Sustainalytics (Morningstar) analiza el impacto ESG de la imputación de Galán
  1. Mercados
EL ÚLTIMO INFORME FUE DE ABRIL

Sustainalytics (Morningstar) analiza el impacto ESG de la imputación de Galán

Sustainalytics es una agencia especializada en valorar el perfil ESG de las compañías, es decir, su desempeño con respecto al impacto medioambiental, social y de buen gobierno

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El mercado sigue digiriendo los nuevos desarrollos judiciales de Iberdrola. Tras la imputación este miércoles de su presidente y consejero delegado, Ignacio Sánchez Galán, junto con otros directivos por presuntos delitos de cohecho, la agencia de ‘rating’ ESG de Morningstar, Sustainalytics, ya está evaluando la situación, aunque todavía no se ha pronunciado frente a sus clientes sobre ello.

Sustainalytics es una agencia especializada en valorar el perfil ESG de las compañías, es decir, según su desempeño con respecto al impacto medioambiental, social y de buen gobierno. En el último informe, fechado el 15 de abril, la firma valora el riesgo como bajo —el penúltimo eslabón de un 'ranking' de cinco pisos—. El único nivel más bajo es el nulo. Para Sustainalytics, sin embargo, el principal foco en el caso de Iberdrola está en el medioambiente, donde avala su fuerte enfoque en renovables, pero no deja de avisar que sigue teniendo presencia en otros sectores de la generación energética, como el gas o la energía nuclear. Asimismo, considera que su exposición a riesgos ESG es alta, pero, por otro lado, opina que la gestión de la empresa de estos riesgos es sólida.

Foto: Torre de Iberdrola, sede social de la firma en Bilbao. (EFE)

La firma distribuye su 'rating' de la empresa en 10 categorías —que van desde las consideraciones de salud y seguridad hasta el uso del terreno—, que a su vez se reparten en varios subapartados. El caso Villarejo se recoge en el segmento de 'ética corporativa', donde apunta a un listado de noticias publicadas en España sobre los avances judiciales del caso hasta la fecha de publicación del informe (15 de abril), bajo una consideración de riesgo moderada. Dentro del apartado de 'ética corporativa', Sustainalytics toma nota de una "investigación sobre el incidente y acciones correctivas", si bien también apunta al "compromiso [de la empresa] a abordar los grandes riesgos de ética corporativa" de la compañía. De momento, Sustainalytics no incluye nada del caso Villarejo como un hecho efectivo de 'cohecho y corrupción', también parte de la categoría de 'ética corporativa', junto con otras cuestiones como las 'acciones de lobby' o 'prácticas anticompetitivas'.

Propiedad de la plataforma de análisis financiero Morningstar, Sustainalytics tiene como clientes principales a más de 850 inversores institucionales en el mundo, aunque también provee sus análisis a firmas más allá de los accionistas de las empresas. Por ejemplo, sus ‘ratings’ son incluidos en los informes remitidos por el ‘proxy advisor’ Glass Lewis, que a su vez asesora a los accionistas en su voto en las juntas de accionistas.

El foco en el ESG

La corriente ESG ha estado tomando cada vez más fuerza en los últimos años, llevando a los accionistas a (al menos en teoría) no solo invertir teniendo en cuenta parámetros financieros, sino tomando como referencia cuestiones de medioambiente, impacto social y buen gobierno. Desde el punto de vista medioambiental y social, Iberdrola ha sido históricamente una opción sólida para los accionistas con convicciones ESG, ya que además de ser un referente mundial en el sector renovables también es un frecuente impulsor de causas sociales como, por ejemplo, el deporte.

Foto: Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola (en el centro), durante una junta de accionistas. (EFE)

No obstante, con el caso Villarejo, estos dos pilares entran en conflicto con la percepción del mercado al respecto de la gobernanza. Aunque el proceso judicial sigue abierto, la propia Iberdrola ha reconocido ante el mercado que el caso está afectando ya a su reputación. Los analistas de Bankinter, de hecho, consideraron en un informe remitido a clientes este jueves que “la involucración de los directivos de Iberdrola en el caso Villarejo podría afectar a la presencia de Iberdrola en las carteras ESG”. También desde el bróker GVC Gaesco los analistas emitieron un informe titulado "la reina del ESG con la “G” bajo la lupa".

"Este tema que se pondrá bajo la lupa de algunos fondos de inversión que se focalizan en cuestiones de ESG, en este caso de la “G”, ya que los procesos legales suelen ser largos, y la apertura de una investigación, incluso antes de que se llegue a una conclusión pueden dañar al valor, ya que algunos inversores pueden decidir salir del mismo por ese motivo", explicaban desde la entidad. "Por el momento, la posición de la empresa es de total apoyo a su presidente y empleados, pero suponemos, si ve que se materializa el riesgo de exclusión por ESG, pondrá medidas de cortafuego".

Desde la entidad creen que los fundamentales de la empresa son buenos y que las caídas de los últimos meses se debe a la rotación entre sectores que está viviendo el mercado general. "Pensamos que se puede ir pensando en construir una posición en el valor pero con calma, ya que el arrastre de la cautela de los fondos ESG puede continuar", avisan.

No obstante, el ESG convive con los factores puramente financieros, que según la empresa no se han visto afectados. El principal riesgo en este sentido sería la destitución de Sánchez Galán, artífice del éxito empresarial y bursátil de Iberdrola en las últimas décadas, así como de su potencial relevo en la empresa, Franciso Martínez Córcoles, actual número dos de la empresa. Los analistas del Sabadell incidieron el jueves en que el “impacto era limitado”, ya que no ven cambios de gobierno por ahora. Por su parte, los analistas de Alantra apuntaron que “cualquier desarrollo que pudiese llevar [a Sánchez Galán] a dejar su puesto sería una noticia negativa”.

Foto: EC.

Este choque entre los distintos pilares de la corriente ESG y, a la vez, la valoración puramente corporativa y financiera de la empresa pone en el foco la posición de los accionistas, especialmente aquellos que se etiquetan abiertamente como firmas comprometidas con el medioambiente, la sociedad y el buen gobierno.

Según los registros de Bloomberg, en la lista están nombres como BlackRock (5,16%), Norges (3,41%), Capital Group (2,16%), Fidelity (1,3%), MFS (0,97%), Pictet (0,7%), Artisan Partners (0,44%), Allianz (0,38%)... La cuestión es si, en vista de los avances judiciales, estos accionistas decidirán ahora alzar su voz contra la empresa o, incluso, reevaluar su inversión en la compañía.

En la junta de accionistas, todos los acuerdos fueron aprobados, si bien trascendió que el fondo Calvert Research and Management (un 0,04% de Iberdrola) votó en contra de algunos puntos expuestos debido al caso. Los ‘proxy advisors’ aconsejaron entonces votar a favor de todos los puntos, aunque avisaron de que seguirían evaluando su posición según avanzase el caso.

El mercado sigue digiriendo los nuevos desarrollos judiciales de Iberdrola. Tras la imputación este miércoles de su presidente y consejero delegado, Ignacio Sánchez Galán, junto con otros directivos por presuntos delitos de cohecho, la agencia de ‘rating’ ESG de Morningstar, Sustainalytics, ya está evaluando la situación, aunque todavía no se ha pronunciado frente a sus clientes sobre ello.

Noticias de Iberdrola Ignacio Sánchez Galán Rating
El redactor recomienda