¿FUNCIONARÁ?

El método para dormirte en dos minutos que emplean los Navy Seal

No hay nada como llegar a casa para echarte en la cama y descansar. Sabes que a veces imposible, así que te contamos cómo lo puedes conseguir

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dormir poco o mal puede derivar en multitud de problemas de salud. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya considera como epidemia de salud pública las enfermedades del sueño porque pueden derivar en trastornos neurológicos y cardiovasculares.

El insomnio es la enfermedad de este tipo más frecuente y uno de los motivos más habituales de consulta médica. Entre un 10% y un 20% de la población mundial tiene problemas crónicos para iniciar el sueño, se despierta a menudo o demasiado pronto. Y lo peor de todo es que esto puede derivar también en trastornos mentales. De acuerdo a los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN) se estima que entre un 20 y 48% de los españoles adultos sufre en algún momento de su vida dificultad para iniciar o mantener el sueño.

Ahora que eres un poco consciente de que descansar es muy importante, si quieres dejar de contar ovejas, hay un posible remedio. Aparentemente, esta técnica ha sido utilizada por los militares y no requiere equipo o medicamentos especiales, ¿quieres probarla? Este método fue desarrollado para que los marines de EEUU estuvieran en condiciones óptimas cuando tuvieran que trabajar.

¿En qué consiste?

Cuando formas parte de los Navy Seal, la principal fuerza de operaciones especiales, el tiempo se convierte en tu recurso más preciado. Si quieres acabar con el insomnio en tan solo dos minutos sigue las pautas que te vamos a contar a continuación.

El insomnio es la enfermedad del sueño más frecuente y uno de los motivos más habituales de consulta médica: descansar es primordial

Puedes intentarlo siguiendo cinco cómodos pasos. El primero de todos es que debes concentrarte en relajar los músculos de la cara, sobre todo la mandíbula, la lengua y los que rodean los ojos. Lo segundo es relajar los hombros y bajarlos junto a los brazos lo máximo posible. Exhala e inhala, haz que tu pecho coja aire y suéltalo mientras haces que tus piernas se aflojen también.

Intenta pasar diez segundos con la mente despejada antes de pensar en una imagen que te imagines en una canoa con la que remas en un lago tranquilo en el interior de unas montañas con un cielo muy azul. Es posible que pienses en que es mucho trabajo para conciliar el sueño y que solo de pensarlo te entre de todos modos, pero es muy importante. Los resultados no son inmediatos, pero hazlo durante una semana para coger práctica y se convierta en hábito.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios