Es noticia
Menú
El gran problema de los misiles rusos en Ucrania
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Según el Pentágono

El gran problema de los misiles rusos en Ucrania

Según los expertos norteamericanos y los datos de la guerra de Ucrania, algunas de las armas fantásticas de Rusia no son tan fantásticas como nos vendía Vladímir Putin

Foto: MiG-31K llevando un misil Kinzhal. Foto: Mil.Ru.
MiG-31K llevando un misil Kinzhal. Foto: Mil.Ru.

Expertos militares de EEUU afirman que algunos de los misiles hipersónicos rusos no son tan 'fantásticos' como los pintaba el autócrata Vladimir Putin en 2018. De hecho, aseguran que los datos de la guerra de Ucrania demuestran que su precisión y efectividad son extremadamente malas a pesar de su obvio poder destructivo.

Foto: Rénder 3D de concepto de caza de combate de sexta generación. (Lockheed Martin)

Así lo ha declarado Glen VanHerck — el general del ejército del aire que lidera el comando norte de los EEUU — ante el subcomité de las fuerzas estratégicas del senado: "[Rusia] ha tenido problemas con algunos de sus misiles hipersónicos en lo que a precisión se refiere".

¿Escopetas de feria?

Como apunta el Instituto Naval de los Estados Unidos, VanHerck se refirió a datos recogidos sobre el terreno para argumentar que el Pentágono ya no piensa en estas supuestas 'armas maravilla' de Putin en los mismos términos que antes. De hecho, como dice la publicación militar 1945, esta falta de precisión podría explicar el uso que los rusos están haciendo de estos misiles. Como dice el portavoz del Pentágono John Kirby, "hemos visto a los rusos usar misiles hipersónicos durante los últimos 75 días en gran parte para atacar edificios”, algo que según él no tiene sentido desde el punto de vista táctico.

placeholder Montando un misil Daga en un Mig
Montando un misil Daga en un Mig

Tampoco han disparado muchos de estos misiles, según los datos que manejan. Sólo una fracción de los misiles utilizados son de esa clase. Además, según John Plumb, subsecretario del Departamento de Defensa norteamerianco para política espacial, los rusos han utilizado 1.500 misiles para atacar a edificios civiles, otro dato que no parece lógico. Es un gasto innecesario, según los expertos.

“No cambia las reglas del juego”

El transcurso de la contienda parece estar confirmando las sospechas iniciales de los americanos, que no entienden cómo los rusos están usando estas armas para atacar edificios cuando podrían usar otras más baratas. Según el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto de los EEUU, estos misiles hipersónicos de Rusia no han tenido un impacto significativo en la guerra ni han cambiado las reglas del juego. Esto contrasta claramente con declaraciones anteriores al conflicto, en las que los altos cargos del Pentágono veían con preocupación las legendarias armas de Putin.

placeholder Un misil ruso sin explotar
Un misil ruso sin explotar

Tanto Putin como Yuri Borisov — su primer ministro adjunto para el desarrollo militar — llevan años vendiendo la idea de que sus armas de vanguardia son imparables e inigualables en occidente. De su planeador nuclear Avangard, Putin decía que era como “un meteorito, como una bola de fuego” imposible de derribar a velocidades de hasta Mach 20, veinte veces la velocidad del sonido. El Avangard entró en servicio en 27 de diciembre de 2019, según el Kremlin. Todavía no se ha utilizado en la guerra de Ucrania.

Del Kinzhal — el misil hipersónico que sí se usa en Ucrania — Borisov dijo en su día que "no hay nada como Kinzhal en ningún estado del mundo. Un misil que vuela a una velocidad de más de diez veces la velocidad del sonido y al mismo tiempo maniobra a lo largo de toda la trayectoria de su vuelo para que sea realmente imposible que sea interceptado por sistemas de defensa aérea". Y, aún así, son usados para atacar blancos que podrían ser eliminados con misiles crucero convencionales, misiles guiados o bombas ‘tontas’.

¿‘Wunderwaffe’ o armas del Profesor Bacterio?

Todo esto es, como mínimo, extraño. Desde que comenzó la guerra, hemos escuchado cómo Rusia debía estar guardando lo mejor de su arsenal para la siguiente oleada porque no quería malgastar recursos en esta guerra a no ser que fuera totalmente necesario. Pero, más de tres meses después — y a pesar de la extrema e indiscriminada destrucción en las ciudades ucranianas — los rusos siguen perdiendo tropas y armamento a un ritmo brutal. Y, aún así, siguen usando misiles y vehículos convencionales con unos porcentajes de fallos impensables en un cuerpo militar moderno.

placeholder Putin durante el evento de presentación de sus seis armas superavanzadas en el centro Manezh Central Exhibition Hall, cerca de el Kremlin, el 1 de marzo de 2021
Putin durante el evento de presentación de sus seis armas superavanzadas en el centro Manezh Central Exhibition Hall, cerca de el Kremlin, el 1 de marzo de 2021

Hoy sigue sorprendiendo que, en las semanas posteriores al comienzo de la invasión, Reuters citó a tres funcionarios estadounidenses de la inteligencia militar que afirmaban que el 60 por ciento de los misiles guiados de “precisión” fallaban. Ahora, según los militares norteamericanos, sigue pareciendo que el armamento avanzado ruso no funciona como se pensaba.

Quizás Rusia sí que esté guardando lo ‘mejor’ para más adelante e, inexplicablemente, por ahora sólo usa morralla aunque el coste sea brutal y esté poniendo al país y a Putin al límite de la derrota. O puede que su única carta real sean las armas nucleares y que su ‘wunderwaffe’ — las armas maravilla que tanto gustaban a Hitler y los Nazis y ahora son la jugada de Putin — sean una chapuza digna del Profesor Bacterio o Pepe Gotera y Otilio. Lo más probable es que la realidad esté en el medio de estos dos extremos. Esperemos que nunca tengamos que descubrir cuál es la realidad.

Expertos militares de EEUU afirman que algunos de los misiles hipersónicos rusos no son tan 'fantásticos' como los pintaba el autócrata Vladimir Putin en 2018. De hecho, aseguran que los datos de la guerra de Ucrania demuestran que su precisión y efectividad son extremadamente malas a pesar de su obvio poder destructivo.

Misiles Ucrania
El redactor recomienda