NUNCA TE PASES

La forma correcta de beber alcohol para que no afecte a tu dieta

Los refrescos y bebidas azucaradas con las que se hacen la mezcla de las copas y cócteles son muy nocivos a la hora de adelgazar

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El alcohol es el gran enemigo de tu cuerpo en todo proceso de adelgazamiento. En nuestro país, es una de las drogas legales más consumidas, ya que al final tenemos la costumbre de ingerirlo tanto para celebrar lo bueno como para lamentarnos por algo malo que ha ocurrido recientemente. Según el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, está muy presente en el tiempo libre y en las relaciones sociales de los jóvenes, iniciándose su consumo alrededor de los 13 años.

En concreto, el 75,1% de los adolescentes entre los 14 y los 18 años lo ha consumido alguna vez. Por otro lado, seis de cada diez se ha emborrachado en más de una ocasión en su vida y uno de cada tres lo ha hecho en los últimos 30 días. El número de chicas que consume alcohol es superior al de los chicos, aunque ellos beben más cantidad. Y lo más preocupante de todo es que la mayoría de los adolescentes cree que consumir cuatro o cinco copas durante el fin de semana no es malo para la salud.

Lo más básico es no añadir refrescos, así como tampoco beber cerveza, ya que esta contiene demasiadas calorías en su mínima dosis

Es por ello que hay que dejar muy claro que el alcohol es una droga muy destructiva cuyos efectos físicos y mentales no pueden ser percibidos de forma inmediata (más allá de la molesta resaca del día siguiente), pero que al final acaba provocando graves problemas de salud. Y si estás empezando a hacer dieta debes limitar mucho su consumo, ya que el alcohol contiene un montón de calorías vacías que ni se metabolizan ni se almacenan de la misma forma que las que se obtienen de otras fuentes alimenticias.

La excepción

Pero en el amplio mundo de la dietética, aún hay algunos nutricionistas que pueden llegar a aceptar esta bebida tan peligrosa para la salud a corto y largo plazo. En algunas ocasiones muy contadas, no hay nada de malo darse un respiro y beber con moderación un día a la semana, ya que podría funcionar a nivel mental para mejorar parcialmente el estado de ánimo o bien como recompensa después de haber sorteado todos los obstáculos y privado de algunos de tus alimentos favoritos.

Por ello, desde la web 'Times of India' aseguran que en caso de beber alcohol en un régimen de adelgazamiento lo más básico es no añadir refrescos. Esto puede suponer un peligro aún más latente, y es que el efecto del licor, sin adulterar con otra bebida, es mucho mayor y más tóxico para el organismo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas recomendaciones se refieren a porciones muy pequeñas, apenas tragos del tamaño de un chupito. Estas son las medidas que la página aconseja para que la cantidad sea sana y no afecte a tu pérdida de peso:

  • Ginebra: 142 calorías por cada 44 mililitros.
  • Martini: 124 calorías por cada 65 mililitros.
  • Vodka: 97 calorías por cada 44 mililitros.

Por otro lado, evita los cócteles. Aunque muchos de estos tengan una baja gradación de alcohol, son muy nocivos a la hora de adelgazar, ya que contienen mucho azúcar. Ah, y ni se te ocurra consumir cerveza. Esta es otra de las peores opciones si quieres perder peso, ya que una sola lata de 25 centilitros contiene 103 calorías. Además, es una bebida que es muy difícil beber solo una, por lo que es posible que se te vaya la mano con las cantidades.

El alcohol nunca es bueno para adelgazar, pero también puede ser útil a nivel mental y a modo recompensa, como decíamos. En todo caso, y a raíz de las medidas proporcionadas, solo será sano si su consumo es ínfimo. Hace unos años se popularizó mucho la dieta de Tom Brady, famoso jugador de fútbol americano y marido de la supermodelo brasileña Giselle Bündchen.

¿Cómo? Muy sencillo: por cada bebida alcohólica que tomes debes beber por lo menos tres vasos de agua, "para compensar". En definitiva, esta droga legal es muy dañina no solo para tu pérdida de peso, sino también para tu salud. Lo mejor será que no te arriesgues y, ya que te has propuesto adelgazar, aproveches y te vuelvas abstemio durante un tiempo. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios