'Rastreadores de covid': Europa está perdiendo el tren
  1. Mundo
eeuu y china lideran la recuperación global

'Rastreadores de covid': Europa está perdiendo el tren

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

placeholder Foto: Una mujer camina por las calles de Oviedo. (EFE)
Una mujer camina por las calles de Oviedo. (EFE)

¿Recuerdan la metáfora de la luz al final del túnel? Resulta que hace falta estar subido en él. Estados Unidos y China están dentro. Europa no. El trimestre perdido para vacunar y el temor de los gobernantes a la fatiga social nos han desprotegido frente a la cuarta ola. Nos perjudicará económicamente. Nos dañará geopolíticamente. Puede que no sea lo peor, estamos tolerando algo éticamente insoportable. La indiferencia frente a la muertes que pueden evitarse es, probablemente, nuestra mayor señal de decadencia.

Recuperación y divergencias

“Las naciones comienzan a dar forma a la economía poscovid en medio de perspectivas divergentes”. 'Wall Street Journal'. “La reunión anual de primavera del FMI y del Banco Mundial se celebrará virtualmente entre el 5 y el 11 de abril y reunirá a los responsables políticos del G-20. La distribución de las vacunas y la ayuda a las naciones en dificultades dominarán el debate”.

Foto:
Las cicatrices de la crisis no se curarán en años
Javier G. Jorrín Laura Martín Pablo López Learte Carlos Muñoz Luis Rodríguez

“Un riesgo creciente para las perspectivas económicas está en las variantes. Las identificadas en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil se han extendido por todo el mundo. Y todas comparten las mismas y preocupantes características que amenazan con deshacer el progreso contra la pandemia si no se controla el virus (...) Incluso antes de la nueva inquietud por las variantes, los responsables políticos están preocupados por las crecientes disparidades en la economía mundial de este año”.

Declaraciones de la directora del FMI: “La ventana de oportunidad se está cerrando rápidamente”.

Perspectivas débiles

La factura económica de los países que han fallado en el control del covid-19. 'Financial Times'. “La probabilidad de un repunte económico coordinado global ha disminuido por culpa de los procesos lentos de vacunación y la nueva ola de infecciones (...) Es probable que el principal impulsor del éxito económico en 2021 sea la capacidad de controlar el virus (...) La divergencia en las perspectivas económicas agregará tensión a las ya tensas batallas sobre la producción y la distribución de vacunas (...) Estados Unidos y China están liderando la recuperación global con diferentes combinaciones de políticas (...) Pero en Europa y gran parte de América Latina, las perspectivas de crecimiento son débiles y es probable que las previsiones del FMI que se publiquen esta semana muestren que su producción tiene pocas opciones de alcanzar niveles prepandémicos hasta 2022”.

Foto:
Las secuelas de un año completo de pandemia económica
Javier G. Jorrín Carlos Muñoz Luis Rodríguez Laura Martín Pablo López Learte

Crisis de credibilidad

El fiasco europeo de las vacunas daña la credibilidad europea. El hecho de que la UE no haya sido capaz de asegurar un suministro adecuado de dosis, seguido de una prohibición a las exportaciones, está minando la reputación de los líderes del bloque. También puede afectar a su capacidad para actuar en otras áreas”. 'New York Times'.

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (izq.), y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. (Reuters)

“Durante décadas, la UE se ha vendido a sí misma como el mejor antídoto para otra guerra y también como 'la Europa que protege' bajo el argumento de que por su tamaño y por compartir la soberanía brindará una vida mejor, más larga y más próspera. Esa promesa parece ahora vacía y amenaza con socavar la credibilidad del bloque ante retos como el cambio climático, la inmigración y el ascenso de China (...) Aunque los líderes nacionales se atribuyan el mérito de cada éxito y culpen a la Comisión por cada fracaso, la pandemia ha desvelado la vulnerabilidades de una burocracia con un liderazgo débil y dividido. El esfuerzo de la presidenta de la Comisión, Von der Leyen, doctora en medicina, para mejorar su perfil y su poder, adquiriendo vacunas para los Estados miembros, ha resultado desastroso”.

Presión sanitaria

“Las últimas camas libres”. 'Spiegel'. “Los médicos de cuidados intensivos alemanes advierten, advierten y advierten. Y a menudo no son escuchados. La Asociación Interdisciplinaria Alemana de Medicina Intensiva y de Emergencia —DIVI— lo ha dicho con más claridad todavía. Las unidades de cuidados intensivos podrían estar repletas dentro de cuatro semanas (...) Sus pronósticos señalan que el desarrollo podría seguir una evolución parecida a la de diciembre (...) La incidencia de siete días es de 134,2 infecciones por día y la tendencia va en aumento (...) La variante británica —significativamente más contagiosa y probablemente más mortal— causa cerca del 90% de las infecciones”.

El final de la Semana Santa marca el inicio de la cuarta ola

La indiferencia

Casi 100.000 muertos en Francia y la indiferencia instalada. A pesar del coste humano, el Gobierno no quiere tomar medidas drásticas. Ha emergido un consenso no reconocido para tolerar cientos de muertes diarias”. 'Le Monde'.

“Claramente, Emmanuel Macron cree que el país debe, al menos por el momento, 'convivir con el virus'. Esto significa enfermos y también muertos. Entre 250 y 300 diarios desde principios de 2021. El equivalente a un accidente aéreo cada noche. Un golpe directo que atrae cada vez menos atención y que ya no es el titular (...) El Consejo científico señala esto en su nota del 11 de marzo: 'El cansancio ha ganado a nuestros conciudadanos. Se está instalando una cierta indiferencia por las cifras de la muerte”.

¿Recuerdan la metáfora de la luz al final del túnel? Resulta que hace falta estar subido en él. Estados Unidos y China están dentro. Europa no. El trimestre perdido para vacunar y el temor de los gobernantes a la fatiga social nos han desprotegido frente a la cuarta ola. Nos perjudicará económicamente. Nos dañará geopolíticamente. Puede que no sea lo peor, estamos tolerando algo éticamente insoportable. La indiferencia frente a la muertes que pueden evitarse es, probablemente, nuestra mayor señal de decadencia.

Coronavirus
El redactor recomienda