El presidente de EEUU, Donald Trump, no dudó en participar, muy sonriente, en la danza tradicional con espadas, dentro de la ceremonia de bienvenida que le brindó el rey Salmán ben Abdelaziz al Saúd. Tras concluir el baile, Trump se dirigió a su esposa y ambos coincidieron en su belleza. Posteriormente, también fueron invitados a tomar pasteles y té. Allí, el mandatario estadounidense y su esposa fueron corregidos para que tomaran la taza con la mano derecha.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios