Es noticia
Menú
Corralito cripto: por qué el nuevo derrumbe del bitcoin es aún más preocupante que el anterior
  1. Tecnología
LUNES NEGRO

Corralito cripto: por qué el nuevo derrumbe del bitcoin es aún más preocupante que el anterior

Una de las 'fintech' más importantes del sector ha congelado las cuentas de sus 1,7 millones de clientes y ha hundido al resto de las criptomonedas. Tras semanas de caídas y con la economía por los suelos, el golpe puede ser letal

Foto: Foto: Reuters/Agustín Marcarian.
Foto: Reuters/Agustín Marcarian.

Las criptomonedas también tienen sus propios corralitos. Celsius, una importante empresa del mundo de las criptomonedas, ha anunciado que suspende las retiradas de dinero de su plataforma, además de paralizar los intercambios de divisas. No han puesto un plazo para restablecer estos servicios, pero sí han dado un motivo, las “condiciones extremas del mercado”. Horas después, la principal casa de cambio cripto, Binance, paralizó durante 3 horas determinadas transacciones por un problema técnico. Y todo en uno de los momentos más delicados para el sector, cuya valorización ya ha roto el suelo del billón de dólares, algo que no ocurría desde 2020. El hundimiento no deja lugar a dudas: todas las criptos mueven la mitad de capital que en abril y un tercio menos que en noviembre, su último pico.

"Estamos trabajando para proteger los activos y cumplir con nuestras obligaciones con los clientes", ha explicado Celsius en un comunicado, donde hace hincapié en que su objetivo es "estabilizar la liquidez y restablecer las retiradas, los canjes y las transferencias entre cuentas lo antes posible". Lo sorprendente es que el pasado 7 de junio, apenas una semana antes del corralito, lanzaron una nota en la que aseguraban que no habían tenido "ningún problema para satisfacer las solicitudes de retirada".

Detrás de todas esas palabras, hay algunos hechos. Uno de ellos es que los responsables del proyecto habían preparado el terreno durante las 72 horas previas, en las que traspasaron cerca de 104.000 ethers —entre 150.000 y 200.000 dólares al cambio— de sus fondos a FTX, uno de los principales 'exchange' de criptomonedas. El otro aspecto clave es la caída en picado de su 'token', también llamado celsius, que llevaba meses hundiéndose. Si en enero tenía un precio de 4,5 dólares, antes del fin de semana estaba en 50 céntimos. Tras el anuncio, se ha desplomado a la mitad. Eso sí, solo era un negocio accesorio.

El chorro de dinero de Celsius

Uno de los aspectos más conocidos de esta 'fintech' es la concesión de préstamos, pero con una particularidad: tú dejas criptomonedas, pero ellos te dan dólares. Este sistema es una solución habitual para aquellos que no quieren sacar dinero del entorno cripto, algo que conlleva pagar determinadas comisiones. De este modo, quien quiere obtener uno de estos créditos, tiene que avalar la operación depositando una cantidad de bitcoins o ethers que debe ser, al menos, la mitad de lo que se va a pedir. El tirón del modelo, que cuenta con 1,7 millones de usuarios, viene porque sus tipos de interés son más bajos que los que paga por los depósitos. Al mismo tiempo, ofrece rentabilidades de hasta el 17% a quienes guardan allí su capital.

¿Cómo lo compensa? Pues no está del todo claro, algo que ha hecho que levante sospechas desde hace tiempo. En cambio, sí que se sabe que hace determinadas inversiones para mantener las cuentas, casi todas relacionadas con las criptomonedas. Por ejemplo, en los últimos años se ha dejado cerca de 500 millones en la industria del minado de bitcoins, y otros tantos en Anchor, el protocolo de terra, la 'stablecoin' que hizo que se tambaleara el mercado hace unas semanas. Otra de sus apuestas fue BadgerDAO, donde decidieron alojar parte de sus fondos... hasta que les fueron sustraídos tras un 'hackeo', aunque no llegaron a especificar cuánto perdieron. No es el único asunto turbio que ha rodeado a la empresa. El pasado noviembre, su entonces director financiero, Yaron Shalem, fue detenido en Israel y acusado de fraude, si bien aún no se conocen los pormenores del caso.

*Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí.

Nada de lo anterior ha hecho que deje de ser atractivo en el sector. Uno de sus competidores, Nexo, apenas ha tardado unas horas en ofrecerse como su salvador, mostrando su interés en hacerse con "la mayoría o el total de cuentas por cobrar de préstamos garantizados por los activos colaterales correspondientes, así como activos de marca y la base de datos de los clientes". Se trata de una de las pocas salidas que pueden tener los cientos de miles de personas que tenían ahí guardado su dinero, pues la falta de regulación impide que sus usuarios tengan un respaldo legal similar al de la banca convencional.

En cualquier caso, la dimensión de Celsius es diminuta si se compara con la de Binance, que este lunes ha hecho temblar a muchos. Horas después de Celsius, el CEO de la que es la casa de cambio de criptomonedas más grande del mundo, Changpeng Zhao, ha comunicado "una pausa temporal" de las retiradas mediante la 'blockchain' Bitcoin por un problema técnico. "Una transacción atascada", en sus palabras. Si bien había recalcado que "los fondos están a salvo" y que se solucionaría en cerca de 30 minutos, la incidencia al final duró tres horas. "Es probable que esto tarde un poco más en arreglarse que mi estimación inicial". Aquello hizo que los sudores fríos recorrieran el mundo cripto, aunque finalmente consiguieron restablecer el servicio.

Las criptos no son una isla

Cuando el dinero llueve, es complicado que se revelen las costuras de los proyectos. Sin embargo, si el mercado afloja, todo se ve con una claridad cegadora. Es lo que está pasando este sector, con divisas arruinadas como terra y luna o el hundimiento de los NFT y los criptojuegos, que ayer parecían el futuro de la economía y hoy están en la UCI. "Estamos viendo cómo este tipo de activos no tienen la suficiente demanda para que sean un valor refugio ante la inflación. La liquidez que ha regado este mercado ahora ha salido despavorida", comenta Fernando Castelló Sirvent, economista y profesor de ESIC.

Foto: Una "máquina expendedora" de NFT en Nueva York. (EFE / EPA / Justin Lane)

Hay quien dice que ya ha habido varios inviernos cripto y siempre consiguen recuperarse. El problema es que esta vez es distinto, ya que todo está sucediendo en un contexto de mala situación económica general. Así, buena parte de las grandes bajadas en criptos en los últimos meses han tenido como precedente las subidas de tipos de interés —es decir, el encarecimiento de las deudas— anunciadas por los principales bancos centrales, como la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo. De hecho, es lo que explica que el hundimiento de las criptomonedas empezara días antes del anuncio de Celsius.

Así, la semana pasada el BCE confirmó que iba a aumentar estos porcentajes en julio de forma moderada y, después, en septiembre. Antes, el organismo estadounidense apuntó en la misma dirección, pero sin llegar a concretar. "El simple anuncio ya tiene efectos en el mercado, porque muchos quieren salirse de él para ganar liquidez", continúa este economista. Lo chocante de todo esto es que la razón de ser de las criptomonedas era crear una economía descentralizada e independiente de los actores tradicionales, pero han acabado dependiendo de lo que más odiaban, algo que no parece que por ahora vaya a cambiar. "Este jueves, el Banco de Inglaterra anunciará sus previsiones", avisa el profesor.

Las criptomonedas también tienen sus propios corralitos. Celsius, una importante empresa del mundo de las criptomonedas, ha anunciado que suspende las retiradas de dinero de su plataforma, además de paralizar los intercambios de divisas. No han puesto un plazo para restablecer estos servicios, pero sí han dado un motivo, las “condiciones extremas del mercado”. Horas después, la principal casa de cambio cripto, Binance, paralizó durante 3 horas determinadas transacciones por un problema técnico. Y todo en uno de los momentos más delicados para el sector, cuya valorización ya ha roto el suelo del billón de dólares, algo que no ocurría desde 2020. El hundimiento no deja lugar a dudas: todas las criptos mueven la mitad de capital que en abril y un tercio menos que en noviembre, su último pico.

Fintech Banco Central Europeo (BCE) Reserva Federal Tipos de interés
El redactor recomienda