EL AYUNO INTERMITENTE

La MILF que te enseña cómo adelgazar con un simple truco

Para animar a esas mujeres que se atreven con la ley de la vida, y para todos aquellos que quieren ponerse en forma, hoy presentamos la historia de superación de Joanne Peters

Foto:

La maternidad lleva consigo irremediablemente un cambio físico en el cuerpo de la mujer. Cuanto más se cuide ella durante la gestación, más fácil le será recuperar la figura tras el parto. Para animar a esas mujeres que se atreven con la ley de la vida, y para todos aquellos que quieren ponerse en forma, hoy presentamos la historia de superación personal de Joanne Peters.

Se trata de una maestra de 42 años, de Melbourne, Australia, quien luchó contra la depresión y no pudo tomarse un tiempo para sí misma después de tener a sus dos hijos, de 9 y 11 años.

El ayuno intermitente funciona tan bien porque me impide pensar en la comida las 24 horas y elimino los antojos dulces

Ella no tenía un estilo de vida activo y pronto aumentó de peso, pero después de ver que una amiga suya había adelgazado mucho, se animó a emprender el viaje.

"Me encontré con una amiga que no había visto en mucho tiempo y había perdido 10 kilos desde la última vez, y se veía increíble. Sentí que si ella podía hacerlo, yo también podría, y me animó a comenzar una cuenta de Instagram, donde ya tiene más de 118.000 seguidores

La mujer pasó de pesar 62 kilos a 57, de sus 38 a sus 42 años. Aunque la pérdida de kilos no es destacable, las fotos de comparación son asombrosas.

¿Cuál es su secreto? ¿Cómo lo ha hecho? Peters confirma que su secreto ha sido el ayuno intermitente: consumir todas sus comidas en un período de ocho horas la mayoría de los días, lo que elimina los antojos de azúcar y obliga a su cuerpo a usar grasa almacenada para obtener energía.

Nunca es tarde

Ella tiene la misión de demostrar que nunca es tarde para recuperar la figura, aun después de tener hijos. Joanne explicó: "Era consciente de mi cuerpo antes de perder peso. Odiaba sentirme floja y sabía que mi dieta estaba causando problemas con mi piel y no estaba ayudando a mi salud general ni a mi estado de ánimo".

"Probablemente fui mi crítico más severo. Estaba harta de sentirme deprimida, y mi piel, cabello y uñas no estaban en su mejor momento. Sabía que necesitaba cambiar mi dieta y ponerme en forma", detalla en una de sus publicaciones de Instagram.

Ella lo consiguió con el ayuno intermitente. "Hizo fácil la pérdida de grasa y el mantenimiento. Es una herramienta, no una dieta. Yo tomo mis comidas en un plazo de ocho horas casi todos los días (12-8pm).

"La razón por la que funciona tan bien para mí es que me impide pensar en la comida las 24 horas, elimino todos los antojos dulces que son mi perdición y obliga a mi cuerpo a usar grasa almacenada para obtener energía. También tiene muchos otros beneficios además de ayudar con la pérdida de peso".

Ella dijo que prefiere no contar las calorías y simplemente come tan sano como puede.

También hace pesas

El ayuno intermitente que sigue Peters es famoso y polémico a la par. Mientras que muchos nutricionistas no lo recomiendan porque el metabolismo se vuelve vago, quema menos calorías y cuando volvemos a la normalidad engordamos el doble, algunos de ellos son fanáticos del régimen. De hecho, recientes estudios han revelado que realizarlo en días alternos reduce la ingesta de alimentos varios días de la semana, lo que podría ayudar a perder peso a algunas personas, sobre todo aquellas que no son capaces de seguir un método tan estricto.

No obstante, la efectividad a corto plazo de esta dieta ha sido probada en una reciente investigación, que demostró que quienes siguieron este sistema perdieron un 9% de grasa corporal en cuestión de seis meses, la misma cantidad de peso que en una dieta clásica. Por otro lado, un estudio publicado en 2011 y realizado sobre mujeres que padecían sobrepeso u obesidad a las que se obligó a comer 540 calorías dos días por semana –su consumo diario era de 1.500 calorías el resto de días– confirmó que perdieron entre cinco y seis kilos en medio año.

Joanne va al gimnasio tan a menudo como puede y levanta pesas cinco veces por semana durante 30-40 minutos cada vez

Además del ayuno intermitente, nuestra protagonista también hace ejercicio. "Mi transformación no comenzó hasta seis años después de mi segundo parto. Mi cuerpo se recuperó bien. Y aunque estaba muy débil, no tardé en ver mejoras".

Joanne va al gimnasio tan a menudo como puede y levanta pesas cinco veces por semana durante 30-40 minutos cada vez. También trata de dar un paseo una o dos veces por semana.

"Me siento bien con mi cuerpo, especialmente porque es el mejor que he tenido en mi vida", escribe. "La gente me felicita por mi progreso todo el tiempo y dicen que se sienten inspirados sabiendo que nunca es demasiado tarde y que pueden recuperar su cuerpo después de tener hijos".

Su consejo es centrarse en la comida, ya que realmente es el factor más importante, sin importar cuáles sean tus objetivos. "El entrenamiento con pesas es el camino a seguir y hay muchos programas para elegir que funcionan. Solo asegúrate de seguir presionando tu cuerpo. Los entrenamientos nunca deberían ser fáciles".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios