Cabina digital y más tonelaje: la renovación que hará 'eterno' al mítico Chinook
  1. Tecnología
camino de los 100 años

Cabina digital y más tonelaje: la renovación que hará 'eterno' al mítico Chinook

El Chinook ha participado en todos los conflictos desde la Guerra de Vietnam y es una bestia de carga. Ahora va camino, otra vez, de modernizarse

Foto: CH-47F holandés en Mali (MinDef.NL)
CH-47F holandés en Mali (MinDef.NL)

En el mundo de la aviación hay aeronaves que traspasan la frontera del mero ingenio volador para convertirse en verdaderos mitos. Hay muchos ejemplos de ello y casi siempre vienen asociados a modelos con una dilatada vida operacional. El Chinook es justo uno de ellos, un helicóptero que va camino de superar la increíble cifra de 100 años prestando servicio en las fuerzas aéreas y terrestres de medio mundo. Ha participado en todos los conflictos desde la Guerra de Vietnam, es una bestia de carga y, por supuesto, también vuela en España. Ahora va camino, otra vez, de resucitar.

Pocos diseños han demostrado un éxito tan rotundo como el de este helicóptero ideado para transporte pesado. Sus orígenes se remontan a los diseños de Frank Piasecki, un ingeniero que se especializó en helicópteros y que fundó su primera compañía, P-V Engineering, en 1940. Poco después la empresa se transformó en Piasecki Helicopter Corporation y, tras la salida de la misma del propio Piasecki, pasó a denominarse Vertol (acrónimo de vertical take-off and landing) Aircraft Corporation.

Foto: SH-60B en la cubierta del la Fragata Blas de Lezo F-103. (Foto: Flickr/Armada Española)

En Vertol empezaron a experimentar con un diseño de helicóptero con rotores en tándem que presentaba algunas ventajas frente a los tradicionales de rotor principal y rotor antipar en la cola, ya que los rotores en tándem compensan el par generado por uno con el del otro al girar en sentido contrario. Estos diseños culminaron con el Model 107, iniciado en 1946 y que se convertiría en el CH-46 Sea Knight de la US Navy y US Marine Corps. Al ejército norteamericano le gustó el Model 107, pero lo encontró demasiado pequeño para sus necesidades, por lo que solicitó a la empresa una versión agrandada y que utilizara turbinas.

La respuesta fue el Model 114, que entusiasmó al Army, aunque los problemas financieros de Vertol propiciaron que fuera adquirida en 1960 por Boeing. El primer prototipo, denominado YCH-1B, voló el 2 de septiembre de 1961, para redesignarse en 1962 como CH-47A Chinook. Había nacido una leyenda.

placeholder CH-47D español de las FAMET (Juanjo Fernández)
CH-47D español de las FAMET (Juanjo Fernández)

A partir de ahí se ha fabricado en grandes cantidades, se ha exportado, se ha modernizado y han surgido numerosas versiones. En la actualidad las más modernas son las versiones ‘Foxtrot’ así como sus derivados para Operaciones especiales. Éstas últimas son las denominadas como MH-47 (en lugar de CH-47) y de ellas la más moderna y capaz es la “Golf’ (MH-47G).

Estos helicópteros MH son unas verdaderas máquinas dotadas de todo tipo de accesorios, entre ellos depósitos de combustible ampliados y sonda para reabastecimiento en vuelo (su rasgo distintivo más característico), armamento reforzado con cuatro ametralladoras (en lugar de las tres habituales), cabina de última generación, sistemas de navegación y comunicaciones ampliados y radar multimodo AN/APQ-174B, un modelo derivado del radar que utiliza el CV-22 Osprey.

Los Chinook españoles

España utiliza 17 helicópteros de este modelo encuadrados en el BHELTRA V (Batallón de Helicópteros de Transporte) de las FAMET (Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra). En enero de 1973 se recibieron en la Base Coronel Maté de Colmenar Viejo (Base principal de FAMET) las primeras tres unidades del nuevo helicóptero y se llegaron a adquirir 19 ejemplares en varias fases, de los que uno se perdió al poco de llegar (el ET-401) y otro (ET-413) en 1995.

Hasta 1991 el BHELTRA V disponía de 18 helicópteros en tres versiones diferentes, lo que no era nada adecuado, por lo que se realizó un programa de modernización que finalizó en 1993 con toda la flota homogeneizada al estándar ‘Delta’, ganando en operatividad y capacidad (se venía de versiones ‘Charlie’) pero también en mantenimiento y logística.

El desempeño de esta unidad, así como las capacidades operativas que el modelo proporciona al Ejército, son importantísimas. Por ello mantener y potenciar su operatividad se ha considerado clave y se va a acometer un importante proceso de modernización. Dicho proceso es ambicioso y contempla llevar toda la flota de 17 ejemplares al estándar ‘Foxtrot’, que es el modelo actual más avanzado salvo las mejoras que se hagan con el Bloque II, que luego trataremos con todo detalle.

placeholder CH-47F Chinook en Afghanistan (US Army)
CH-47F Chinook en Afghanistan (US Army)

La modernización es tan amplia que casi se va a tratar de un helicóptero nuevo, ya que en el proceso solamente se envían a la factoría de Boeing aquellas partes de los ejemplares actuales que serán reutilizadas y que, con franqueza, no son muchas. La operación va a salir por 981 millones de euros, por lo que cada helicóptero ‘Foxtrot’ nos costaría poco más de 58 millones. Una cifra muy interesante si pensamos que las últimas ventas de Chinook ‘Foxtrot’ nuevos a otros países han tenido un coste muy superior. Por ejemplo, la reciente aprobación de venta de 10 helicópteros CH-47F a Emiratos Árabes Unidos ha sido por un importe de 830 millones de dólares, casi 682 millones de euros.

La modernización contempla aspectos vitales como la nueva cabina de ‘glass cockpit’ o toda digital, por lo que el viejo panel actual con indicadores analógicos pasará a la historia. También se montarán nuevos alertadores de misiles AN / AAR-57A (V) 8 CMWS (Common Missile Warning System) de BAE System, que trabajarán en conjunción con los dispensadores de contramedidas AN/ALE-47. También se incluyen nuevos equipos de comunicación, sistema de misión, identificadores ‘amigo / enemigo’ (IFF) AN / AAR-57A, equipos de navegación y material auxiliar y recambios.

Un último detalle importante es que, a petición expresa, en la modernización se va a incluir un freno rotor. Este mecanismo permite un parado rápido del giro de los rotores, algo que resulta vital para operaciones navales. De esta manera los Chinook españoles se encontrarán perfectamente capacitados para operar desde unidades navales como el LHD Juan Carlos I o los buques franceses de la clase Mistral.

El Bloque II

Lo primero que hay que aclarar es que el Bloque II (o Block II) no es una nueva versión del CH-47 ni dará lugar a una nueva denominación. Es un paquete de mejoras ofrecido por Boeing que se aplicaría a los modelos existentes de las versiones más modernas, la ‘Foxtrot’ (CH-47F) y ‘Golf’ (MH-47G). De esta manera, cuando se aplica el Bloque II a uno de los helicópteros, aunque se trate de ejemplares recién salidos de fábrica, se denominarán según su versión de origen: por ejemplo, el caso de los recientemente entregados al SOCOM, que se denominan MH-47G Bloque II. El SOCOM (Special Operations COMmand) es el Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos.

placeholder MH-47G Block II (Boeing)
MH-47G Block II (Boeing)

Para esta última puesta a punto del viejo guerrero, Boeing propone una importante serie de mejoras que abarcan casi todos los aspectos clave del modelo. Estas mejoras suponen un importante incremento de las capacidades del helicóptero, que se consiguen en parte gracias a sus nuevos motores. El CH-47F incorpora dos turbinas T55-GA-714A con 4.867 cv (3.631 kW) cada una, mientras que para el Bloque II se están instalando las T55-715 con 6.500 cv (4.849 kW), algo más de un 20% de incremento.

Adicionalmente se ha mejorado el diseño de las palas de los rotores que afecta a la terminación de las puntas y se ha modificado todo el conjunto de engranajes y transmisiones, una de las partes más complejas del Chinook, con lo que se consigue un 9% más de eficiencia mecánica. También hay cambios en la estructura del fuselaje que, si bien mantiene las líneas típicas del helicóptero, se consigue aumentar la resistencia del mismo, lo que se traduce en un incremento de su capacidad para el manejo de cargas pesadas.

Por último, se ha mejorado su sistema de depósitos de combustible. Los ejemplares en servicio disponen de seis depósitos de combustible, tres a cada lado del fuselaje y que son fáciles de identificar pues son los notorios abultamientos en los laterales. Estos seis depósitos se repartían en uno central principal y otros dos más pequeños auxiliares a ambos lados, cada uno con su boca de llenado por gravedad, aunque el helicóptero dispone de sistema de repostaje a presión. Con el Bloque II se cambia esta disposición por dos grandes depósitos más ligeros y de mayor capacidad, lo que incrementa la autonomía de la aeronave y ahorra el peso del sistema de trasvase de combustible.

Con este paquete el Chinook Bloque II ve su capacidad de carga aumentada en una tonelada, con 22.000 libras frente a las 20.000 de un ‘Foxtrot’. El primer vuelo de un modelo con esta mejora aplicada tuvo lugar en 2019 y ya a lo largo de 2020 se han entregado varios ejemplares de la versión ‘G’.

Larga vida al Chinook

Seguir mejorando este helicóptero es algo en lo que todos están de acuerdo y ya se está trabajando en una nueva serie de mejoras que se introducirían en 2025, un Bloque III. La más importante es la que afecta a las turbinas y se especula que podría tratarse de un derivado de las T408, un propulsor de General Electric (supondría abandonar los tradicionales Lycoming) que ahora motoriza los helicópteros CH-53 de la US Navy y que entrega del orden de 7.500 cv (5.593 kw).

placeholder CH-47F (Boeing)
CH-47F (Boeing)

Todo este paquete de mejoras estaría disponible para la modernización de los ‘Foxtrot’ del US Army. Es sabido que para el gobierno norteamericano todo lo relativo a Boeing es algo estratégico, dada la crítica situación en que se puso la rama civil de la compañía tras el desastre del 737 MAX. Por eso no va a haber problemas en cuanto a la financiación de cualquier programa que suponga un alivio para el gigante estadounidense.

Tal es así que el Congreso ya habría aprobado la partida de fondos para acometer estas reformas en la flota del US Army, pero se da la paradoja de que el ejército ha dicho que, de momento, no. El motivo es que están satisfechos con las capacidades del ‘Foxtrot’ y preferirían utilizar el dinero en otras prioridades. Cosas del ‘primer mundo’, que tiene dinero para todo. En cualquier caso, está claro que el Chinook tiene cuerda para rato. Con más de 950 ejemplares volando en 20 países, pensar que se mantendrá en activo más allá del 2060 no es ninguna locura y seguirá aumentando su leyenda.

Tecnología militar Rotor General Electric Emiratos Árabes Unidos Helicópteros Boeing Transporte
El redactor recomienda