NOCHES SIN DORMIR

El coste de ser padres es elevado en horas de sueño: hasta seis

Un nuevo estudio académico alerta sobre el prolongado insomnio que sufren los progenitores desde el momento en que nace el bebé

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Tener un bebé interrumpe tu sueño hasta al menos seis años después. Así lo asegura un grupo de investigación de la Universidad de Warwick que, en base a los resultados obtenidos sobre 5.000 madres y padres del Reino Unido, llegaron a la conclusión de que incluso cuando los niños alcanzan la edad escolar los progenitores siguen durmiendo mucho peor que antes de haber traído al niño al mundo.

Como era de esperar, la peor calidad del sueño se redujo a los tres primeros meses después del nacimiento. En este periodo, las madres sufrieron mucho más que los padres; ellas perdieron una hora de media frente a los 15 minutos de ellos. Una vez el niño cumple los seis años, las mujeres reportaron una reducción de 20 minutos, mientras que los hombres seguían con la privación del cuarto de hora.

Aquellas mujeres que amamantan a sus bebés duermen de media 14 minutos menos que aquellas que utilizan el biberón

Los investigadores indicaron que el aumento de las responsabilidades fueron la principal causa de las noches de insomnio, todavía mucho después de no tener que cambiar pañales o alimentar al recién nacido, es decir, hasta los seis años. En total, el estudio cifró en siete horas la duración media del sueño en padres y madres antes de dar a luz.

"Aunque tener hijos es una fuente de alegría inmensa para la mayoría de los primerizos, es posible que el aumento de las demandas y las responsabilidades contraídas con el bebé se hayan prolongado y ahora exista una reducción de la calidad y cantidad del sueño que puede llegar hasta casi la preadolescencia", asegura Sakari Lemola, del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick, a 'The Telegraph'. Y acusa estos trastornos de sueño a "los cambios de las demandas que plantean los niños y de los deberes contraídos por los padres", así como a "las preocupaciones relativas del papel paterno y materno".

El estudio, publicado en la revista 'Sleep', analizó datos de 4.695 progenitores que tuvieron un hijo entre 2008 y 2015. El seguimiento a los participantes se llevó a cabo durante más de esos seis años en los que, a través de entrevistas anuales, fueron informando sobre cómo dormir.

Otra de las conclusiones es que para las mamás primerizas dar a luz se convierte en "el evento vital que más altera el sueño" durante toda su edad adulta. También que aquellas que se decantan por dar el pecho y amamantar al bebé duermen 14 minutos menos que las que lo hacen a través del biberón. "Las mujeres tienden a experimentar más trastornos del sueño que los hombres después del nacimiento de un hijo, lo que refleja que ellas aún ejercen más la labor de cuidados en los primeros años de vida del pequeño que ellos", agregó Lemola.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si sois padres por primera vez y estáis preocupados por cómo puede repercutir a vuestra salud del sueño la llegada del pequeño a la familia, los médicos y especialistas recomiendan evitar cenas copiosas o sustancias como la cafeína o el alcohol. Sin ir más lejos, una sola taza de café puede prolongar su efecto hasta 8 horas después de haberla ingerido. En el caso de las bebidas espirituosas, se trata de un recurso muy utilizado para dormir, puede ser una trampa: ayuda a relajarte o a estar más tranquilo, pero si te pasas acaba haciendo que tu cuerpo salte la fase REM, produciendo así un sueño mucho más liviano en el que al despertar no tienes la sensación de haber descansado.

Pero ante todo, la mejor técnica para soliviantar estos problemas siempre es el consenso: si eres padre, no dejes que ella se ocupe de todo lo relativo al bebé; si por el contrario eres madre, intenta exigirle un poco más y hacerle entender que tú también necesitas un buen descanso.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios