¿quieres que te quepan todos tus vaqueros?

Las mejores maneras de acelerar el metabolismo y quemar calorías

Si te da envidia la gente que come como una lima y sin embargo no engorda aquí hay una serie de trucos infalibles para lucir tipito de cara a los próximos meses

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Seguro que conoces a alguien que está muy delgado a pesar de que come como una lima. Esta gente suele achacar su esbelta figura a contar con un "metabolismo acelerado". En estos casos tiene mucho que ver la altura, el peso, o la edad (de hecho conforme vamos haciéndonos mayores suele ralentizarse, y es por ello que debemos prestar más atención a lo que comemos). En el caso de las mujeres, a veces también juega en su contra el papel hormonal. Sea como fuere, seguro que en tu lista de deseos se encuentra comer lo que quieras y no engordar un ápice.

¿Es posible acelerar el metabolismo para quemar calorías? Pues, como explican en 'Prevention', sí. Todo lo que aporta es beneficioso, pues te sentirás más enérgico, dormirás mejor y además te sentarán bien todos los pantalones, pero ¿cuáles son los trucos?

Disfruta de un desayuno abundante

Es cierto que hay dos tipos de personas, las que tienen que desayunar fuerte para aguantar toda la mañana y a las que se les revuelve el estómago solo con ver un fresco vaso de leche. Aun así, los estudios apuntan a que un desayuno abundante es beneficioso para acelerar el metabolismo. De hecho, las mujeres que se saltan esa comida son más proclives a padecer obesidad.

La cafeína tiene que ser un 'must' en ese momento del día, pues se asocia con la pérdida de peso a través de la termogénesis (la forma en que el cuerpo mantiene el calor y la oxidación de las grasas). La fibra también es fundamental en tu dieta, especialmente si eres mujer. Asegurarte de que estás obteniendo un buen equilibrio nutricional todos los días mantendrá tus niveles hormonales bajo control y te ayudará a evitar la temida grasa abdominal.

Prepárate para cortar calorías...

... Aunque tampoco muchas. En toda dieta que se precie hay que bajar la ingesta de calorías, el problema es que si se reduce demasiado y se ingiere menos de lo que se necesita, esto puede acabar siendo contraproducente y frenar el metabolismo.

Foto: iStock.
Foto: iStock.


"Come solo lo suficiente para no tener hambre, una merienda de 150 calorías a media mañana y media tarde entre tres comidas (alrededor de 430 calorías cada una) mantendrá tu metabolismo funcionando" sugiere el doctor Sam Bernadot, de la Universidad Estatal de Georgia.

Mantente hidratado

Un estudio de 2012 sugiere que el agua puede ayudar a promover la pérdida de peso al reducir la ingesta de calorías y alterar el metabolismo. Los investigadores creen que es porque sustituyen las bebidas azucaradas con ella. También se cree que puede ayudar a promover la lipólisis, que es la descomposición de grasas y otros lípidos.

Alterna el ejercicio

Esto lo hemos mencionado en alguna ocasión. Sirve mucho más rotar el ejercicio cardiovascular con el de fuerza que centrarse únicamente en el primero. Alternar entre ráfagas cortas de esfuerzo intenso y periodos de intensidad más baja es aconsejable si quieres perder peso con mayor rapidez, pues de acuerdo con un estudio en el 'Journal of Applied Physiology', el entrenamiento de fuerza aumenta la tasa metabólica en reposo, por lo que quemarás calorías incluso cuando no está haciendo ejercicio.

Proteínas y vitamina D

Son necesarias en tu dieta. Las proteínas, por un lado, sirven para mantener el músculo magro. Al igual que la fibra, te mantiene satisfecho durante un largo período de tiempo y reduce los antojos de alimentos procesados, que tienden a ser ricos en calorías.

En cuanto a la vitamina D (ya oyes en tu cabeza la voz de tu madre hablándote de las vitaminas en el zumo) es fundamental para preservar el metabolismo y revitalizar el tejido muscular. Se puede encontrar en distintos alimentos, desde el atún al salmón, el tofu, los cereales o los huevos.

Cuidado con el alcohol

Llega ese temido momento. Lo hemos postergado para el final pero no nos queda más remedio que señalarlo: el alcohol engorda, es sabido por todos. Los cócteles que contienen mucho azúcar pueden llegar a ser molotov, y, además, cuando tomas una bebida espirituosa quemas menos grasa y más lentamente de lo habitual.

Ahora que llegan las esperadas y temidas cenas de empresa y habrá barra libre, elige las bebidas más bajas en alcohol

Llegan las cenas de empresa y no vas a poder escapar de la barra libre: elige las bebidas bajas en alcohol. ¿Cerveza? Vale, ¿vino? También, pero si la bebida lleva azúcar desconfía un poco de ella, por tu propio bien...

¡Me encanta el calcio!

Y a ti también te tiene que encantar porque las pruebas señalan que los alimentos bajos en calcio pueden retrasar el metabolismo, y está claro que si has llegado hasta aquí no es eso lo que quieres. Consumir calcio a través de productos lácteos como la leche y el yogur bajos en grasa también puede reducir la absorción de lípidos de otros alimentos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios