Es noticia
Rusia avisa a EEUU (y al mundo) con un inquietante despliegue de tecnología militar
  1. Tecnología
Mucho Sukhoi y poco F-35

Rusia avisa a EEUU (y al mundo) con un inquietante despliegue de tecnología militar

Rusia ha mostrado esta semana en el Dubái Airshow, una de las mayores ferias de aviación del mundo, parte de su poderío militar en un claro pulso a EEUU y a sus aliados

Foto: Los espectaculares y precisos Russian Knights con sus aviones Su-30. (Juanjo Fernández)
Los espectaculares y precisos Russian Knights con sus aviones Su-30. (Juanjo Fernández)

Hablamos con mucho énfasis de China como la nueva superpotencia militar, pero se nos olvida a veces que Rusia sigue estando ahí. A los rusos, desde luego, no se les olvida. Siempre han alimentado ese tradicional pulso militar que mantienen con Estados Unidos, un pulso que ha resurgido con fuerza recientemente. Ha sido en el Dubái Airshow, uno de los certámenes de aviación más importantes del mundo celebrado esta semana. Allí Rusia ha mostrado no solo su actual poderío militar sino, lo más importante, el que está por llegar. Y el resultado no tiene nada que envidiar a la todopoderosa China.

La presencia rusa se hizo notar y si hubo un protagonista en aviación militar, ese fue el nuevo avión con el que Rusia espera copar el mercado de aviones modernos a "precios asequibles". Se trata del Sukhoi Su-75, más conocido por Checkmate o "Jaque mate". Aunque fue presentado por vez primera en la feria rusa MAKS 2021, a Dubái también llegó con toda su parafernalia de marketing y con una puesta en escena digna de cualquier 'show' de Las Vegas.

Foto: Aviones F-35B, sobre la cubierta del USS America. (US Navy)

Lo que de momento se puede ver de este avión es una maqueta a tamaño real, pero promete ser un avanzado caza de combate de quinta generación, aunque 'low cost', lo que de convertirse en realidad, podría ser una verdadera alternativa para países con presupuestos de defensa menos abultados. Se trata de un avión con líneas vanguardistas, monomotor y características furtivas. Sus prestaciones anunciadas no están nada mal y se supone que alcanzaría una velocidad de 1,8 Mach a alta cota, con una autonomía de unos 2.800 km.

El avión es de tamaño reducido para lo que acostumbran los diseños rusos, pero aun así dispone de una bodega central interna para armas, aunque en la maqueta no se observaban puntos de anclaje ni mucho espacio para ello. Su concepto de bajo coste se basa en utilizar parte de la tecnología desarrollada para el Su-57, entre ella la de sus motores, aunque ni estos ni el propio avión terminen de despegar. También se busca abaratar costes en cuanto a mantenimiento y ciclo de vida, aunque incorpora aspectos punteros como radar AESA, 'cockpit' con pantalla digital, designador electroóptico y, algo totalmente novedoso, versiones monoplaza, biplaza y no pilotada, así como otra naval.

placeholder Sukhoi 75 Checkmate y su espectacular puesta en escena. (Juanjo Fernández)
Sukhoi 75 Checkmate y su espectacular puesta en escena. (Juanjo Fernández)

Todo esto sobre el papel, claro, porque de momento solo existe la maqueta y el anuncio de que se había empezado a trabajar en los primeros prototipos, que no estarán en condiciones de volar antes de 2023 y cuya producción en serie comenzaría a partir de 2027, ambas fechas difíciles de cumplir. Además, plantea demasiadas dudas. Por un lado, decir que va a tener baja firma de radar y que se consiga son dos cuestiones bien distintas, sobre todo teniendo en cuenta que 'capacidad furtiva' y 'barato' son conceptos antagónicos.

También el reducido tamaño del avión y su bodega, junto al escaso espacio para puntos de anclaje exteriores, siembra dudas sobre su capacidad real de llevar armas y si algunas necesariamente irán fuera, lo que le haría muy visible a los radares. Sin embargo, la apuesta rusa es clara y ha despertado un inusitado interés, sobre todo cuando se habla de que su precio podría estar alrededor de los 30 millones de dólares, más o menos un tercio del coste (solo del avión) de un F-35A. El tiempo dirá en qué queda todo esto.

Helicópteros impresionantes

Rusia mostró al mundo también sus dos helicópteros de ataque más eficaces y probados, que además participaron en las exhibiciones en vuelo. Se trata del Mil Mi-28 Havoc y del Kamov Ka-52 Alligator. Ambos son modelos con bastantes años a cuestas, pero que salieron muy buenos y se han modernizado y mejorado. Son helicópteros con muy buena fama, fiables y capaces de llevar una tremenda carga de armas, lo que les hace muy temibles en el campo de batalla, donde ambos han demostrado su valía.

Del Mi-28 llevaron la versión NE, que es la variante de exportación y de la que disponen países como Argelia. Su capacidad de carga es espectacular, más de tonelada y media de una combinación letal de cohetes, misiles contracarro Ataka-V, 9K121 'Vikhr' o 9M123 'Khrizantema', misiles aire-aire R-73 y otros tipos, como el nuevo misil guiado Izdeliye 305E. El Mi-28 va equipado también con un cañón de 30 mm en torre bajo el morro y cuenta con radar de onda milimétrica sobre el mástil, radar de seguimiento del terreno (en el morro) y FLIR (cámaras infrarrojas). También es un helicóptero muy bien protegido y blindado y dispone de defensas tipo DIRCM contra misiles infrarrojos.

placeholder Kamov Ka-52 con parte de su panoplia de armas. (Juanjo Fernández)
Kamov Ka-52 con parte de su panoplia de armas. (Juanjo Fernández)

El Kamov Ka-52 es la versión más moderna y avanzada del célebre Ka-50 Hokum, por lo que al Ka-52 también se le denomina Hokum B. Se trata de un helicóptero con varios aspectos diferentes al resto. El primero es que, fiel a la tradición de la oficina de Kamov, utiliza dos rotores contrarrotatorios en lugar del más extendido rotor antipar en la cola. El segundo es que, a diferencia del resto de helicópteros de ataque (incluido el Mi-28) en los que los dos pilotos van en cabinas en tándem (uno tras otro), en el Kamov los dos pilotos van sentados ‘lado a lado’ y cuentan, además, con asientos eyectables.

Es un helicóptero que también tiene una enorme capacidad de carga de armas, no dispone de cañón en torreta bajo el morro y en su lugar monta un cañón de 30 mm en el lateral derecho de su fuselaje. Puede utilizar casi todo el arsenal de misiles rusos y además de por Rusia, también ha sido adquirido por Egipto.

Presencia americana

Se esperaba una gran presencia norteamericana en una feria cuyo país anfitrión es un buen usuario de su material y en efecto la hubo, aunque con alguna decepción. En un momento en el que el producto estrella de los Estados Unidos es el F-35, se esperaba que trasladaran allí uno de sus ejemplares y que se le pudiera ver en vuelo. En su lugar, incluso cuando se debate la posible adquisición por Emiratos Árabes Unidos del polémico caza, Lockheed solo llevó una maqueta a escala real, algo que está muy bien para que los visitantes se hagan fotos sentados en su cabina, pero insuficiente para todo lo demás.

El despliegue de EEUU fue más predecible. Llevó dos C-130J Hercules, uno de ellos en configuración como cisterna. Igualmente, llevó un P-8A Poseidon de la US Navy, el polémico avión cisterna KC-96A, un avión que no ha salido bueno y con el que ni la propia USAF está satisfecha y un avión muy curioso, el E-11A, la versión militar del Bombardier Global Express utilizado como nodo de comunicaciones y un MV-22 Osprey que solo se exhibió en vuelo. Otra ausencia destacada fue la del helicóptero antisubmarino MH-60 Romeo.

placeholder Airbus A400M de la RAF. (Juanjo Fernández)
Airbus A400M de la RAF. (Juanjo Fernández)

Como Emiratos es un gran cliente, se expusieron casi todos los modelos norteamericanos de los que dispone su fuerza aérea, desde el enorme transporte cuatrimotor C-17 a varios F-16 Block 60, espectaculares con sus depósitos conformados y en su exhibición en vuelo. No faltaron los famosos AH-64D Apache, contrapunto de los helicópteros rusos y no menos impresionantes con su enorme capacidad de carga de misiles de todo tipo, como los Hellfire. También estaban los omnipresentes UH-60 Black Hawk, incluida una versión con transporte de motos eléctricas para Operaciones Especiales y otro ejemplar armado hasta los dientes con misiles, ametralladoras y cohetes. Y no pudo faltar el CH-47 Chinook en su versión Foxtrot, que es la que en breve recibirá España.

Sin embargo, la exhibición en vuelo la ganaron los rusos. La patrulla acrobática Russkie Vityazi (Russian Knights) no tuvo rival con sus 6 aviones Su-30SM. Sus evoluciones en vuelo lento y majestuoso, en una perfecta y compacta formación, muy difícil de hacer con un avión tan grande y pesado como el Su-30, conquistaron al público asistente.

placeholder F-16 Block 60 de Emiratos, tras el C-17, y al fondo el C-2 japonés. (Juanjo Fernández)
F-16 Block 60 de Emiratos, tras el C-17, y al fondo el C-2 japonés. (Juanjo Fernández)

También se vieron otras cosas interesantes, como el transporte japonés Kawasaki C-2, un avión con muy buena pinta y competencia directa del A-400M, pero sin ventas, o el también transporte brasileño Embraer C-390, un transporte en el rango de las 26 toneladas que promete, pero no termina de cuajar. En cuanto a aviones de combate, estaban el Rafale francés (con la reciente venta a Egipto), el hindú HAL Tejas, un pequeño avión de combate y el chino L-15, un avión de ataque ligero y adiestramiento. Por parte europea (y española) AIRBUS se llevó un A400M de la RAF, de los que se acaban de firmar dos ejemplares para Indonesia (otro éxito de ventas) y un C-295 de patrulla marítima emiratí, a los que echamos de menos haber podido ver en vuelo.

Pero si algo se pudo ver por todos lados fueron drones. De todos los tamaños y formas. Parecía que si no se exponía algún ingenio no tripulado no se estaba en el 'show'. Y ya, si iba cargado de todo tipo de armas, bombas, misiles o cohetes, mejor que mejor. En esto la empresa EDGE, de Emiratos, tiró la casa por la ventana y expuso una gran colección de vehículos no tripulados armados hasta los dientes. Está claro que en el futuro (y ya presente) no se podrá prescindir de ellos.

Tecnología Emiratos Árabes Unidos Tecnología militar
El redactor recomienda