un enemigo letal y silencioso

Si eres hombre y tienes estos síntomas, cuidado: puede ser un infarto

Mejor prevenir que curar. Los ataques al corazón son una de las causas más comunes de muerte en todo el mundo, pero si se conocen los signos se pueden coger a tiempo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Una historia real: un hombre tiene un fuerte dolor de estómago y se lo comenta a sus amigos. Estos le dicen que no se preocupe, riéndose, que será probablemente algo que ha comido. Al día siguiente le hospitalizan de urgencia porque ha sufrido un infarto. Por suerte le operan con éxito y todo queda en un susto, pero la anécdota da una lección de vida: no te fíes de tus amigos y pide siempre una segunda opinión. Si es al médico, mejor.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de defunción en el mundo, componiendo el temido grupo de las "tres ces" con el cáncer y los accidentes de conducción. Se calcula que en 2012 murieron 17,5 millones de personas debido a enfermedades del corazón, lo cual representa el 30% de los fallecimientos registrados en el mundo. Afectan en mayor medida a los países de ingresos medios o bajos y casi igual a hombres que a mujeres.

¿Comienzas a sentir dolores en los brazos, falta de aliento, dolor de muelas y cabeza o náuseas? Consulta a un especialista

La prevención es importante, sí, y unos minutos pueden marcar la diferencia, pero ¿cómo saber en algunas ocasiones que estás sufriendo un infarto? Desgraciadamente es complicado, como en el caso del hombre al que le dolía el estómago, saber qué sucede dentro de nuestro cuerpo. Por eso mismo la revista 'Best Life' ha decidido ennumerar algunos síntomas no tan comunes, que los hombres suelen experimentar cuando están sufriendo este problema cardiovascular. Así, si identificas alguno, podrás buscar ayuda en el menor tiempo posible.

Sofocos y mareos

Aproximadamente el 45% de los hombres que están sufriendo un infarto sufren estos síntomas, según investigaciones realizadas en Canadá en 2013. Las mujeres que pasan por la menopausia no son las únicas que pueden sufrir estos calores, y si además rompes en un sudor frío y tienes un dolor de pecho que te acompaña, comienza a sospechar. Podría ser un susto, pero por si acaso.

Dolor de brazo y hombro

Otro clásico. Los ataques cardíacos pueden tener una amplia gama de síntomas, pero sin duda la incomodidad en hombro y brazo es una de las más comunes, aunque no afecte al tórax o no te duela el pecho.

Generalmente suele ser el lado izquierdo, puesto que el corazón se encuentra a ese lado, pero algunos pacientes han asegurado haber sentido dolor en ambos.

Dolor de muelas

No tendrían por qué requerir un viaje al dentista. Según el mismo estudio canadiense, el 13% de los encuestados sufrieron un fuerte dolor de dientes como primer síntoma al sufrir un infarto. Anda con ojo.

Náuseas y aturdimiento

¿Te sientes mal del estómago? Vale, no hay que convertirse en un hipocondríaco porque quizá tiene más que ver el último trozo de sushi que encontraste en tu nevera y que llevaba ahí siete meses. Pero si, por el contrario, no hay un motivo, ten cuidado. Podría ser una señal silenciosa de que tu corazón no funciona como debe, porque durante un ataque cardíaco el corazón desvía la sangre del sistema digestivo, causando problemas gastrointestinales.

De la misma manera, como tu cuerpo no funciona con eficacia, los órganos principales (como el cerebro) obtienen menos sangre y no funcionan correctamente. Te falta el aliento y quizá te marees. En general ese aturdimiento se puede distinguir de uno menos grave, en función de los otros síntomas que lo acompañen.

Entumecimiento

Otro síntoma sutil pero certero, que puedes agradecer a ese flujo sanguíneo deficiente. Los vasos se estrechan, limitan la cantidad de sangre que reciben tus extremidades y, por tanto, estas se adormecen. A su vez también podrías sentir confusión, pues según la Asociación Americana del Corazón la insuficiencia cardíaca acepta directamente a la cantidad de sodio en la sangre.

Dificultad para dormir

Los problemas del sueño no son solo un factor de riesgo para las enfermedades del corazón, también son un síntoma. La falta de aliento y las palpitaciones van a menudo asociadas a este problema, que a veces tiene como precursoras a la apnea del sueño, la ortopnea o el insomnio, durante meses previos al ataque. La buena noticia es que cuando tratas el problema, estos trastornos desaparecen.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios