según los expertos

La mejor solución para el insomnio cuando hace calor

Otra noche más que no has pegado ojo por culpa de las altas temperaturas. No te preocupes. A continuación tienes diez consejos para que puedas dormir a pierna suelta en estos meses de verano

Foto:

Hace calor y no consigues dormir. Bien, no eres el único. Al problema del insomnio, que afecta al 30% de la población española, se suman las altas temperaturas, lo que impide conciliar el sueño.

Las complicaciones para conciliar el sueño son mucho mayores en esta época del año debido a las dificultades que enfrenta el organismo para regular la temperatura corporal ideal durante las horas nocturnas: 37 grados (la externa debe situarse entre los 20 y los 22 grados). La vasodilatación y la transpiración mediante el sudor son los principales mecanismos que permiten disminuir nuestra temperatura interna. Sin embargo, el calor perturba estas funciones térmicas del organismo provocando que el cerebro esté alerta durante la noche.

Las complicaciones para conciliar el sueño son mayores en verano debido a las dificultades del organismo para regular la temperatura corporal

A continuación, recogemos algunos consejos para que puedas dormir bien a pesar del calor:

1) Haz una lista de cosas por hacer

Un estudio publicado en el 'Journal of Experimental Psychology', demostró que aquellos que escribieron las cosas que tenían que hacer en los siguientes días, se durmieron significativamente más rápido que aquellos que escribieron las cosas que habían logrado el día anterior.

2) No te agobies

No te obsesiones. Acepta que la temperatura es la que es y piensa en otra cosa para poder dormir. Utiliza la técnica 4-7-8, un ejercicio de espiración desarrollado por Andrew Weil, director de Medicina Integral de la Universidad de Arizona.

3) Sí al algodón

Escoge pijamas de algodón porque son de peso ligero y transpirable, y promueven el flujo de aire de tu dormitorio. Como este material permite que tu piel transpire, también deja la circulación del aire. También puedes dormir desnudo.

4) Nada de alcohol

No debes comer nada ni beber alcohol al menos dos horas antes de irte a la cama. Estas son las conclusiones fundamentales de un grupo de investigadores que ha publicado su trabajo en la revista 'Alcoholism: Clinical & Experimental Research'.

5) Date una ducha fría

Es una manera rápida y fácil de bajar la temperatura y refrescarse. Pero no la pongas demasiado fría, a ver si vas a espabilarte del todo.

Escoge pijamas de algodón porque son de peso ligero y transpirable, promueven el flujo de aire de tu dormitorio y permiten que tu piel transpire

6) Hazte con un ventilador

Puedes poner un ventilador cerca de ti, pero no demasiado, puesto que corres el riesgo de resfriarte. De esa manera puedes conseguir que la temperatura de la habitación descienda sensiblemente.

7) Ojo con el aire acondicionado

Puedes ponerlo, pero siempre a una temperatura entre los 20 y los 22 grados. De lo contrario, te resfriarás.

8) Toallas húmedas

Para generar frescor, puedes colocar toallas húmedas al lado de la cama, e incluso humedecer ligeramente las sábanas antes de acostarte. Uno de los métodos más eficaces para mejorar la sensación térmica es emplear ventiladores nebulizadores o de agua, ya que la evaporación de esta genera frescor en la habitación.

9) Cuidado con el ejercicio

La actividad física conlleva un aumento de la temperatura interna, por lo que se debe evitar la práctica de ejercicio durante las tres o cuatro horas antes de irte a dormir.

10) Enfría tus muñecas

Dejar correr agua fría en tus muñecas durante más de un minuto ayudará a que la temperatura de tu cuerpo descienda antes de entrar en el dormitorio.

¡Buenas noches!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios