Un rastro de piedad pero también de contaminación

  • Pantalla completa
Un rastro de piedad pero también de contaminación
1 de 10
Comparte la fotografía

Un rastro de piedad pero también de contaminación

Una joven reza antes de depositar un krathong (una cesta flotante) en un lago de un parque público en Bangkok, Tailandia. (Reuters)

Un rastro de piedad pero también de contaminación
2 de 10
Comparte la fotografía

Un rastro de piedad pero también de contaminación

Un niño vestido con el traje tradicional tailandés se prepara para dejar un krathong en un lago de Bangkok durante el festival Loy Krathong (Reuters)

Un rastro de piedad pero también de contaminación
3 de 10
Comparte la fotografía

Un rastro de piedad pero también de contaminación

Tailandeses se reúnen para dejar cestas flotantes en un lago de un parque público de Bangkok. (Reuters)

Un rastro de piedad pero también de contaminación
4 de 10
Comparte la fotografía

Un rastro de piedad pero también de contaminación

Dos hombres antes de depositar sus cestas flotantes en un lago de un parque público de Bangkok, Tailandia. (Reuters) 

 

Men gather to place krathongs (floating baskets) into a pond at a public park during the Loy Krathong festival in Bangkok, Thailand, November 3, 2017. REUTERS Athit Perawongmetha

Un rastro de piedad pero también de contaminación
5 de 10
Comparte la fotografía

Un rastro de piedad pero también de contaminación

Un niño reza antes de dejar un krathong en el agua, en un parque público de Bangkok, Tailandia. (Reuters)

Un rastro de piedad pero también de contaminación
6 de 10
Comparte la fotografía

Un rastro de piedad pero también de contaminación

Varias personas se reúnen para depositar cestas flotantes en un lago de Bangkok durante el festival Loy Krathong. (Reuters)

Un rastro de piedad pero también de contaminación
7 de 10
Comparte la fotografía

Un rastro de piedad pero también de contaminación

Una niña reza antes de depositar un krathong (una cesta flotante) en un lago de un parque público en Bangkok, Tailandia. (Reuters)

Un rastro de piedad pero también de contaminación
8 de 10
Comparte la fotografía

Un rastro de piedad pero también de contaminación

Un niño nada en un canal durante el festival Loy Krathong, en Bangkok. (Reuters)

Un rastro de piedad pero también de contaminación
9 de 10
Comparte la fotografía

Un rastro de piedad pero también de contaminación

Un krathong (una cesta flotante) antes de ser depositada en el agua de un lago, en Bangkok, Tailandia. (Reuters)

Durante el Loy Krathong, un festival que rinde homenaje cada año a la diosa del agua, más de 800.000 cestas flotantes son colocadas en los ríos y canales de Tailandia, donde dejan un rastro de piedad pero también de contaminación. En este festival de la luz, como también es conocido, los participantes pretenden desembarazarse de los sentimientos negativos acumulados durante el año al depositar en el agua ofrendas flotantes con una vela y llamativas flores de colores.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios