ACTIVIDAD SOCIAL, TIEMPO DE USO Y UBICACIÓN

Los smartphones pueden predecir funciones cerebrales asociadas con la depresión

Comparando los datos obtenidos con escaneos cerebrales, se logró una precisión del 80 por ciento

Foto: Dos mujeres usando sus teléfonos móviles (Foto: Pexels)
Dos mujeres usando sus teléfonos móviles (Foto: Pexels)

Nuestros teléfonos móviles, queramos o no, dan mucha información sobre nosotros: dónde estamos, qué nos gusta, etc. Ahora un estudio científico señala que, incluso, pueden predecir la conectividad entre las regiones del cerebro que son responsables de las emociones a través de la actividad social, el tiempo de uso y la ubicación

En la investigación, desarrollada por la Universidad de Dartmouth (Estados Unidos), se analizaron los datos del uso del teléfono junto con los resultados de resonancias magnéticas para confirmar que la información recopilada pasivamente puede reflejar la actividad en el cerebro relacionada con rasgos como la ansiedad.

Las predicciones basadas únicamente en los datos del teléfono coincidieron con los escaneos cerebrales con una precisión del 80 por ciento, según explican los investigadores en la revista científica 'Proceedings of the ACM on Interactive, Mobile, Wearable and Ubiquitous Technologies'.

Un complemento a los escáneres cerebrales

"Una simple información sobre cómo alguien está usando su smartphone puede proporcionar una mirada al complejo funcionamiento del cerebro humano", explica a Neuroscience News Mikio Obuchi, estudiante de doctorado en el Departamento de Ciencias Informáticas de la Universidad de Dartmouth y autor principal del estudio.

"Una simple información sobre cómo alguien está usando su smartphone puede proporcionar una mirada al complejo funcionamiento del cerebro humano"

"Aunque esta investigación apenas está comenzando, se espera que la combinación de los datos de los teléfonos, en lugar de la resonancia magnética fMRI sola, acelere la investigación para entender mejor cómo funciona el cerebro humano", añade.

De acuerdo con la investigación, la frecuencia y el tiempo que un individuo usa su teléfono proporciona información sobre el funcionamiento entre la corteza prefrontal ventromedial y la amígdala, dos centros claves del cerebro relacionados con el estado emocional.

Una joven consulta su teléfono móvil. Foto: Pixabay
Una joven consulta su teléfono móvil. Foto: Pixabay

La corteza prefrontal ventromedial es responsable del autocontrol, la toma de decisiones y la evaluación de riesgos. La amígdala desencadena la respuesta de "lucha o huida" y ayuda a los individuos a determinar las emociones de los demás.

Además de los datos sobre la actividad social, el tiempo de uso y el lugar, también se recogió para el estudio información sobre los patrones de ejercicio y de sueño.

Relación con otras actividades

La investigación halló que mayor tiempo de uso, ejercicio regular, acostarse más temprano, mayor interacción social y ciertos patrones de ubicación inferidos pasivamente a partir de datos telefónicos coincidían con un estado de mayor conectividad funcional entre las regiones del cerebro. Este aumento de la actividad indica un estado emocional más positivo.

El uso de información pasiva obtenida de un teléfono móvil elimina la subjetividad que complica otras técnicas de recopilación de información

El resultado de la investigación se alinea con la evidencia clínica que muestra que una conectividad más fuerte entre la corteza prefrontal ventromedial y la amígdala se asocia con niveles más bajos de ansiedad y depresión. Una conectividad funcional más débil, por otro lado, representa un estado emocional más negativo.

Al cotejar los datos telefónicos con los resultados de la IRMf, los investigadores pudieron predecir qué sujetos de la investigación tenían mayor o menor conectividad entre las regiones cerebrales con una precisión del 80 por ciento.

"Los teléfonos pueden ayudar a los individuos y a los proveedores de salud a aprender más sobre los patrones de comportamiento a partir de las observaciones cotidianas", añade Jeremy Huckins, profesor de Ciencias Psicológicas y Cerebrales en la Universidad de Dartmouth y coautor del estudio.

Según el equipo de investigación, el uso de información pasiva obtenida de un smartphone puede ayudar a eliminar la subjetividad que a menudo complica otras técnicas de recopilación de información sobre el bienestar emocional, como las entrevistas personales y los autoinformes en los cuestionarios.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios