Cómo adelgazar antes de volver al trabajo y ver a los compañeros de oficina
  1. Alma, Corazón, Vida
hora de retomar las rutinas

Cómo adelgazar antes de volver al trabajo y ver a los compañeros de oficina

Tres ejemplos de éxito en mujeres a las que el confinamiento las hizo ganar mucho peso, pero que han demostrado que se puede estar en forma con una alimentación sana y deporte

placeholder Foto: Es momento de volver a ver a los compañeros de trabajo cara a cara después de muchos meses (iStock)
Es momento de volver a ver a los compañeros de trabajo cara a cara después de muchos meses (iStock)

Aunque el verano no termina oficialmente hasta el 21 de septiembre, lo cierto es que cuando quitamos del calendario la hoja de agosto es como que algo cambia en nuestra cabeza: se acaba el calor, el chiringuito y las sobremesas sin prisas para volver a las rutinas de trabajo y de colegios. Es hora de sustituir el chip y prepararse para el largo año que nos espera por delante.

Pero, además, son muchas las personas que, a lo largo de septiembre y en los meses venideros se irán reincorporando poco a poco a sus puestos de trabajo. La pandemia hizo que el teletrabajo se instalara casi de un día para otro y, después de casi 18 meses de pandemia, muchos aún no han vuelto a pisar su oficina ni a ver a sus compañeros más que por videoconferencia.

Foto: Dejando los azúcares añadidos logró perder peso de forma saludable (Unsplash)

Eso está provocando que sean muchas las personas que se estén planteando adelgazar antes de volver a la oficina. Un estudio de la Asociación Americana de Psicología que recoge el New York Post reveló que el 42% de los estadounidenses habían engordado durante la pandemia, a una media de unos 7 kilos cada uno. Por eso, es hora de perder peso y mostrar nuestra mejor cara en la vuelta más (o menos) esperada.

Cómo adelgazar en septiembre

Para ver cómo afrontar este regreso hemos echado un vistazo a algunos casos de éxito. Por ejemplo, el de Victoria Holberton, una ejecutiva a la que la pandemia destrozó desde el punto de vista de la comida saludable: reconoce que comenzó a comer mucho, a pedir comida a domicilio cada día y a beber vino sin medida junto a su marido a diario.

Durante el confinamiento se tomaron muchas decisiones alimenticias erróneas

Eso le llevó a engordar 10 kilos solo en los primeros tres meses de pandemia, en los que las galletas y las chucherías eran parte de su día a día. Sin embargo, cuando se dio cuenta de que aprovechaba las videollamadas por Zoom para desabrocharse los pantalones sin que sus compañeros de trabajo se enteraran, decidió poner remedio a la situación.

Victoria se puso en manos de un especialista que, en su caso, le recomendó llevar adelante la dieta del ayuno intermitente para limitar su consumo de calorías. El éxito ha sido radical: ha adelgazado 15 kilos, ha ganado confianza y ha vuelto a encontrarse con sus compañeros de trabajo en la mejor forma de su vida, lo que también ha aprovechado para renovar su vestuario y lucir espléndida.

placeholder Es hora de retomar las rutinas (iStock)
Es hora de retomar las rutinas (iStock)

Algo similar le sucedió a Terrilyn Brumfield, una mujer de Texas a la que contrataron en un hospital antes de la pandemia para el departamento de recursos humanos, pero que no volvió a pisar la oficina en 9 meses. Cuando le tocó volver, el vestido con el que había hecho la entrevista no le entraba ya que había ganado dos tallas en menos de un año: era momento de perder peso.

Deporte y pérdida de peso

En su caso, Terrilyn decidió apostar por el ejercicio físico, recuperando la bicicleta indoor que había comprado las Navidades anteriores y practicando 30 minutos diarios de deporte durante cinco días a la semana. Gracias a ese paso ha adelgazado 18 kilos y aún espera deshacerse de otros 10, por lo que sus compañeros de trabajo han visto también su mejor versión física en el regreso.

Foto: Caminar y correr son algunos de los deportes de cardio ideales para adelgazar (iStock)

Para la profesora de primaria Robin Cocheu, la situación fue mas difícil. Sus alumnos pasaron casi de un día para otro de verla cada día en clase a hacerlo a través de una pantalla de ordenador. El confinamiento le hizo mucho daño, ya que cogió mucho peso, pero trató de disimularlo durante todo este último curso escolar con prendas más amplias y posturas más cómodas ante la cámara.

Sin embargo, cuando terminó el curso se prometió que iba a poner remedio a la situación y también recurrió al deporte, en su caso de la mano de una conocida entrenadora personal llamada Deborah Capaccio. Cuando en agosto sus alumnos la encontraron en el campamento de verano, la profesora ha había perdido 8 kilos, pero sigue trabajando para llegar en plenitud de forma al comienzo escolar.

Dieta saludable y deporte son los pilares para cualquier plan de adelgazamiento sano

Las tres coinciden en que el confinamiento les hizo mucho daño a nivel físico y que tuvieron que recurrir a una alimentación mucho más sana y al deporte para perder el peso ganado. Son ejemplos de que se puede adelgazar siguiendo las recomendaciones de los expertos y que el trabajo duro siempre proporciona sus recompensas.

Adelgazar Perder peso Deporte Dietas
El redactor recomienda