IAG y sabadell se llevarían la peor parte

Las empresas del Ibex con más exposición a Reino Unido, en el foco ante un Brexit duro

La experiencia ha demostrado que los cisnes negros son más fáciles de ver de lo que se pensaba, y para muestra el propio referéndum del 23 de junio de 2016 en el que ganó el sí

Foto: Banderas de Reino Unido y España. (Reuters)
Banderas de Reino Unido y España. (Reuters)

No ha habido sorpresas. Theresa May ha protagonizado la mayor derrota de un Gobierno británico en casi 100 años, y con eso se abre una carrera contrarreloj para evitar que el próximo 29 de marzo se produzca una desconexión por las bravas del Reino Unido y la Unión Europea, lo que se ha venido llamando un Brexit duro.

Si bien es verdad que el consenso da muy pocas posibilidades a lo que llaman un 'accidente', es decir, que llegado ese plazo no se haya encontrado una solución razonable, lo cierto es que la experiencia ha demostrado que los cisnes negros son más fáciles de ver de lo que se pensaba, y para muestra el propio referéndum del 23 de junio de 2016 en el que ganó el sí cuando en el momento en que lo convocó David Cameron era del todo impensable.

En este sentido, las empresas españolas con más exposición a Reino Unido vuelven a estar en el punto de mira. Aunque dentro de este grupo también hay vencedores y vencidos. Las dos más afectadas son IAG y, en menor medida, Sabadell. En menor medida porque se trata de la única que acumula pérdidas desde el día de la votación, un 25% en dos años y medio, con lo que el escenario negativo ya está prácticamente puesto en precio.

Evolución de las acciones de Banco Sabadell desde el Brexit. (Bloomberg)
Evolución de las acciones de Banco Sabadell desde el Brexit. (Bloomberg)

Y es que, en el caso de la entidad, “en las cuentas de 2017 reflejó un peso del 21% de su facturación en Reino Unido... Por poner un ejemplo, TSB tuvo que retrasar una emisión de bonos, debido el nerviosismo de los mercados”, explica a Cotizalia Victoria Torre, de Selftrade.

De hecho, es el valor que más beneficiado se puede ver en el caso de que se alcance finalmente una solución razonable, y en los niveles actuales, el consenso de los analistas de Bloomberg le dan un potencial de subida del 42% de cara a los próximos 12 meses.

Al contrario de lo que ocurre con IAG: a pesar de tener unas valoraciones especialmente bajas, estas no responden a la incertidumbre que ha girado en torno a la crisis política en Reino Unido en sí, sino que se trata de una cuestión coyuntural de todo el sector. De hecho, desde el día del referéndum, las acciones han logrado recuperarse del susto del primer día y presentan un saldo positivo del 13%.

Pero esto podría cambiar. No en vano, según explican fuentes del mercado, “a IAG es que literalmente se le cierra el espacio aéreo” si hay una ruptura por lo sano. En este sentido, los expertos coinciden que sería de las compañías peor paradas en el escenario de Brexit duro, ya que modificaría por completo las condiciones en las que operaba hasta ahora en Europa. Su negocio en las islas británicas en 2017 superó el 30%.

“Por no hablar del impacto que la devaluación de la libra tendría sobre el turismo en España, ya que a los británicos les resultará más caro viajar al extranjero”, apunta Torres. Y es que “el sector de las aerolíneas es uno de los más sensibles al Brexit, debido a la inseguridad jurídica que se generaría en caso de que Reino Unido y la Unión Europea no pudiesen llegar a un acuerdo”.

Para mantener la licencia en Europa, IAG debería demostrar que al menos un 51% de su capital está en manos comunitarias, algo que a día de hoy no cumple, aunque desde la compañía defienden lo contrario. Se abriría entonces un largo periodo de incertidumbre y recursos que no beneficiaría tampoco a la acción.

Si finalmente no lograra defender su españolidad —y Bruselas ya ha advertido de que la situación de IAG es especialmente compleja—, Iberia no podría volar dentro de España, hasta este punto es la magnitud del problema al que se enfrenta. Con todo, de momento, los analistas siguen confiando en el valor, con un 54% de recomendaciones de compra y un potencial de subida a día de hoy del 18% desde los niveles actuales.

Efecto divisa y caída de la libra

Otro de los sectores calientes es el financiero, y a Sabadell se suma también el caso de Banco Santander. La entidad que preside Ana Botín tiene una exposición por encima del 11% a Reino Unido. Y más allá del efecto divisa —que afecta a todas las empresas con intereses en el país y para las que un previsible desplome de la libra puede impactar en su cuenta de resultados si este riesgo no está bien cubierto—, es uno de los bancos más sensibles a la marcha de la economía británica, “ya que de ella depende que sus clientes puedan devolver los préstamos concedidos”, explica Torres.

Las otras cotizadas del Ibex 35 que están en el punto de mira a la espera de cómo se desarrollen los acontecimientos son Telefónica, Ferrovial, Iberdrola e Inditex. Todas ellas tienen una indudable exposición al riesgo divisa, más teniendo en cuenta que las estimaciones sitúan una depreciación de la libra hasta 1,23-1,24 frente al dólar, su nivel más bajo desde principios de 2017. De hecho, ya antes de navidades la decisión de May de cancelar la votación del acuerdo alcanzado con Bruselas en el Parlamento le costó a la moneda británica la mayor caída en 18 meses.

De esta manera, Telefónica, para la que Reino Unido supone casi el 15% de sus ingresos, no sería un escenario deseable. De hecho, precisamente esta incertidumbre que vive el mercado ha obligado a abortar la venta de su filial británica O2.

Tampoco para Ferrovial, que en 2017 obtuvo casi un 20% de sus ingresos de Reino Unido. Controla una participación importante del aeropuerto de Heathrow y el 50% de Southampton, Aberdeen y Glasgow. Así, en el caso de la concesionaria, además del posible impacto del riesgo divisa —que desde el mercado minimizan en tanto que “es una compañía que sabe cubrirse bien y está bien gestionada”—, se puede ver afectada por una fuerte caída del tráfico de pasajeros.

Finalmente, aunque en menor medida, Inditex puede notar el descenso del turismo en el país, donde cuenta con 100 tiendas. “Es cierto que 100 tiendas no suponen mucho peso de un total de 7.000 tiendas repartidas por el mundo, pero no deja de ser un mercado importante para la firma española”, concluye Torres.

Con todo, según explica Aitor Mendez a Cotizalia, "el 99,9% de las empresas cotizadas en el mercado español se verán afectadas por el Brexit de un modo u otro. El cambio normativo y el establecimiento de fronteras donde antes no las había suponen siempre dificultades logísticas añadidas y trabas arancelarias extra para cualquier compañía que importe o exporte productos y servicios".

Sin embargo, todo esto ya se ha venido descontando, por lo que el experto adelanta que no se verán desplomes, como ocurrió tras el 'shock' de 2016. Estamos ante "la consumación de un hecho ya anunciado con antelación, porque durante estos últimos dos años las grandes compañías han tenido ocasión de elaborar sus planes de contingencia. Aunque los posibles escenarios son todavía muy inciertos, en estos casos las empresas trabajan siempre sobre la hipótesis del peor de los casos imaginable", concluye.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios