debes intentarlo

¿Haces deporte? Los mejores trucos para quemar más grasa

El cardio es el rey indiscutible cuando se trata de adelgazar. Aprende a sacarle partido con varios consejos que te ayudarán a quitarte esos lípidos que te sobran

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

No se puede negar que para algunas personas, el cardio es el peor ejercicio físico que se puede hacer para adelgazar. Pero esos kilómetros aparentemente interminables en la cinta de correr o en la carretera pueden beneficiar tanto a tu cuerpo como a tu salud en general. Cuando intentas perder grasa y tonificar músculos, cualquier entrenador te dirá que alguna forma de cardio es imprescindible.

La buena noticia es que hay maneras de maximizar el tiempo en tu gimnasio o sitio preferido. Con estos consejos, puedes sacar el máximo provecho de esos minutos y avanzar más rápido.

Quémalo todo

Es la filosofía que hay detrás de la pérdida de grasa: quema más calorías de las que ingieres. Si tu objetivo es quitarte muchos kilos de lípidos, debes incorporar sesiones de cardio de unos 30 a 60 minutos por semana. Esto se produce porque se establece un déficit calórico que se traduce en el adelgazamiento. Puedes reducir la ingesta de calorías comiendo más sano o menos comida o puedes subir el gasto de energía aumentando el ejercicio. Mantener constantemente este intervalo te permite eliminar el exceso de peso permanentemente.

Aire libre

Hacer cardio fuera del gimnasio o de casa hace que aumente la vitalidad y la fuerza. Cuando se entrena al aire libre se toma oxígeno puro para alimentar las células y ayudar a la lucha contra enfermedades.

Realiza tu cardio de alta intensidad al principio del entrenamiento y disminuye gradualmente para quemar significativamente más grasa

Si tienes la opción, prueba tu siguiente carrera sobre la arena de la playa porque es más difícil que hacerlo sobre superficies más duras como el cemento. También es más fácil para las articulaciones, pero usa zapatillas adecuadas para evitar fracturas y para proteger sus pies del vidrio. Mentalízate, porque puede ser un poco estresante. Correr sobre hierba también tiene beneficios par tus músculos.

Antes de entrenar

Lo cierto es que es mucho mejor hacer el cardio después de haber realizado los ejercicios con pesas, pero hacer entre 5-10 minutos antes de comenzar las sesiones de entrenamiento ayuda a calentar los músculos para el trabajo que se avecina y puede quemar entre 50 y 150 calorías extra dependiendo de la intensidad.

En ayunas

Si llevas bien lo de madrugar, hazlo un poco antes para hacer ejercicio. Y hazlo sin comer nada antes. Hacer cardio antes de la primera comida del día hará que tu cuerpo use la grasa como primera fuente de energía porque tus reservas de glucógeno se agotan. Si te preocupa la pérdida de masa muscular, toma de 10 a 20 gramos de proteínas de suero de leche antes de la sesión, pero mantente alejado de los carbohidratos.

Intervalos

A menos que seas un atleta altamente preparado, no puedes mantener un ritmo muy intenso durante mucho tiempo, por lo que la mejor manera de mejorar tu capacidad aeróbica y quemar grasa es con los intervalos. Es decir, alternar períodos de trabajo muy intensos con sesiones de menores en las que te recuperas.

Quema más calorías de las que ingieres y la grasa de tu cuerpo desaparecerá rápidamente

Se empieza con periodos cortos y de alta intensidad para movilizar la grasa en áreas difíciles como las caderas, los muslos y el abdomen. Después de la pausa de cinco minutos, se realiza un ejercicio cardiovascular estable (el clásico) para eliminar la que se ha liberado en el torrente sanguíneo. A continuación, los de mayor intensidad sirven para agotar las reservas de azúcar almacenadas y maximizar la quema de calorías de después del entrenamiento. Está todo pensado.

De más a menos

Ya sabemos que siempre has entendido que hay que hacerlo al revés de menos a más intensadad, pero no. En lugar de comenzar despacio y aumentar la velocidad, realiza tu cardio de alta intensidad al principio del entrenamiento y disminuye gradualmente para quemar significativamente más grasa. Después de un calentamiento de 2-3 minutos, inmediatamente pónlo en marcha rápida (80% -85% de frecuencia cardíaca máxima) durante 15-20 minutos antes de ir bajando el ritmo (60% -65%) durante los últimos 10- 20 minutos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios