Ponte a prueba

La 16:8, la mejor versión del ayuno intermitente para adelgazar rápido

Teniendo en cuenta que el sobrepeso afecta al 40% de la población de nuestro país, seguro que alguna de las personas que lo padece está siguiendo este régimen para perder peso

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Tres de cada cuatro españoles considera que lleva una dieta saludable, según el 'II Estudio de Salud y Estilo de Vida' de Aegon. Teniendo en cuenta que el sobrepeso afecta al 40% de la población de nuestro país, seguro que la mayoría de ellos sigue algún régimen para adelgazar. Y si hay que hablar de la dieta del momento, quizás todos tengamos en mente la misma: el ayuno intermitente.

Aunque probablemente ya la conozcas, por el bombardeo de información que has recibido (de los medios de comunicación o de famosos en sus redes sociales), si no estás familiarizado te explicamos en qué consiste: el ayuno intermitente es un tipo de plan de alimentación que requiere periodos en los que se come y otros en los que solo se puede consumir agua, café y té. Cuando te alimentas puedes comer lo que quieras (siempre de manera saludable), razón por la cual el plan funciona para muchos. Además, es simple y puede ajustarse al horario de cada uno.

Una nueva variante de esta dieta se está imponiendo entre los que quieren perder peso: el método 16:8. Consiste en ayunar todos los días durante 16 horas y restringir el período de alimentación diaria a ocho. Para entenderlo mejor, implica no comer nada después de la cena y saltarse el desayuno. Por lo tanto, puedes comer entre el mediodía y las ocho de la tarde.

Cuánto peso pierdes

La pregunta que muchos se estarán haciendo ahora mismo es cuánto peso puede hacerles perder el método 16:8. La respuesta es que podría ser bastante efectivo, según un estudio publicado en la revista 'Nutrition and Healthy Aging'. Eso sí, cabe destacar que la investigación es bastante limitada, ya que la muestra es solo de 23 personas (hombres y mujeres) obesas, que siguieron este plan durante 12 semanas.

Este método consiste en ayunar todos los días durante 16 horas y restringir el período de alimentación diaria a ocho

En comparación con un grupo que había comido "normal", aquellos que siguieron el 16:8 consumieron 350 calorías menos por día, por lo que perdieron una cantidad bastante modesta de peso (alrededor del 3% del peso corporal) y también disminuyeron su presión arterial. Aun así, el propio estudio reconoce e insiste en tener en cuenta el pequeño grupo de población en el que se ha probado.

Foto: iStock
Foto: iStock

Por otro lado, lo que resulta curioso es que seguir este tipo de plan de alimentación puede ayudar al control del apetito. Un estudio reciente de la revista 'Obesity' señala que las personas que comían solo durante un periodo de seis horas, en comparación con seguir un horario normal, sentían menos hambre, a pesar de que ambos grupos ingerían la misma cantidad de calorías.

Hugh Jackman, uno de los adeptos

El actor ha tenido que encarnar el papel de Lobezno varias veces y para ello ha utilizado esta dieta: "Ponerse y quitarse peso rápidamente es un estrés para el cuerpo. Pero por desgracia los actores debemos hacerlo continuamente". Jackman señala que tras el ayuno intermitente, se siente con mucha más energía y fortaleza; y que la practica incluso cuando se está preparando para representar un papel en una película. "Me siento genial con este régimen. Tengo más energía y duermo mucho mejor", asegura el actor a 'Daily Star'.

David Morton, periodista de 'Mens Health', también lo quiso probar durante diez días y así poder recomendarlo o no. "Me salté el desayuno que hago normalmente, aunque café solo sí puedes tomar. Después, para almorzar hice pollo con espinacas y un trozo de pan integral. Fui al gimnasio y a eso de las 15:00 tomé sushi o un sándwich y cené antes de las 19:00", explica.

"Al contrario de lo que pensaba, no pasas hambre durante las 16 horas que no debes tomar nada. Lo normal es que en ese periodo duermas ocho de ellas, así que es más fácil de lo que crees. Durante el tiempo de comida, las grandes cantidades hacen que tu periodo de saciedad sea más largo. Tras seis días he perdido dos kilos sin cambiar lo que como, solo la frecuencia y los horarios. Al final del reto también había perdido un 2% de grasa. El único problema que veo a este plan es que se debe cumplir estrictamente para que funcione", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios