España confía en Janssen para frenar las dudas en las vacunas y el temor a otra ola
  1. España
Las primeras monodosis llegarán mañana

España confía en Janssen para frenar las dudas en las vacunas y el temor a otra ola

Con más de 10 M de vacunas administradas hasta ahora entre la población, España confía en la llegada de la inyección monodosis de Janssen para acelerar su plan de vacunación

placeholder Foto: La ministra de Sanidad, Carolina Darias, asiste a la llegada de nuevas dosis de la vacuna hoy en Gran Canaria. (EFE)
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, asiste a la llegada de nuevas dosis de la vacuna hoy en Gran Canaria. (EFE)

España afronta una semana crucial para mantener a raya la pandemia y avanzar en el plan de vacunación con la llegada este martes de las primeras dosis de Janssen, la única vacuna monodosis aprobada hasta ahora en Europa y que el Gobierno espera que le dé un nuevo y definitivo impulso al ritmo de inmunización de la población un mes antes de que decaiga el estado de alarma el próximo 9 de mayo.

Con casi 12 millones de dosis entregadas a las comunidades, 10,2 millones de dosis administradas y 3.072.109 españoles que han recibido la pauta completa, las condiciones logísticas de la vacuna de Janssen —se espera que lleguen unas 300.000 dosis— pueden ser la clave para alcanzar la inmunidad de rebaño en los plazos previstos por el Gobierno. La vacuna de la belga Janssen, filial de la multinacional estadounidense Johnson & Johnson, no requiere unas condiciones muy especiales para su almacenamiento y distribución, ya que es suficiente para su adecuada conservación una temperatura de entre dos y ocho grados.

Foto: Foto: Reuters.

La incertidumbre que provocaron los últimos cambios de criterio que introdujo Sanidad para administrar la vacuna de AstraZeneca, sumada al temor a que se desboquen de nuevo los contagios de coronavirus tras la Semana Santa, ha hecho escalar la tensión entre el Gobierno central y las comunidades autónomas, que exigen que el Ejecutivo de Pedro Sánchez asegure el suministro de vacunas, se deje de "vaivenes" con AstraZeneca y establezca un marco común de actuación para la etapa posterior que se abrirá tras el estado de alarma.

De hecho, el rechazo a recibir la vacuna británica se convirtió en nuevo asunto y arma arrojadiza entre las comunidades y el Gobierno central: Madrid advirtió que un 60% de los citados rehusó ponérsela tras conocerse las noticias de los "posibles vínculos" con los trombos y aprovechó para acusar a Sánchez de generar "inestabilidad"; Andalucía también detectó un 20% de ausencias entre las personas citadas, y Castilla-La Mancha ha informado esta mañana que ha administrado 107.000 dosis y solo 10.000 personas la han rechazado. En Cantabria, las renuncias están en torno a un 30%.

Ante la crisis de confianza y las dudas que dejó la suspensión de AstraZeneca para los menores de 60 años, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha apostado estos últimos días por fiar el cumplimiento de los objetivos de vacunación a la llegada masiva de nuevas dosis, no solo de la vacuna de Janssen, sino también de las de las demás farmacéuticas como Pfizer y Moderna. Queda pendiente, sin embargo, qué pasará con la segunda dosis que unos dos millones de españoles tendrían que ponerse dentro de unas semanas tras haber recibido el primer pinchazo de AstraZeneca. Darias ha explicado que el Gobierno sigue barajando diferentes opciones respecto a qué hacer con esta segunda dosis.

Este lunes, en concreto, está previsto que se distribuyan entre las comunidades autónomas más de 1,2 millones de nuevas dosis de la vacuna de Pfizer. Entre abril y junio, solo de Janssen, el Ministerio de Sanidad espera recibir 5,5 millones de viales. Y la ministra Darias ha asegurado que en ese mismo periodo se espera que el país reciba 38 millones de dosis de vacunas contra el covid (con una media de 1,2 millones de dosis de la Pfizer semanales).

Madrid y Andalucía sondean a Sputnik

Mientras, algunas comunidades han iniciado gestiones por su cuenta para tantear el mercado de vacunas fuera de la gestión de compras centralizada que está en manos de la Unión Europea. El primer caso que se conoció fue el de la Comunidad de Madrid y sus gestiones con los fabricantes de la vacuna rusa Sputnik V —aún no aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA)—, pero este mismo lunes el consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha avanzado que ellos también se reunirán por su parte con los fabricantes de la inyección rusa para estar preparados por si, probablemente, hay que incorporar al calendario vacunal de las comunidades autónomas el coronavirus y también "en caso de ruptura" del mercado de compras.

Estos movimientos no gustan al Ejecutivo de Sánchez, que ha aprovechado su última intervención para pedir a las comunidades que no intenten actuar solas en el proceso de compra de vacunas y que intenten trabajar unidas con la "planificación concienzuda" compartida por Sanidad y las comunidades.

Ha celebrado también los objetivos alcanzados la semana pasada (se administraron medio millón de vacunas al día) y ha vuelto a insistir en la posibilidad de cruzar los sucesivos umbrales de vacunación que ya anunció la semana pasada: este próximo domingo España va a contar con más personas vacunadas con pauta completa que el número oficial de contagiados, el 3 de mayo habrá cinco millones de vacunados que llegarán a los 10 en la primera semana de junio, los 15 a mitad de junio, 25 a mediados de julio y, a finales de agosto, 33 millones, es decir, la meta del 70% de la población.

En algunos territorios, como en Cataluña, la pandemia se recrudece. Los indicadores epidémicos han empeorado este lunes y ya se empiezan a notar los efectos de la apertura de la Semana Santa, lo que está haciendo que la cuarta ola se enfile con rapidez y siga sumando pacientes graves a las UCI, que hoy son 515, dos más que ayer. La velocidad de propagación del virus (Rt) se ha disparado y hoy vuelve a superar el 1, con 1,03, lo que indica que el virus vuelve a crecer y que cada 100 infectados contagian a una media de 103 personas. Cantabria ha alcanzado el nivel 3 de alerta por el covid y ya se están estudiando qué medidas de contención tomar, como cerrar interiores de locales, reducir el aforo en las terrazas o limitar la movilidad. Andalucía también ha elevado su tasa de incidencia 23,5 puntos y ha sumado 1.207 positivos del domingo al lunes.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, el pasado martes en el Palacio de la Moncloa. (EFE)

De hecho, ante el temor de que vuelvan a aumentar los contagios, ninguna comunidad, excepto Madrid y Canarias, ha decidido levantar el cierre perimetral que se acordó en el Consejo Interterritorial entre todas las comunidades para restringir la movilidad durante las festividades de Semana Santa.

En la Comunidad de Madrid, la vacunación y la gestión de la pandemia ha entrado de lleno en la precampaña electoral para las elecciones del 4 de mayo. Entre críticas cruzadas entre los candidatos a la presidencia regional y al presidente del Gobierno, la presidenta madrileña y candidata por el PP, Isabel Díaz Ayuso, ha acusado al Ejecutivo esta mañana en una entrevista en esRadio de estar llevando a cabo una "campaña patética y asquerosa para insuflar miedo a la gente" en lo referente a las vacunas. Según Ayuso, desde Moncloa "están moviendo el número de vacunas, cambiando los criterios y trasladando ese miedo para que la gente, sobre todo la mayor, no se proteja".

Foto: Controles de PCR en la frontera con Francia.

En otras comunidades, como el País Vasco, lo que preocupa es la inseguridad jurídica que quedará cuando decaiga el estado de alarma el 9 de mayo. El lehendakari, Iñigo Urkullu, cree que se vivirán "momentos delicados" porque la sociedad tendrá una falsa sensación de seguridad, pero la pandemia seguirá ahí.

La pandemia "existe y va a existir durante muchos meses todavía, hasta que llegue la inmunidad de rebaño" y, aunque "la luz de esperanza" son las vacunas, el flujo de llegada de dosis y su administración son una incertidumbre, por lo que no se puede plantear un escenario del final de las medidas restrictivas, ha admitido Urkullu en una entrevista en Radio Euskadi.

Coronavirus Pandemia Vacuna Ministerio de Sanidad Carolina Darias