Los 'antivax' amargan la fiesta en Italia: "Si te vacunas te echamos del partido"
  1. Mundo
Amenaza de la formación Forza Nova

Los 'antivax' amargan la fiesta en Italia: "Si te vacunas te echamos del partido"

El movimiento antivacunas en el país transalpino se mezcla con la extrema derecha y contagia a los partidos, mientras la población protesta contra el 'green pass'

Foto: Protestas contra el 'green pass' en Roma. (EFE)
Protestas contra el 'green pass' en Roma. (EFE)

A inicios de agosto, los miembros del partido de extremísima derecha Forza Nova —en Italia hay que poner grados dentro de la extrema derecha para poder diferenciar las diversas opciones— recibieron una carta que decía: "Si te pones la vacuna del covid estás expulsado del partido". La formación, que presume de tener más de 20.000 inscritos, daba así un paso más dentro del movimiento antivacunas, anti 'green pass' (pasaporte covid) y antirretorno a las medidas preventivas que crece entre diversos tipos de ideologías.

Populistas y extremistas vuelven a coger la antorcha de los antisistema con manifestaciones altisonantes que les dan un espacio informativo del que sin ellas carecen. Antes su batalla era el euro, la Unión Europea o la inmigración, y ahora, con un razonamiento parecido, su forma de demostrar que no forman parte de la corrupta casta es oponerse a las vacunas. Más allá de la opinión de un movimiento extremista envuelto en todo tipo de polémicas y denuncias, ¿cuántos son y a quién representan políticamente los antivacunas en Italia?

Foto: La eurodiputada Sophie in 't Veld, en sesión parlamentaria. (Parlamento Europeo)

En julio pasado, el periódico 'La Repubblica' publicaba un sondeo en el que se afirmaba que los antivacunas no son tantos como se piensa. Según ese sondeo, solo dos de cada 10 italianos son contrarios a la vacuna obligatoria y, de ellos, el 40% manifiesta que no se vacunará. Para algunos, en esa noticia lo sorprendente es el “solo”. Si la encuesta es cierta, los analistas dicen que muchos 'antivax' no lo manifiestan por miedo al rechazo, hay un 20% de italianos en contra de la obligación de vacunarse y casi un 10% que afirma que no lo hará nunca.

Otros sondeos publicados hablan de un 20% de personas que no se vacunarán y de un dato significativo: la cifra alcanza el 30% en los mayores de 50 años, el grupo de población con mayor riesgo, mientras que es de un 10% entre los menores de 50. ¿Son muchos o son pocos? Son, en todo caso, un número considerable que preocupa a las autoridades ante un posible otoño caliente en el que las calles pueden volver a agitarse con los movimientos antirrestricciones que empiezan a encontrar apoyo en partidos mayoritarios.

Según las encuestas, los votantes de Fratelli d’Italia (FdI) y la Lega, las dos formaciones que encabezan los sondeos de intención de voto con entre ambas más de un 40%, son los principales opositores a las vacunas. El 22% de los votantes de la Lega manifiesta ser 'antivax' por un 16% de los votantes de FdI. En el lado opuesto, los votantes del izquierdista Partido Democrático y del conservador Forza Italia son los que más apoyan las vacunas, mientras que las bases del populista Movimiento 5 Estrellas (M5S), según el análisis de 'Repubblica', están divididas.

Foto: Fuente: iStock.

De hecho, el M5S es el partido que más problemas está teniendo en este campo. Muchos de sus dirigentes en el pasado fueron profesos seguidores del movimiento antivacunas, pero ahora, con la responsabilidad de haber sido mayoría en el Gobierno que ha enfrentado la pandemia, han optado por cambiar discurso o ser ambiguos para evitar ser retratados como 'antivax'.

El ejemplo más claro es el de la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, que en un mes se jugará su reelección y que cada vez que es preguntada por su posición pisa varios charcos. Recientemente, en una entrevista en televisión, fue interpelada, ante la ausencia de un solo mensaje suyo en estos meses para motivar a la gente a vacunarse, sobre su posición. "No tengo ganas de decir si estoy a favor o en contra, creo que estos son asuntos que los médicos tienen que decidir. ¿Hacer un llamamiento para vacunarse? Yo no lo hago, creo que es el médico el que debe decidir", dijo Raggi tras reconocer que no se ha vacunado: "Tengo los anticuerpos porque he pasado el covid". Algunos de sus contrincantes políticos han acusado a la importante y mediática política de "irresponsable" al hacer estas declaraciones.

"A mi hija no la vacuno ni con cadenas"

Además de esa ambivalencia de algunos miembros destacados del M5S, en todo caso acallada con el ya total liderazgo de la formación del ex primer ministro Giuseppe Conte que siempre ha sido rotundo en su apoyo a las vacunas y medidas de prevención, Lega y FdI pueden subirse a la ola de los afectados por los "cierres" del covid. En un 'totum revolutum', el derecho a no vacunarse se mezcla con la oposición a exigirse en tiendas y restaurantes el pasaporte de vacunación o la posibilidad de que regresen restricciones.

Foto: Vacunación de viruela, Nueva York, 1947.

"No soy antivacunas, pero sí soy contraria a la obligación a vacunarse. A mi madre la he vacunado, pero a mi hija de 12 años ni con cadenas lo haría", ha dicho la líder de FdI Giorgia Meloni, que aprovechó para poner el foco sobre Draghi, sabedora de que este es un tema que puede ser electoralmente rentable: "Draghi dijo ayer que la invitación a no vacunarse es una invitación a morir. Si está a favor de la obligación de la vacuna, que tenga el coraje de hacerlo". Luego, la lideresa del partido de extrema derecha cargó contra el 'green pass' y la falta de libertad: "Si tienes que mostrar un certificado para ser libre, significa que no eres libre. Estos son precedentes que pagaremos".

En la Lega, la ambigua posición del partido sobre las vacunas ha provocado una revuelta entre sus propias filas. En la región del Véneto, una de las más afectadas por el virus y donde el "leghista" gobernador Luca Zaia ha tenido un gran apoyo electoral por su buen manejo de la pandemia, han avisado directamente a su líder nacional, Matteo Salvini, de que con este tema no se juega. "Yo nunca iría a una plaza a manifestarme con los no 'vax', me daría vergüenza. Creo que las vacunas son la única forma de volver a la normalidad", declaró en una entrevista en 'Il Foglio' Roberto Marcato, uno de los fundadores del partido en el Véneto. Otros líderes de la Lega en la región han señalado que "el no 'vax' es volver al medievo, a lo irracional contra la ciencia".

Foto: Donald Trump visita una planta de producción de la vacuna Novavax. (Reuters)

Sus palabras emergen tras la presencia de importantes miembros de la Lega en una manifestación 'antivax' en la Piazza del Popolo de Roma que hizo saltar las alarmas del enésimo giro antisistema de la formación liderada por Salvini. "Nosotros somos no 'vax', apoyamos la libertad de elección. Yo no me vacuno, dejo mi dosis a un anciano que la necesite", declaró allí el senador de la Lega Armando Siri. Son muchas las voces que critican a Salvini, dentro y fuera de su partido, por nadar a dos aguas. "La Lega debe decidir, no podemos interpretar todos los papeles en la comedia", dijo el también senador de la formación Gianluigi Paragone presente en la protesta 'antivax'.

¿Y Salvini? El líder del partido ha dicho: "Rechazo el radicalismo 'vax' y no 'vax'. Yo me he vacunado. Quien no se vacuna no es un ratón y quien se vacuna no es un marciano siervo de las multinacionales". En una reciente entrevista en 'Libero' le pidieron al milanés que especificara más su posición y dijo: "Creo en la ciencia, observo la realidad y amo la libertad. De hecho, amo las libertades, todas las libertades. Me he vacunado por elección propia, pero no creo que todos los italianos deban verse obligados a hacerlo. Estoy por la información, pero no por la imposición, las obligaciones y las multas".

'The Covid Show'

"Yo estoy en contra de la vacuna. No voy a dejar que me metan en mi cuerpo algo que creo que no está testado", es la explicación más moderada de los 'antivax' en Italia. Luego hay, claro, también aquí voces que hablan de microchips, formar parte de un experimento mundial, gobiernos que convierten a personas en rebaño, un complot de las farmacéuticas…

Comilva (Coordinador del Movimiento Italiano por la Libertad de Vacunación), asociación con la que El Confidencial se ha puesto en contacto y ha rechazado una entrevista "porque estamos con otros frentes abiertos", representa el movimiento 'antivax' transalpino. La asociación, formada por voluntarios, habla de "objeción de conciencia y respeto a los derechos humanos con el fin de salvaguardar los derechos fundamentales y el respeto a los seres humanos". En la página web 'Libertad de Elección', señalan también que "el acto de vacunación obligatoria es una violación moral y física de la libertad".

Foto: Vacunaciones de la vacuna AstraZeneca a farmaceuticos y fisioterapeutas en Girona, ayer. (EFE) Opinión

Además de en determinadas manifestaciones, donde se mezclan antisistema, extremistas de derecha e izquierda y el movimiento antivacunas, internet es el punto de encuentro de los contrarios a inocularse la cura frente al covid. La página de Facebook de Comilva, que en enero pasado fue suspendida tras ser denunciada por desinformar y promover daños físicos, es uno de esos espacios para entender el movimiento 'antivax'.

El pasado 17 de junio anunciaban la presentación en 'streaming' del libro 'The Covid Show', cuya portada es el autor, el psicólogo Andrea Tosatto, interpretando la famosa película 'El show de Truman'. Tosatto, que se presentó a las elecciones a la alcaldía de Bolonia bajo su partido 'Movimiento 3V: Vaccini Vogliamo Verità' (Vacunas queremos la verdad), manifestaba que "la política ha cambiado el concepto de pandemia convirtiendo un virus perfectamente curable en un asesino fantasma manipulando la información y las masas". Sus lectores le aplauden y añaden: "Detrás del negocio de las vacunas parece haber un negocio mucho más grande, omnipresente e igualmente preocupante sobre ‘los objetos conectados’. Y para ese mercado el 5G es indispensable".

Antisistema Extrema derecha
El redactor recomienda