Es noticia
Menú
La planta de Stellantis en Madrid ya fabrica el Citroën C4 X, que será lanzado en enero
  1. Motor
  2. Novedades
Unos 1.000 euros más que el C4 normal

La planta de Stellantis en Madrid ya fabrica el Citroën C4 X, que será lanzado en enero

Con motores de gasolina de 100 y 130 CV, un diésel de 130 CV y un ë-C4 X eléctrico de 136 CV con 360 kilómetros de autonomía, este sedán de generosa distancia al suelo propone un maletero de 510 litros y arrancará en 22.785 euros

Foto: El nuevo C4 X es un sedán de 4,60 metros con ciertos toques crossover. (Citroën)
El nuevo C4 X es un sedán de 4,60 metros con ciertos toques crossover. (Citroën)

De uno, a dos. La fábrica madrileña del grupo Stellantis en Villaverde, que ya producía en exclusiva mundial el C4, acaba de iniciar la producción en serie, también en exclusiva, del C4 X, un nuevo modelo cuyas entregas se iniciarán en enero y que presenta un original formato. Porque siendo en puridad una berlina de tipo sedán, adopta rasgos típicos de modelos más altos, como los crossover o SUV, empezando por una separación del suelo de 156 milímetros, ligeramente mayor que en turismos convencionales, y siguiendo por una estética personalizada con algunos protectores de carrocería. Y visto de perfil es un fastback, es decir, un modelo de dos cuerpos con la línea trasera muy tendida.

placeholder La versión eléctrica ë-C4 X admite recargas en estaciones rápidas de hasta 100 kW.
La versión eléctrica ë-C4 X admite recargas en estaciones rápidas de hasta 100 kW.

Aunque lo más apropiado sería decir que Villaverde producía hasta ahora dos modelos y a partir de ahora se encarga de cuatro, pues si el C4 normal ya estaba disponible como C4 (motores de gasolina o diésel) y como ë-C4 (mecánica eléctrica), con el nuevo C4 X ocurre lo mismo, pues de la planta madrileña saldrá como C4 X de combustión (motores de gasolina PureTech 100 con cambio manual y PureTech 130 con caja automática EAT8, más el diésel BlueHDi 130 con transmisión EAT8), y también como ë-C4 X, de propulsión 100% eléctrica.

placeholder Actualmente, el 30% de los C4 producidos en Madrid son del nuevo C4 X.
Actualmente, el 30% de los C4 producidos en Madrid son del nuevo C4 X.

Eso es así gracias a las características de esta factoría, que pese a contar con una sola línea de montaje (tanto Vigo como Figueruelas tienen dos, por ejemplo), "goza de la máxima flexibilidad", como nos recuerda su directora, Susana Remacha. Por ejemplo, ahora mismo el 70% de la producción diaria corresponde al C4, mientras que el 30% restante son ya unidades del C4 X; aunque eso puede ir variando en función de la demanda. Y ocurre lo mismo con el reparto por mecánicas, porque de los C4 X producidos en estos momentos, un 70% son de motor térmico y el 30% son ë-C4 X eléctricos, mientras que en los C4 convencionales, de carrocería más compacta y cinco puertas, el actual reparto es 85/15 entre versiones de combustión y eléctricas respectivamente; por más que en Citroën estimen que esa proporción se irá equilibrando progresivamente, pasando pronto a un 80/20, después a un 75/25... Y la planta, según sus responsables, se irá adaptando a esas necesidades sin mayor problema.

24 centímetros más largo

Frente a los 4,36 metros del C4 que todos conocíamos hasta ahora, el C4 X se va a 4,60 metros, de manera que la firma francesa rellena un importante hueco que había en su gama, pues el salto hasta el también nuevo C5 X, de 4,80 metros de longitud, era notable. Y ese mayor tamaño, que se consigue exclusivamente con el estiramiento del voladizo trasero porque la distancia entre ejes es idéntica a la del C4, permite disfrutar de un maletero con 510 litros de capacidad, cifra muy superior a los 380 del C4 normal y que se mantiene en el ë-C4 X de mecánica eléctrica, ya que la batería va repartida por el suelo del habitáculo, principalmente bajo los asientos delanteros y traseros.

placeholder Detrás hay bastante espacio para piernas, y el respaldo va más tumbado que en el C4 normal.
Detrás hay bastante espacio para piernas, y el respaldo va más tumbado que en el C4 normal.

Además, en el C4 X se ha rediseñado ligeramente la segunda fila para que sus ocupantes dispongan de más espacio y confort, pues el respaldo, inclinado 27 grados respecto a la vertical, va algo más tumbado que en el C4 compacto, y también hay un hueco generoso para las piernas. Pudimos comprobarlo hace unos meses en Dinamarca, donde fue desvelado, y hemos vuelto a sentarnos en él durante una visita a la planta de Villaverde. Asimismo, se conservan los elementos diferenciadores del llamado Citroën Advanced Comfort, como los asientos con espuma de alta densidad y una capa superior de 15 milímetros que optimiza la comodidad, piel Alcantara entre las posibilidades de equipamiento o la suspensión Citroën Advanced Comfort, dotada de amortiguadores más filtrantes que los habituales.

placeholder El maletero no tiene portón, pero presume de 510 litros. Incluso en la versión eléctrica.
El maletero no tiene portón, pero presume de 510 litros. Incluso en la versión eléctrica.

Y su sistema de infoentretenimiento MyCitroën Drive Plus, tomado directamente del C5 X, es más sofisticado que el del C4, pues en el C4 X encontramos una pantalla central táctil de 10 pulgadas con función Wireless Mirroring ligada al reconocimiento de voz. Eso, más la mayor capacidad de maletero, ayuda a justificar los aproximadamente 1.000 euros extra del precio en comparación con la factura de un C4 convencional. Además, el C4 X también dispone de hasta 20 ayudas a la conducción (ADAS).

placeholder El sistema multimedia no es el del C4 normal, sino el del C5 X, con pantalla de 10 pulgadas.
El sistema multimedia no es el del C4 normal, sino el del C5 X, con pantalla de 10 pulgadas.

En la marca francesa creen que el C4 X se adaptará muy bien a las necesidades de usuarios que buscan espacio, en línea con modelos de la competencia como el Renault Arkana, al que se refieren sin citarlo, aunque el SUV cupé de la firma del rombo tiene portón trasero grande y el nuevo sedán/fastback/crossover de Citroën se conforma con tapa de maletero. Pero con una amplia boca de carga, todo hay que decirlo, y respaldo trasero abatible por secciones asimétricas 60:40 por si queremos ampliar la zona de equipajes.

placeholder El C4 X estrena un nuevo tono de carrocería blanco nacarado no disponible en el C4.
El C4 X estrena un nuevo tono de carrocería blanco nacarado no disponible en el C4.

No obstante, el director de Citroën para España y Portugal, Nuno Marques, deja claro durante su encuentro con El Confidencial que uno de los caballos de batalla del nuevo C4 X girará en torno a los profesionales del taxi y de los VTC, con los que Citroën ya ha mantenido contactos en los últimos meses para proponerles su sedán ‘made in Madrid’. Ahora que 149 ciudades españolas están a punto de poner en marcha sus ZBE (zonas de bajas emisiones), el ë-C4 X de mecánica eléctrica y dotado de etiqueta cero de la DGT aparece como una buena alternativa, toda vez que las versiones de combustión deben conformarse con la etiqueta C.

placeholder Puede elegirse entre los acabados Feel, Feel Pack y Shine, y se ofrece techo panorámico.
Puede elegirse entre los acabados Feel, Feel Pack y Shine, y se ofrece techo panorámico.

Un ë-C4 X con motor de 136 CV de potencia y 260 Nm de par, y dotado de una batería de iones de litio de 50 kWh que homologa una autonomía media en ciclo WLTP de 360 kilómetros, distancia que supera ampliamente la media de uso diario de un taxista. O la de un conductor de VTC, pues estos vehículos, según Citroën, suelen cubrir anualmente de 80.000 a 90.000 kilómetros, es decir, unos 250 por jornada. Y como la recarga puede efectuarse a potencias de hasta 100 kW, 30 minutos bastarían para alcanzar un 80% de la carga de la batería.

placeholder Todas las diferencias, en la zaga, que crece 24 centímetros y prescinde de limpialuneta.
Todas las diferencias, en la zaga, que crece 24 centímetros y prescinde de limpialuneta.

En cuanto a precios, la puerta de entrada al C4 X es la versión Feel PureTech 100 de gasolina y sus 22.785 euros, mientras que si preferimos la comodidad de un cambio automático la alternativa básica es, también en gasolina, el Feel Pack PureTech 130 EAT8 y sus 26.545 euros. Si somos más de diésel, el C4 X de acceso es el Feel Pack BlueHDi 130 EAT8, con una factura de 28.035 euros, y si ya queremos dar el salto a la movilidad eléctrica plena y a la etiqueta cero de la DGT, con acabado Feel el ë-C4 X nos sale por 35.635 euros, cantidad a la que podremos restar los descuentos del Plan Moves III. Y además de los niveles de equipamiento Feel y Feel Pack, Citroën también ofrece el más completo acabado Shine, combinable con los dos motores de combustión de 130 CV del C4 X y con la variante 100% eléctrica ë-C4 X.

De uno, a dos. La fábrica madrileña del grupo Stellantis en Villaverde, que ya producía en exclusiva mundial el C4, acaba de iniciar la producción en serie, también en exclusiva, del C4 X, un nuevo modelo cuyas entregas se iniciarán en enero y que presenta un original formato. Porque siendo en puridad una berlina de tipo sedán, adopta rasgos típicos de modelos más altos, como los crossover o SUV, empezando por una separación del suelo de 156 milímetros, ligeramente mayor que en turismos convencionales, y siguiendo por una estética personalizada con algunos protectores de carrocería. Y visto de perfil es un fastback, es decir, un modelo de dos cuerpos con la línea trasera muy tendida.

Diésel Gasolina Eficiencia energética Desarrollo sostenible Tecnología Industria automóvil Seguridad Taxi
El redactor recomienda