Logo de El Confidencial

Powered by

Invertir en sostenibilidad: los activos ESG son más rentables y menos volátiles

estar donde estés

Invertir en sostenibilidad: los activos ESG son más rentables y menos volátiles

Por EC Brands

A

la hora de gestionar las finanzas, tanto los pequeños ahorradores como los grandes fondos hacen un análisis minucioso de todos los sectores para decidir dónde dirigir sus inversiones. Y dentro de este contexto hay un criterio que cada vez gana más terreno: la inversión en sostenibilidad.

Los datos así lo avalan. Según un informe elaborado por KPMG, la inversión sostenible no para de crecer en Europa: a finales de 2018 ya había más de 2.800 fondos que gestionaban cerca de 500.000 millones de dólares; este 2020 la emisión de bonos ESG —siglas de ‘environmental, social and governance’ en inglés— está batiendo todos sus récords. En el segundo trimestre de este año su emisión ha alcanzado los 65.000 millones de dólares, siendo los bonos sociales los que más han crecido con respecto al primer trimestre de 2020, un 872%. Le siguen los bonos sostenibles (167%) y los bonos verdes (51%).

La inversión sostenible en Europa

En España la tendencia sigue el mismo ritmo. En 2018, el estudio de Spainsif ‘La Inversión Sostenible y Responsable en España 2019’ contabiliza en 336 el número de fondos que invierten con criterios sostenibles (303 españoles y 33 extranjeros). En conjunto gestionan con criterios ESG un volumen de activos que supera los 210.000 millones de euros.

Activos gestionados con criterios ESG en España, en millones de euros

Una inversión rentable

El auge de las inversiones con criterios sostenibles supuso, desde el principio, un claro aliciente para las empresas alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Sin embargo, la tendencia ha conseguido un aliciente añadido. Según el informe de ISS Governance, estas inversiones están demostrando ser más rentables que otras. Y no solo eso, sino que además presentan una menor volatilidad.

Para Sofía Rodríguez, economista jefe y subdirectora general de Banco Sabadell, “la inversión ESG está convirtiéndose en ‘mainstream’ dado el mayor interés del público general por los temas ESG en los últimos años. Además, durante la crisis del covid-19, los fondos de inversión de renta variable con un alto componente ESG han presentado un mejor rendimiento promedio y una menor volatilidad y, en general, los activos ESG han resistido mejor el contexto de ‘risk-off’ en mercados”. Rodríguez añade que un factor que podría explicar este hecho es que “los activos ESG tienen, en general, una gobernanza más sofisticada y robusta". Además, los inversores contemplan la inversión sostenible “como más resiliente ante eventos críticos y globales como el covid-19 y ya han empezado a cambiar sus flujos de inversión a activos que cumplan con criterios ESG", indica Albert Carné, director de Sostenibilidad de la entidad.

Estadística en un ordenador

Los sectores más rentables para invertir

Hay multitud de sectores en los que resulta atractivo invertir con criterios de sostenibilidad, pero es cierto que la llegada del covid-19 ha hecho que varios de ellos se posicionen mejor.

1.

Salud. El sector sanitario ha demostrado ser esencial durante la gestión del coronavirus. No solo se necesitan sistemas de salud pública fuertes, sino también empresas que complementen a la iniciativa pública para luchar contra factores como el covid-19. A todo ello hay que añadir un factor que ya era importante antes de la llegada de la pandemia: vivimos en sociedades cada vez más envejecidas y con un aumento de enfermedades crónicas, con lo que los servicios de asistencia de las empresas sanitarias tienen buenas perspectivas de futuro. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 2015 y 2050 la proporción de la población mundial con más de 60 años de edad pasará de 900 millones hasta los 2.000 millones, lo que representa un aumento del 12% al 22%.

“Los fondos de inversión de renta variable con un alto componente ESG han presentado un mejor rendimiento promedio”

2.

Tecnología. El mejor aliado del sector sanitario será, probablemente, el tecnológico. Para empezar, porque la biotecnología es una de las ramas que más trabajos está desarrollando con el objetivo de conseguir una vacuna contra el coronavirus. Además, la tecnología también será responsable de que los ciudadanos teletrabajen de forma segura o de que las empresas e instituciones públicas utilicen herramientas como el ‘big data’ o el ‘blockchain’ para tomar decisiones basadas en datos.

Un paciente recibiendo una vacuna

3.

Medioambiente. Esta pandemia ha hecho que quizá ya no se hable tanto de asuntos como la transformación energética del sector empresarial, pero no por ello ha desaparecido esta necesidad. Las compañías de todos los sectores y tamaños deben seguir avanzando con criterios de sostenibilidad, con lo que aquellas terceras empresas que les ayuden a conseguirlo seguirán siendo bien recibidas por los inversores.

"Todos los sectores son potencialmente beneficiarios de inversiones en ESG, incluso aquellos no tradicionalmente asociados a las mismas, en la medida que aprovechen esta tendencia para acelerar su transformación”, señala Sofía Rodríguez. Se trata, en definitiva, de seguir respaldando un tipo de inversiones que no solo contribuyan a crear un mundo mucho más sostenible, sino que reporten beneficios a los pequeños y grandes ahorradores que confían en esta tendencia.

“Los sectores no asociados tradicionalmente a las inversiones en ESG también son potenciales beneficiarios”

Aunar criterios

Ante el avance de las inversiones en ESG que parece imparable, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ya ha considerado la necesidad de establecer indicadores pertinentes, verificables y comparables que permitan hacer evaluaciones correctas de estos productos. A finales de septiembre, este organismo pedía a los poderes públicos y reguladores que establecieran unos estándares para estas inversiones socialmente responsables.

Un parque eólico

El objetivo es que los inversores puedan tomar sus decisiones basándose en criterios claros, favoreciendo la "transparencia sobre los medios utilizados para calcular, ponderar e interpretar los valores", apuntaban desde la organización. "Para que el sistema financiero pueda ponerse al servicio del progreso medioambiental, social o de la gobernanza, los inversores deben disponer de las herramientas y de las informaciones necesarias", dejó claro el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

“Es importante tener un sistema único de referencia que genere transparencia y comparabilidad”

Sofía Rodríguez también respalda esta petición. “Es importante establecer un sistema de clasificación de actividades medioambientalmente sostenibles homogéneo a nivel de la Unión Europea, lo que favorecerá la transparencia y la comparabilidad de las inversiones”. La subdirectora general de Banco Sabadell recuerda la necesidad de que esa regulación y procesos se hagan de forma correcta para evitar todo lo que tenga que ver con “greenwashing” (presentar como ecológicos productos que no lo son) o con la generación de burbujas financieras en determinadas categorías de inversión relacionadas con los ODS. “Los objetivos tienen que ser rigurosos”, concluye.