Hasta 90 kilómetros de autonomía eléctrica en los híbridos enchufables de Volvo
  1. Motor
  2. Novedades
Las series 60 y 90 estrenan mecánica

Hasta 90 kilómetros de autonomía eléctrica en los híbridos enchufables de Volvo

Motores de mayor potencia, con hasta 455 CV, y una batería cuya capacidad pasa de 11,6 a 18,8 kWh. Dos novedades que convierten a los Volvo Recharge en compras más interesantes

Foto: De los 50 kilómetros actuales de alcance eléctrico, los Volvo Recharge ahora estrenados pasan a 90 kilómetros gracias a su batería de 18,8 kWh.
De los 50 kilómetros actuales de alcance eléctrico, los Volvo Recharge ahora estrenados pasan a 90 kilómetros gracias a su batería de 18,8 kWh.

Las versiones híbridas enchufables Recharge de XC60, S90 y V90 serán las primeras que se beneficiarán de una nueva mecánica presentada por Volvo Cars, que ofrece una autonomía eléctrica significativamente mayor, además de reducir las emisiones de CO2, aumentar las prestaciones y mejorar el agrado de conducción. Así, por ejemplo, hasta ahora el Volvo XC60 Recharge tenía un alcance en modo eléctrico de 52 kilómetros, pero al estrenar la nueva mecánica pasará a homologar alrededor de 90 kilómetros de autonomía sin emisiones en el ciclo medio WLTP, bien por encima de los 50 kilómetros que, de media, recorre diariamente entre semana el propietario de un vehículo premium, según un estudio de la consultora Sigma a partir de datos recabados en Estados Unidos, China, Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido. Es decir, que buena parte de los conductores de un Volvo híbrido enchufable que dispongan de un punto de recarga en casa o en el trabajo podrán realizar ya todos sus desplazamientos diarios exclusivamente con energía eléctrica.

También crece la potencia

Para ello, la mecánica ahora presentada estrena una nueva batería de larga duración, con una tercera capa de celdas, que incrementa la capacidad desde los actuales 11,6 kWh a 18,8 kWh; mientras que también es nuevo el motor eléctrico trasero, más potente que hasta ahora porque desarrolla 145 CV. Y con esa potencia eléctrica adicional, el rendimiento total combinado pasa a ser de 350 CV en las versiones Recharge T6 (antes 341 CV), y de 455 CV en los Recharge T8 (392 CV actualmente), que se convierten en los Volvo de serie más enérgicos jamás fabricados y, de paso, introducen modificaciones en el motor de gasolina para aumentar la eficiencia de combustible y la respuesta en el inicio de la marcha y a bajo régimen.

placeholder Entre los cambios introducidos figura también un motor eléctrico trasero más potente y, en algunas versiones, función de conducción con un solo pedal.
Entre los cambios introducidos figura también un motor eléctrico trasero más potente y, en algunas versiones, función de conducción con un solo pedal.

Asimismo, y por ahora solo en determinadas versiones híbridas enchufables, entre las mejoras figura también la conducción con 'un solo pedal' (sigue habiendo pedal de freno, lógicamente, pero acelerando o desacelerando ya se logra controlar el vehículo en la mayoría de las situaciones). Porque, hasta ahora, la conducción mediante el pedal del acelerador se ofrecía solo en los modelos totalmente eléctricos de la marca. Según estimaciones de Volvo, como a partir de ahora aumentará la proporción de conducción eléctrica, las emisiones de CO2 de las versiones Recharge en las series 60 y 90 podrían reducirse en un 50% en el ciclo de homologación WLTP.

Además, las mejoras introducidas en el motor eléctrico aumentan un 65% la potencia que transmiten las ruedas traseras, lo que optimiza las prestaciones y el funcionamiento de la tracción total, sobre todo a bajas velocidades, cuando tiramos de un remolque o al circular sobre firmes deslizantes que exigen la mejor motricidad. Y la capacidad adicional de la batería también resultará útil en los fríos días invernales o cuando el calor aprieta en verano, pues incluso si el vehículo no está enchufado, los conductores podrán preclimatizar el habitáculo de forma remota (a través de la app de Volvo Cars) y seguir manteniendo una buena autonomía eléctrica.

placeholder El XC60, arriba, será uno de los beneficiados por la nueva mecánica, junto con S90 y V90. Más adelante llegará también a S60, V60 y XC90.
El XC60, arriba, será uno de los beneficiados por la nueva mecánica, junto con S90 y V90. Más adelante llegará también a S60, V60 y XC90.

Volvo Cars se ha propuesto como objetivo para mediados de esta década que sus ventas mundiales alcancen 1,2 millones de unidades al año, y que al menos la mitad de esos coches sean eléctricos puros; mientras que la meta para 2030 es convertirse en un fabricante de vehículos exclusivamente eléctricos. Además, según un estudio del fabricante nórdico realizado entre sus clientes de híbridos enchufables, ya circulan aproximadamente la mitad del tiempo en modo eléctrico, una proporción que crecerá con la nueva actualización de la mecánica, aplicable más adelante a las versiones Recharge de los otros tres modelos con plataforma SPA: S60, V60 y XC90.

Ecología Desarrollo sostenible
El redactor recomienda