¿Son buenos los probióticos para combatir la depresión?
  1. Tecnología
  2. Ciencia
LA CIENCIA NO SE PONE DE ACUERDO

¿Son buenos los probióticos para combatir la depresión?

Los científicos siguen estudiando si existe conexión entre la salud de nuestro tracto digestivo y las enfermedades mentales

placeholder Foto: Probióticos, una buena ayuda para la microbiota... cuando están bien indicados (iStock)
Probióticos, una buena ayuda para la microbiota... cuando están bien indicados (iStock)

Un nuevo estudio, basado en la revisión de la literatura médica, sugiere que los probióticos, esos alimentos o suplementos que contienen microbios y que se cree que ejercen una influencia positiva en nuestro intestino, podrían ayudar a aliviar la depresión.

Los científicos en los últimos años han mostrado su interés en la conexión existente entre la salud de nuestro tracto digestivo y las enfermedades mentales. Ante ello, investigadores de la Universidad de Brighton y del Croydon College (Reino Unido) han decidido repasar las investigaciones al respecto y verificar la existencia o no de relación.

Foto: El kéfir es un probiótico natural. (iStock)

Se analizaron 71 estudios publicados entre 2003 y 2019 que investigaban cómo los probióticos y los prebióticos, compuestos que ayudan a que los probióticos prosperen, pueden ayudar a los adultos con depresión y/o trastornos de ansiedad.

"Mejoras significativas"

Sólo 7 de los 71 se consideraron suficientemente sólidos para incluirlos en el examen sistemático, pero todos ellos mostraron "mejoras significativas" al medir el efecto de la toma de pre/probióticos en comparación con ningún tipo tratamiento o un placebo.

"Las personas con depresión deben buscar consejo médico y no intentar tratarse a sí mismos con suplementos dietéticos, que no cuentan con beneficios probados"

Aunque los suplementos probióticos, ya sea solos o en combinación con prebióticos, pueden estar vinculados a reducciones medibles de la depresión, la posible contribución a la disminución de la ansiedad aún no está clara, según el estudio

No obstante, los investigadores advierten que ninguno de los estudios incluidos duró demasiado tiempo y la muestra fue pequeña, algo que dificulta sacar conclusiones firmes sobre los efectos generales, la duración de los mismos y si podría haber algún efecto secundario no deseado asociado con el uso prolongado.

placeholder Kéfir, un probiótico natural. iStock
Kéfir, un probiótico natural. iStock

"Aunque estos estudios publicados afirman mostrar algunos beneficios de los probióticos sobre la depresión, no tenemos ni idea de si hubo otros estudios que no mostraron ningún efecto y que no fueron publicados", aclara a CNN David Curtis, psiquiatra consultor jubilado y profesor honorario del University College London. "Las personas con depresión deben buscar consejo médico y no intentar tratarse a sí mismos con suplementos dietéticos, que no cuentan con beneficios probados", añade.

No obstante, los investigadores, que publican sus hallazgos en la revista científica 'BMJ Nutrition, Prevention & Health', explican que los probióticos pueden ayudar a reducir la producción de sustancias químicas inflamatorias, como las citoquinas, o pueden ayudar a dirigir la acción del triptófano, una sustancia química que se cree que es importante en el eje intestino-cerebro en los trastornos psiquiátricos.

No hay suficiente evidencia

Además, las personas con depresión suelen tener también otras afecciones subyacentes, como el deterioro de la producción de insulina y el síndrome del intestino irritable, y los probióticos pueden influir en la forma en que una persona experimenta la depresión al aliviar esas afecciones.

Pueden ayudar a dirigir la acción del triptófano, una sustancia química que se cree que es importante en el eje intestino-cerebro en los trastornos psiquiátricos

A pesar de esto, no está claro si el uso de probióticos en el tratamiento de los trastornos digestivos es efectivo. Una revisión publicada por la Asociación Americana de Gastroenterología concluía que no hay suficiente evidencia para recomendar el uso de probióticos para la mayoría de las enfermedades digestivas.

Los estudios de la revisión examinaron 12 cepas de probióticos, principalmente Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus casei y Bifidobacterium bifidum. Un estudio examinó el tratamiento preprobiótico combinado, mientras que otro examinó la terapia prebiótica en sí misma.

Enfermedades mentales Bacterias Depresión
El redactor recomienda