'Rastreadores de covid' | Lo más lúcido que he leído en 14 meses de pandemia
  1. Mundo
¿Espejismo o futuro esperanzador?

'Rastreadores de covid' | Lo más lúcido que he leído en 14 meses de pandemia

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' solo para suscriptores

placeholder Foto: Un trabajador médico prepara una dosis de Pfizer-BioNTech. (Reuters)
Un trabajador médico prepara una dosis de Pfizer-BioNTech. (Reuters)

Este es el Rastreadores número 128. Atrás quedan decenas de miles de titulares sombríos, también la tendencia a convertir en realidad los peores escenarios. Por primera vez en 14 meses, empiezan a verse suficientes indicios positivos en las principales cabeceras internacionales. La pregunta es si nos encontramos ante un espejismo o ante sólidos motivos para la esperanza. Es verdad que los científicos son mucho más prudentes que todos los demás. Pero, por primera vez, puedo compartir una 'newsletter' enteramente positiva.

Y además con lo mejor que he leído en todo este tiempo. Una muestra del tipo de visión y ambición política que todavía encaramos. Si la pandemia es global, global ha de ser la respuesta. Va en el primer punto. Vamos al grano.

Brown, Gordon Brown

Columna del ex primer ministro británico en 'The Guardian' bajo el título: “El G-7 debe impulsar la vacunación mundial. Así es como podría hacerlo”. “Así es como están las cosas: los países ricos —que representan al 18% de la población mundial— han comprado 4.600 millones de dosis, el 60% de los pedidos confirmados. Hasta la fecha, se han administrado 780 millones de vacunas, pero solo se ha inyectado a menos del 1% de la población del África subsahariana. Inmunizar a Occidente, pero solo a una fracción del mundo en desarrollo, ya está alimentando las acusaciones de 'apartheid con las vacunas' y dejará al covid-19 propagándose, mutando y amenazando la vida y el sustento de todos nosotros en los próximos años (...) Para llegar a la mayor cantidad de personas en el menor tiempo y a la mayor escala geográfica posible, el G-7 debe liderar una movilización hercúlea que reúna las habilidades de las compañías farmacéuticas y logísticas, los ejércitos nacionales y los trabajadores de salud locales (...) La barrera más grande que tenemos por delante no será la escasez de vacunas, sino la de dinero para pagarlas. Necesitamos gastar ahora para salvar vidas. Y necesitaremos gastar mañana para seguir vacunándonos cada año. Y eso requerirá al menos 30.000 millones de dólares anuales, una factura que hasta ahora nadie parece dispuesto a afrontar. El método tradicional de respuesta a las crisis internacionales —el G-7 pasando el platillo de la caridad— no traerá los fondos en la escala necesaria. Una recaudación de fondos de caridad no podría sustituir a un acuerdo de reparto equitativo de la carga entre los distintos países. Las vidas no pueden estar a merced de patrones de donación inciertos y a menudo erráticos. Por tanto, es imperativo que salgamos de esta historia en la que lo impredecible es la financiación y lo predecible es la pérdida de vidas”.

Foto: La canciller Angela Merkel. (EFE)
placeholder Un farmacéutico prepara la vacuna de Oxford-AstraZeneca. (EFE)
Un farmacéutico prepara la vacuna de Oxford-AstraZeneca. (EFE)

Y la madre de…

“La 'madre de todas las recuperaciones' dispara las operaciones alcistas en toda Europa”. Bloomberg. “La campaña europea de vacunas puede estar plagada de retrasos, errores de comunicación y pasos en falso. Pero, al menos en los mercados, los inversores están apostando por que la pandemia está terminando. El euro cerró su mejor semana contra el dólar en lo que va de año. Un gran cambio en las ganancias proyectadas para las empresas refleja una recuperación en el ciclo de inversión y consumo (...) A lo largo de este mes, veremos si todo este entusiasmo está justificado. Detrás del cambio alcista en los mercados está la creencia de que Europa logrará inmunizar a la mayor parte de su población en unos meses, así como la evidencia de que Estados Unidos y Asia están en una senda sólida de recuperación”.

Foto: Una mujer camina por las calles de Oviedo. (EFE)

Fuerte recuperación

'Financial Times'. "Goldman Sachs, en una actualización de sus objetivos de índice para la renta variable, pronostica una 'fuerte recuperación' en Europa que incluirá un rendimiento del 10% para las acciones europeas durante los próximos 12 meses. Aumenta su confianza en que la eurozona 'se recuperará drásticamente en el verano' con la aceleración de la vacunación en la región. Sus economistas esperan que la eurozona se expanda en un 5,1% —el consenso está en el 2,2%— y predicen que el PIB real superará su nivel prepandémico en el cuarto trimestre".

Foto: Foto: EFE.

Esta es la primera actualización importante en verde que hemos detectado para el bloque europeo. Es cierto que vamos con retraso respecto a Europa y que las perspectivas españolas son más sombrías que las de nuestros socios. Pero es la primera.

Más ciencia

“Regeneron dice que un fármaco suyo contra el covid-19 previene la enfermedad sintomática”. 'Wall Street Journal'. “Un fármaco de anticuerpos elaborado por Regeneron Pharmaceuticals redujo el riesgo de desarrollar una infección sintomática por covid-19 en un 81%, comparado con las personas infectadas que habían recibido un placebo (...) Los resultados apuntan a posibles nuevas aplicaciones preventivas del fármaco que ya venía utilizándose para combatir esta enfermedad (...) Según los estudios, el fármaco redujo el riesgo de hospitalización o muerte en un 70% aproximado (...) El laboratorio pedirá a la Administración norteamericana que amplíe la autorización del medicamento entre las personas expuestas al virus que todavía no han sido vacunadas, lo que podría proporcionar una protección temporal provisional mientras se esperan las vacunas (...) Los datos todavía no han sido revisados por pares”.

Foto: Imagen: Pablo López Learte.

Menos malestar psicológico

Bien interesante esto en el 'New York Times' para los padres con hijos preadolescentes y adolescentes. “Los expertos dicen que algunas de las preocupaciones de los padres están justificadas. Pero solo hasta cierto punto. No hay duda de que la pandemia se ha cobrado un gran precio en el bienestar emocional de muchos adolescentes (...) Y no hay duda de que presenciar su soledad, las dificultades del aprendizaje en línea y las horas aparentemente interminables han sido enormemente estresantes para los padres que más se preocupan. Sin embargo, a medida que la nación comienza a pasar del trauma a la recuperación, muchos expertos y educadores están tratando de difundir el mensaje de que los padres también necesitan un reinicio. Si los padres quieren guiar a sus hijos hacia la resiliencia, tendrán que sacar sus propias mentes del modo crisis (...) La adolescencia temprana se considera un segundo periodo crítico, una época de cambios cerebrales de gran alcance y muy rápidos que rivalizan con el crecimiento que tiene lugar en el recién nacido hasta los tres años (...) Esos cambios, que son activados por las hormonas que impulsan el desarrollo físico externo de la pubertad, hacen que los niños sean más capaces de pensar y razonar a un nivel superior. Lo hacen muy conscientes de su estado y de cómo son vistos a los ojos de los demás. Les hacen desear el contacto social y también la aprobación (...) La percepción en estos menores de que sus padres no están satisfechos con ellos, junto con el mal humor de sus mayores, son los predictores más fuertes de depresión y de ansiedad (...). Los expertos coinciden al señalar que es necesario alojar en la mente dos ideas aparentemente contradictorias: el último año ha sido terrible. Y la mayoría estará bien”.

Foto: Una anciana se vacuna este miércoles en el Hospital Donostia, de San Sebastián. (EFE)
Foto: Imagen: Learte
Sin cita con el psiquiatra por el coronavirus: el tsunami en la salud mental
Ángela Bernardo María Álvarez del Vayo Olalla Tuñas Antonio Hernández

Este es el Rastreadores número 128. Atrás quedan decenas de miles de titulares sombríos, también la tendencia a convertir en realidad los peores escenarios. Por primera vez en 14 meses, empiezan a verse suficientes indicios positivos en las principales cabeceras internacionales. La pregunta es si nos encontramos ante un espejismo o ante sólidos motivos para la esperanza. Es verdad que los científicos son mucho más prudentes que todos los demás. Pero, por primera vez, puedo compartir una 'newsletter' enteramente positiva.

Pandemia G7 Eurozona
El redactor recomienda