienten que sus empresas no satisfacen sus necesidades están dispuestos a renunciar. Por supuesto, ha quedado bastante claro que no todas las medidas funcionan igual para todos, pero una vez más, las posturas de los padres y las medidas de las empresas son una señal de que algunos empleadores se están dando cuenta del hecho de que los lugares de trabajo no pueden simplemente volver exactamente a cómo eran antes de la pandemia. Todo ha cambiado con ella, especialmente nosotros mismos.

Oficinas
El redactor recomienda