6 de febrero, el mundo planta cara a la ablación: Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

  • Pantalla completa
1 de 21
Comparte la fotografía
Mujeres de la tribu animan a las jóvenes a que abandonen sus cabañas para practicar la ablación. REUTERS/Siegfried Modola
2 de 21
Comparte la fotografía
Las mujeres de la tribu colocan varias piedras sobre las que se se sentarán las jóvenes antes de practicar la ablación. REUTERS/Siegfried Modola
3 de 21
Comparte la fotografía
Dos chicas esperan en su casa horas antes de acudir a la ceremonia de circuncisión. REUTERS/Siegfried Modola
4 de 21
Comparte la fotografía
Tres jóvenes esperan sentadas antes del rito de la circuncisión. REUTERS/Siegfried Modola
5 de 21
Comparte la fotografía
Una joven cubierta con piel de animal camina buscando un lugar en el que descansar después de haber sido circuncidada. REUTERS/Siegfried Modola
6 de 21
Comparte la fotografía
Una mujer de la tribu Pokot realiza una ablación a una joven en un pueblo a 80 kilómetros de Marigat (Kenia). REUTERS/Siegfried Modola
7 de 21
Comparte la fotografía
Una mujer sujeta una cuchilla después de practicar una ablación. REUTERS/Siegfried Modola
8 de 21
Comparte la fotografía
La ceremonia de la ablación se celebra en Kenia y se realiza para destacar el paso de la juventud a la madurez. REUTERS/Siegfried Modola
9 de 21
Comparte la fotografía
Una joven llora después de haber sido sometida a la práctica de la ablación femenina. REUTERS/Siegfried Modola
10 de 21
Comparte la fotografía
Una mujer cubre con colorante blanco a una joven a la que se le ha realizado la ablación. REUTERS/Siegfried Modola
11 de 21
Comparte la fotografía
Una joven cubierta con piel de animal camina buscando un lugar en el que descansar después de haber sido circuncidada. REUTERS/Siegfried Modola
12 de 21
Comparte la fotografía
Una joven cubierta con piel de animal camina buscando un lugar en el que descansar después de haber sido circuncidada. REUTERS/Siegfried Modola
13 de 21
Comparte la fotografía
Varias jóvenes se cubren después de haber sufrido la circuncisión. REUTERS/Siegfried Modola
14 de 21
Comparte la fotografía
Las jóvenes de la tribu Pokot esperan sentadas después de haberse desnudado para someterse a la ablación. REUTERS/Siegfried Modola
15 de 21
Comparte la fotografía
Mujeres de la tribu animan a las jóvenes a que abandonen sus cabañas para practicar la ablación. REUTERS/Siegfried Modola
16 de 21
Comparte la fotografía
Las mujeres de la tribu Pokot encienden un fuego después de la ceremonia. REUTERS/Siegfried Modola
17 de 21
Comparte la fotografía
Mujeres de la tribu descansan con los pequeños después de realizar la ceremonia. REUTERS/Siegfried Modola
18 de 21
Comparte la fotografía
Las mujeres de la tribu Pokot encienden un fuego después de la ceremonia. REUTERS/Siegfried Modola
19 de 21
Comparte la fotografía
Una de las mujeres Pokot entra en trace después de beber una bebida local en la ceremonia de ablación. REUTERS/Siegfried Modola
20 de 21
Comparte la fotografía
Varias jóvenes se cubren después de haber sufrido la circuncisión. REUTERS/Siegfried Modola

La Organización Nacional de las Naciones Unidas (ONU) calcula que a día de hoy existen cerca de 125 millones de niñas y mujeres mutiladas en 29 países de África y Oriente Medio. Y, aunque estas son las zonas en las que se concentran la mayoría de casos, la práctica de la ablación femenina se practica en países como Asia o America Latina y se extiende a poblaciones emigrantes que residen en Norte América, Australia, Nueva Zelanda y Europa Occidental.

[Aquí puedes leer: "Después de que me hicieran la ablación con cinco años, me pasaba una hora en el baño sin poder orinar"]

La mutilación genital femenina, considerada por los organismos internacionales como una violación de los derechos humanos de las niñas y las mujeres, es causa de hemorragias graves, infecciones, complicaciones en el parto e infertilidad entre otros problemas de salud. A pesar de ello se estima que cerca del 18% de las mutilaciones las realizan profesionales de la salud, aunque dicha práctica no pueda justificarse por razones médicas.

En la siguiente galería mostramos un proyecto fotográfico de Siegfried Modola (Reuters) que documenta la terrible ceremonia de la ablación en una tribu africana.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios