Es noticia
Menú
Rusia afirma tener un 'arma secreta' para eliminar el 'misil infalible' ucraniano
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Según un experto militar ruso

Rusia afirma tener un 'arma secreta' para eliminar el 'misil infalible' ucraniano

Según un experto militar reconocido como "propagandista del Kremlin", Rusia tiene una 'arma secreta' que eliminará los misiles de largo alcance de EEUU con los que Ucrania está destrozando a los rusos

Foto: El sistema de misiles guiados de largo alcance HIMARS está destrozando al ejército ruso. (U.S. Army/Spc. Daniel J. Alkana)
El sistema de misiles guiados de largo alcance HIMARS está destrozando al ejército ruso. (U.S. Army/Spc. Daniel J. Alkana)

Rusia empieza a oler a muerto en Ucrania y sus propagandistas ahora atacan aún más fieramente que los ‘fanboys’ rusófilos que han convertido Twitter y las secciones de comentarios en una macedonia de tonterías. El último ha sido Alexei Leonkov, un experto militar del régimen neozarista y estrella del canal propagandístico Rossiya-1. Leonkov afirma que Putin tiene un “arma secreta” con la que destruirá los efectivos misiles americanos de largo alcance HIMARS.

Foto: El Great Magellan Telescope, de casi 25 metros de diámetro, estará alojado en un edificio de 12 plantas en Los Andes de la región de Atacama, Chile. (GMTO)

Unos misiles que la propaganda rusa ya dijo que habían sido destruidos, pero que, al parecer, necesitan destruirse una vez más con un arma "sorpresa" que, según promete Leonkov, va a lanzarse muy pronto. “El sistema estadounidense ha sido ‘hackeado’. Y nuestro desarrollo secreto se desplegará en todas las direcciones. Un buen sistema, todavía no puedo nombrarlo, pero funciona a distancias mucho mayores, alcanzando instantáneamente el sitio de lanzamiento. Para los estadounidenses, esta fue una sorpresa muy desagradable", aseguró en Rossiya-1 según el diario Pravda.

El poder de los HIMARS

Pero los datos y decenas de vídeos publicados online cuentan otra historia muy diferente. Lo que ha sido una sorpresa muy desagradable para el Ejército ruso ha sido ver cómo los HIMARS han cambiado literalmente el curso de la guerra. Una fuente del Pentágono afirmó recientemente que, según las observaciones de sus aviones y satélites espía, Ucrania ha utilizado los HIMARS para destruir más de 100 objetivos rusos de “alto valor” táctico y estratégico, como almacenes de munición, piezas y combustible vitales para la logística del Ejército invasor.

Vídeo que explica cómo funcionan lo HIMARS y su alta efectividad en Ucrania.

La prueba no solo está en lo que dice EEUU o el ministerio de defensa de Ucrania. Los defensores ucranianos están destrozando las líneas de suministros del ejército invasor hasta el punto de paralizar la ofensiva de Putin en el Donbás, que ahora es incapaz de suministrar munición a su artillería. El colapso es tal que Ucrania ha podido iniciar una contraofensiva para reconquistar Jersón. Tanto es así que el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú ha admitido públicamente que su objetivo principal es ahora eliminar las armas de misiles y artillería de largo alcance de Ucrania. Para conseguirlo, según el analista del Centro de Análisis Naval (CNA) experto en drones rusos Samuel Bendett, la única manera es utilizar cientos de drones kamikazes que Rusia no tiene ni puede producir. Esto no parece la fantástica “arma secreta” con la que amenaza Leonkov.

La ‘wunderwaffe’ de Putin

Putin — con Leonkov y el resto de sus acólitos — llevan durante años vendiendo estas armas fantásticas al mundo, pero desde la invasión se habla de ellas de forma inversamente proporcional al grado de éxito real de las armas rusas sobre Ucrania, una verdadera exhibición de la chapuza que es la industria de la dictadura exsoviética.

placeholder Una ilustración de una de las armas fantásticas de Putin, el misil hipersónico Zircón. (Cedida)
Una ilustración de una de las armas fantásticas de Putin, el misil hipersónico Zircón. (Cedida)

La obsesión con estas armas del futuro recuerda a la que Hitler y algunos de sus ministros nazis, que pensaban que sus armas maravilla — la ‘wunderwaffe’ — iban a salvarles de su destrucción. Al final, la ‘wunderwaffe’ hitleriana fue una chapuza del Profesor Bacterio que nunca llegó a materializarse, que es lo mismo que parece que está pasando con la ‘wunderwaffe’ putiniana.

Las armas fantásticas siguen sin llegar a Ucrania. El ‘caza invisible’ Su-57 ‘Felón’, por ejemplo, no es invisible y se ha demostrado como un churro inoperativo producto de la corrupción suprema, la tecnología fallida, la fabricación de baja calidad y la falta de componentes que definen la industria armamentística rusa. El caza del futuro Su-75 ‘Jaque mate’ ha sido otro fiasco, una maqueta imposible de fabricar para la que no hay ni presupuesto.

Colapso industrial

Mientras se esperan las ‘armas secretas’, las convencionales siguen fallando. Sus misiles crucero en Ucrania tienen tasas de error de hasta el 60%, según los expertos militares. Los ucranianos han podido también destruir o inutilizar tanques de última generación con misiles Javelin. A los fabulosos blindados T-4 Armata no se les ha visto el pelo porque no tienen más que prototipos. Sus robots de combate inteligentes Uran-9 — que Rusia intentó probar en Siria en 2018 — ni son inteligentes ni funcionan. Algunos de sus drones están literalmente montados con cinta aislante. De hecho, Rusia se está quedando sin drones funcionales y ha tenido que salir corriendo a comprarlos a Irán o literalmente a AliExpress por correo urgente. Y de los famosos camiones varados gracias a ruedas podridas de baja calidad, ni hablamos.

placeholder Un prototipo del Su-57 Felón en la feria aeroespacial de Moscú de 2011. (Cedida)
Un prototipo del Su-57 Felón en la feria aeroespacial de Moscú de 2011. (Cedida)

A todo esto hay que añadir las deficiencias de su sistema de geolocalización GLONASS, el equivalente soviético del GPS norteamericano. Hay múltiples informes de pilotos rusos en sus canales de Telegram que dicen estar usando receptores GPS de marcas de consumo occidentales como Garmin. Como apunta Eurasian Times y otros medios, incluso hay fotografías publicadas por páginas rusas que los muestran atados a las cabinas de aviones militares como los Sukhoi Su-24 y Su-34. Aviones que, por otra parte, están cayendo como moscas sobre suelo ucraniano.

¿Cuál es esta arma secreta?

No se sabe cuál es el arma a la que se refiere Leonkov. El planeador nuclear Avangard, del que Putin decía que era como “un meteorito, como una bola de fuego”imposible de derribar a velocidades de hasta Mach 20, no puede ser. El Avangard entró en servicio en 27 de diciembre de 2019, según el Kremlin, y todavía no se ha utilizado en la guerra de Ucrania ni sería útil contra los HIMARS. El Kinzhal, un misil hipersónico que sí ha volado en Ucrania de forma limitada, se usa para atacar blancos que podrían ser eliminados con misiles crucero convencionales, misiles guiados o bombas ‘tontas’, que al final son las que están usando para destruir centros civiles y saturar las defensas ucranianas. El torpedo nuclear Poseidón acaba de entrar en servicio, dice Rusia, pero su utilidad en Ucrania es nula a no ser que Putin quiera empezar la Tercera Guerra Mindual.

placeholder Putin, como Hitler, cree que las 'armas fantásticas' del futuro son su salvación. (Reuters)
Putin, como Hitler, cree que las 'armas fantásticas' del futuro son su salvación. (Reuters)

Quizás Leonkov se refiere a los misiles hipersónicos 3M22 Zircón que, según recientes declaraciones del Ejército ruso a la agencia gubernamental TASS, se va a poner ya en servicio en la armada exsoviética después de dos años y medio de pruebas supuestamente exitosas. Pero los Zircón no son secretos, así que el arma secreta mágica de Leonkov, tan avanzada y futurista que es capaz de destruir baterías HIMARS de forma casi instantánea, debe ser otra. O quizás Leonkov le está dando a las drogas como el Oberbefehlshaber der Luftwaffe Herman Göring, el mariscal de blanco que, como Hitler, pensaba que iban a ganar la guerra en Europa gracias a armas maravillosas que nunca se materializaron.

Rusia empieza a oler a muerto en Ucrania y sus propagandistas ahora atacan aún más fieramente que los ‘fanboys’ rusófilos que han convertido Twitter y las secciones de comentarios en una macedonia de tonterías. El último ha sido Alexei Leonkov, un experto militar del régimen neozarista y estrella del canal propagandístico Rossiya-1. Leonkov afirma que Putin tiene un “arma secreta” con la que destruirá los efectivos misiles americanos de largo alcance HIMARS.

Militar Ucrania Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda