'Rastreadores de covid': ¿Por qué la vacunación masiva no termina de arrancar?
  1. Mundo
Toca acelerar mientras acelera el virus

'Rastreadores de covid': ¿Por qué la vacunación masiva no termina de arrancar?

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

placeholder Foto: Imagen: Irene de Pablo.
Imagen: Irene de Pablo.

Números muy por debajo de las expectativas. Lentitud, cuellos de botella, presiones sobre los suministros. Inquietud y descontento social en los países de nuestro entorno. Críticas mayores a las vacunaciones de aquí. Sabíamos que la operación logística sería de envergadura histórica. Ahora puede comprobarse, ya sobre el terreno, lo que funciona y lo que no. La descentralización resulta menos eficiente. La ausencia de liderazgo se traduce en resultados deficientes. Toca acelerar mientras acelera también el virus. Faltan ambición, coordinación y digitalización. Y sobra propaganda.

Falta de liderazgo

Así es como tendría que actuar un líder en la vacunación”. 'Washington Post'. El interés de este texto está en que refleja el tipo de visión política que hace falta para un proceso de esta envergadura.

Foto:  Un sanitario prepara una dosis de la vacuna contra el covid-19 en la residencia de mayores Vallecas. (EFE)

"El Gobierno parece creer que su responsabilidad termina una vez que las vacunas se envían a los territorios. Eso no es lo correcto. Esto es lo que debe hacer un Gobierno federal para infundir urgencia en el esfuerzo de la vacunación. Uno. Establecer objetivos y ayudar a cumplirlos. Objetivos ambiciosos en cada lugar preguntando a cada departamento qué necesita para alcanzarlos (...) Dos. Reclutar un ejército de vacunadores. No tiene sentido que los trabajadores sanitarios, ya agotados, se hagan cargo de toda la tarea. Habría que reclutar trabajadores comunitarios, profesionales jubilados, estudiantes de medicina, enfermería y odontología (...) Tres. Experimentar vacunaciones masivas en municipios seleccionados (...) Cuatro. Construir centros comunitarios de vacunación. Los hospitales abarrotados son el último lugar en que se debe vacunar (...) Cinco. Agilizar los procesos. El pinchazo lleva unos segundos, es el papeleo lo que lleva tiempo. ¿Por qué no solicitar que se complete anticipadamente? Imagínese que todo el mundo ha visto un vídeo informativo, ha completado el registro en línea y ha firmado el formulario de consentimiento antes. Quienes tengan una duda podrían llamar a una línea telefónica directa (...) Israel ya ha lanzado una aplicación que cumple exactamente con ese proceso".

La descentralización no está siendo eficiente

“El lento lanzamiento de la vacuna podría presagiar más problemas. Muchas menos personas de las esperadas han sido vacunadas debido a la desorganización y los conflictos entre territorios y hospitales”. 'Wall Street Journal', sobre el proceso de vacunación en Estados Unidos.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el ministro de Sanidad, Salvador Illa (d). (EFE / Fernando Villar)

Según las cifras oficiales, de los más de 12 millones de dosis de vacunas recibidos, solo se han administrado 2,8 millones. “Como el Gobierno federal ha decidido que sean los estados quienes determinen qué hacer con las vacunas (...) el proceso no está siendo nada fácil (...) El Gobierno federal está enviando las vacunas a los territorios en función de su población y ha proporcionado pautas, pero no reglas sobre cómo deben distribuirse (...) Cada estado está haciendo lo que quiere. Los altos cargos sanitarios sostienen que los retrasos se deben a varias razones: las vacaciones (...) el número de personas reacias a vacunarse (...) la vacunación es más lenta porque hay que respetar el distanciamiento social (...) y las personas vacunadas están siendo monitoreadas durante al menos 15 minutos para observar si se producen reacciones alérgicas (...) El verdadero desafío vendrá cuando el suministro sea mayor y tengamos que vacunar a personas que no trabajan en hospitales (...) una pesadilla logística”.

Foto: Foto: EC.

Lentitud, inquietud y cuellos de botella

Líderes europeos, bajo presión para acelerar la vacunación masiva. Críticas a la lentitud mientras los fabricantes advierten de cuellos de botellas en el suministro”. 'Financial Times'. Como Francia, UK y Alemania.

“Los líderes europeos se están apresurando a sofocar la creciente inquietud por la lentitud de sus campañas nacionales de vacunación, prometiendo que podrán vacunarse todos los que quieran hacerlo. Mientras tanto, el director ejecutivo de BioNTech ha criticado la estrategia en la adquisición de vacunas de la UE, señalando que hubo demasiadas vacilaciones. 'Ciertamente, el proceso en Europa no fue tan rápido y sencillo como en otros países. En parte, porque la UE no está autorizada directamente y los Estados miembros tienen voz. Hablamos de una negociación y eso puede llevar tiempo'. También señaló que la Unión Europea había apostado por otros productores que no pueden producir a tanta velocidad como BioNTech y Pfizer. Así mismo, advirtió sobre la presión en los suministros”.

Foto: (Foto: Reuters)

En otra pieza del mismo medio, se informa: “Dos de los tres mayores fabricantes de vacunas —Moderna y BioNTech & Pfizer— están acelerando en la contratación de socios para asegurar sus cadenas de suministro (...) El despliegue actual es más lento de lo esperado y la causa está en los problemas de distribución”.

Fuertes críticas

En Francia, el Gobierno está sufriendo duras críticas por la lentitud en el proceso de vacunación. Los datos no son buenos, porque además coinciden con un aumento de los casos desde principios de septiembre. Quedan por conocerse las consecuencias de los encuentros sociales navideños, que previsiblemente empezarán a verse durante la próxima semana.

Madrid culpa al ministerio del retraso en la vacunación

“El Gobierno francés promete acelerar la campaña de vacunación bajo una lluvia de críticas”. 'Le Monde'. Según un experto, “al ritmo actual, serían necesarios 3.000 años para vacunar a toda la población”. El portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, ha anunciado "una aceleración en la llegada de las vacunas semanales, así como un fortalecimiento de los medios necesarios para trasladarlas a las residencias de ancianos". Declaraciones: “Durante la primera fase (...) son las vacunas las que van a los mayores y no al revés (...) En la segunda fase, ya en febrero, habrá centros de vacunación, no gigantescos, ni que requieran kilómetros de viaje, sino de proximidad”.

Foto: Una mujer es vacunada. (EFE)

¿Quién y por qué lo está haciendo bien?

“Con diferencia, Israel es el país del mundo que más ha vacunado a su población”. 'New York Times'. "Más del 10% de la población israelí ha recibido ya la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, una tasa que supera con creces a la del resto del mundo y está impulsando la maltrecha imagen del líder del país [Netanyahu], que se encuentra en un momento crítico. La campaña, que comenzó en Israel el 20 de octubre, ha distribuido la vacuna a tres veces másde su población que la segunda vacunación más rápida, el pequeño país del golfo Pérsico de Baréin (...) Los expertos consideran que este éxito se debe a la fuerte digitalización del sistema sanitario y a la centralización de la campaña".

Números muy por debajo de las expectativas. Lentitud, cuellos de botella, presiones sobre los suministros. Inquietud y descontento social en los países de nuestro entorno. Críticas mayores a las vacunaciones de aquí. Sabíamos que la operación logística sería de envergadura histórica. Ahora puede comprobarse, ya sobre el terreno, lo que funciona y lo que no. La descentralización resulta menos eficiente. La ausencia de liderazgo se traduce en resultados deficientes. Toca acelerar mientras acelera también el virus. Faltan ambición, coordinación y digitalización. Y sobra propaganda.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coronavirus Vacunación
El redactor recomienda