NO SON INMUNES A LA INCERTIDUMBRE

Las compañías españolas en UK y el Brexit: solo el 25% aumentará su inversión en 2019

El dinero español ha seguido fluyendo y los datos son positivos. Sin embargo, solo una de cada cuatro empresas españolas prevé incrementar su inversión por la incertidumbre

Foto: Manifestantes a favor del Brexit durante una protesta ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)
Manifestantes a favor del Brexit durante una protesta ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)

La inversión de las empresas españolas en el Reino Unido no queda inmune ante el Brexit. En los dos últimos años, el dinero español ha seguido fluyendo y es cierto que los datos son positivos: al final de 2016, había una inversión neta acumulada de 77.000 millones de euros en el mercado británico, destino predilecto en el extranjero, tan sólo por detrás de Estados Unidos.

Sin embargo, la incertidumbre ante la salida de la UE y la percepción del deterioro del clima para los negocios marcan cautela respecto a la evolución futura. Tan solo una de cada cuatro empresas españolas prevé incrementar su inversión para 2019.

Estas son las principales conclusiones que se extraen del primer Barómetro de la inversión española en el Reino Unido, donde se refleja la frustración que el Brexit está generando en las compañías con intereses en este país, cuyo Gobierno aún no ha conseguido que el Parlamento ratifique el Acuerdo de Retirada de cara al 29 de marzo, fecha marcada en el calendario para el divorcio.

En este sentido, para Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio, “una prórroga solo se justificaría si el Ejecutivo de Theresa May tiene una hoja de ruta”. “Es desconcertante que a falta de apenas cuatro semanas (para el Brexit) no se conozcan las condiciones de la separación. Si en dos años no se ha conseguido ratificar un acuerdo, la extensión de plazos solo se justifica si hay nuevos elementos que hagan pensar que finalmente se podrá lograr cerrar un pacto bueno para los Veintiocho”, afirmó en declaraciones a un grupo de periodistas en la Embajada, donde se presentó el estudio realizado por la Cámara de Comercio española en el Reino Unido.

Méndez aseguró que en estos dos últimos años "la inversión española ha sido resistente", aunque admitió que la incertidumbre no está creando ahora “el mejor escenario”. “Sería ingenuo pensar que las empresas no están esperando antes de tomar decisiones a que se aclare la situación y quede descartado un Brexit sin acuerdo”, matizó. “Como Gobierno nos estamos preparando para cualquier eventualidad y aconsejamos a las empresas que tengan sus planes de contingencia. Pero, aunque el tiempo es corto, confiamos que finalmente se pueda ratificar un pacto”, recalcó.

Pedro Sánchez habla con la primera ministra Theresa May durante una cumbre de líderes europeos en Bruselas. (Reuters)
Pedro Sánchez habla con la primera ministra Theresa May durante una cumbre de líderes europeos en Bruselas. (Reuters)

Por su parte, Graham Stuart, secretario de inversión del Gobierno británico, afirmó que su Ejecutivo “sigue trabajando para alcanzar un acuerdo que sea aceptado en Westminster”. “No queremos un Brexit sin convenio, al igual que la UE no lo quiere”, matizó.

Según el Barómetro, desde el plebiscito, la actividad inversora de las empresas españolas con el mercado británico “no muestra signos especialmente acusados de deterioro”. “La inversión española total en el exterior repuntó en 2013, tras la crisis del euro, para después estancarse en 2015 y 2016, y descender en 2017 y 2018. Por su parte la inversión hacia el Reino Unido no dejó de crecer desde 2013 hasta 2017, incluso tras el referéndum de Brexit, y ha sido solo en los tres primeros trimestres de 2018 cuando la tendencia hacia el Reino Unido parece converger con la tendencia general de inversión extranjera española y ha disminuido, simultánea y paralelamente con esta última”, matiza el documento.

En cualquier caso, la mitad de las empresas españolas ya ha cambiado su política de inversión en el mercado británico desde 2016. Y aunque un 58% de las compañías no prevé que la salida del bloque afecte a sus planes de inversión en este país para 2019, solo un 25% incrementará este año sus operaciones.

La mayoría tienen como principal objetivo la ampliación de sus líneas de negocio y “otros servicios” es el sector de destino más destacado. Entre las actividades a las que destinarán recursos se encuentran acciones de marketing y el desarrollo de nuevos productos.

Los resultados del Barómetro se alimentan de la opinión de un total de 78 empresas españolas establecidas en el mercado británico. Las preguntas fueron contestadas entre diciembre de 2018 y enero de 2019. Fue precisamente a principios de año, cuando la Cámara de los Comunes rechazó por una abrumadora mayoría el Acuerdo de Retirada que May había cerrado con la UE en noviembre.

Un 74% de las firmas que participaron en la encuesta considera que el clima para los negocios en el Reino Unido ha empeorado en los últimos doce meses, especialmente por el incremento del riesgo político. Un 68% opina que no hay suficiente estabilidad institucional en el país. En cuanto a las negociaciones para la retirada, un 71% de las compañías encuestadas ven primordial que se consiga un pacto de comercio libre de bienes y servicios, a fin de “mitigar el impacto en las relaciones comerciales” entre ambos países.

En cualquier caso, un 78% de las empresas españolas no percibe que el Gobierno británico haya tenido en cuenta su visión en las negociaciones de divorcio. Sobre ese porcentaje de compañías que se sienten ninguneadas, un 40% cree que May no les ha tenido en cuenta para nada, y un 38% califica de “baja” la atención prestada por el Ejecutivo.

Este martes, la líder 'tory' ha abierto por primera vez la puerta a una ampliación de plazos si el pacto -con los nuevos cambios que quiere conseguir de Bruselas respecto a la polémica salvaguarda para evitar frontera dura en Irlanda- vuelve a ser rechazado en una nueva votación que tendrá lugar previsiblemente el 12 de marzo. Ante la posibilidad de una extensión del articulo 50 o un segundo referéndum -apoyado ahora por el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn- , la libra cotiza en máximos de 4 semanas. Desde el referéndum de 2016, la moneda británica se ha depreciado en torno a un 18 % frente al dólar y un 10 % ante el euro.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios