Morirse de sueño

El signo de que puedes sufrir un infarto

Aunque despertarse en medio de la noche no tenga por qué ser peligroso, si el insomnio se vuelve la tónica general debes saber que puede significar un gran riesgo para tu salud

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Despertarse en medio de la noche es bastante común. Seguro que más de una vez has abierto los ojos en plena noche, absolutamente despejado, y has pasado un buen rato mirando al techo sin saber qué te ha quitado el sueño. Si esto sucede hasta seis veces, tranquilo, se considera normal. Pero si el insomnio se vuelve la tónica general debes saber que puede significar un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Un nuevo estudio publicado la revista 'Circulation' señala que las personas a las que les cuesta más conciliar el sueño podrían tener un mayor riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares. En concreto, los científicos han descubierto que la gente con predisposición genética al insomnio tienen un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular y enfermedad coronaria.

Los investigadores explican que el estudio respalda los trabajos anteriores que muestran la relación entre el mal sueño y los problemas cardiovasculares. Este último informe pone el foco en la idea de que el insomnio podría jugar un rol fundamental en dichas condiciones. Concretamente, el nuevo informe se apoya en previos descubrimientos acerca de las 250 variantes genéticas, cada una de las cuales aumenta el riesgo de que alguien tenga insomnio.

Las personas a las que les cuesta más conciliar el sueño podrían tener un mayor riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares

“Si esto es así, podemos mejorar o reducir las perturbaciones del sueño y así disminuir el riesgo de infarto”, explica a 'The Guardian' Hugh Markus, coautor de esta investigación de la Universidad de Cambridge.

Foto: iStock
Foto: iStock

La clave del estudio es entender el modo en que las variantes genéticas son heredadas. Que un individuo sea o no portador de alguna de ellas es parte del azar: su presencia no depende del resto de la constitución genética de la persona o de factores ambientales, como por ejemplo, dónde vive, cuánta riqueza tiene o si hace mucho ejercicio.

Los expertos piden cautela

Pero Markus señala que no está claro si reducir los problemas de insomnio puede mejorar la salud cardiovascular, aunque hay intervenciones que podrían ayudar a aquellos que tienen problemas de sueño, como la terapia cognitivo-conductual. Además, este último estudio tuvo limitaciones, por ejemplo, solo pudo considerar la predisposición genética al insomnio, en lugar de la cantidad de horas de sueño que los individuos alcanzan cada noche. Por otra parte, la mayoría de la información fue obtenida de personas descendientes de europeos.

Michael Holmes, experto en genética de la Universidad de Oxford, pide cautela diciendo que "no está claro que la pérdida de sueño que surge de las variantes genéticas aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, o si la relación apunta a las variantes genéticas, generando otros efectos".

Se trata de una variante genética concreta que vincula estos dos problemas, pero por el momento los resultados no son concluyentes

“Este estudio no nos permite concluir que el insomnio causa enfermedades cardiovasculares. Más bien, lo que podemos decir es que los individuos que tienen estas variantes genéticas asociadas a la predisposición al insomnio, también tienen un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares”, añade el especialista.

El Profesor Jeremy Pearson, director médico de la British Heart Foundation, explica que “la gente que sufre insomnio o perturbación del sueño, con frecuencia tiene un mayor riesgo de padecer una enfermedad coronaria (la principal causa de infarto)". "Pero es difícil saber si hay una conexión directa o si se trata de otros comportamientos comunes entre las personas que tienen problemas de sueño, como una mala alimentación o la presión alta", destaca.

"El estudio sugiere que las personas cuya constitución genética las predispone al insomnio, también tiene un riesgo un poco mayor de padecer enfermedad coronaria. Si esta conexión es demostrada en investigaciones posteriores, podría allanar el camino a modos más precisos de bajar el riesgo de enfermedades cardíacas en las personas que sufren de insomnio”, concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios