Momento crítico en Iberdrola: imputaciones, recorte de ingresos y fondos UE en juego
  1. Empresas
Pone en cuestión su poder de influencia

Momento crítico en Iberdrola: imputaciones, recorte de ingresos y fondos UE en juego

La posible llamada a declarar ante el juez del primer ejecutivo de la eléctrica vasca llega en pleno enfrentamiento entre la compañía y el Gobierno, que pretende restarle más de 400 millones de ingresos al año

placeholder Foto: Sede de Iberdrola en Valencia. (iStock)
Sede de Iberdrola en Valencia. (iStock)

La petición de imputación de la Fiscalía Anticorrupción al presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y varios miembros destacados de la eléctrica llega en uno de los momentos de mayor enfrentamiento entre la multinacional vasca y el Gobierno de España.

Hasta hace pocas semanas, la compañía se mostraba en completa sintonía con las decisiones que estaba tomando el Ejecutivo de Pedro Sánchez. La apuesta por las renovables y la electrificación han llevado a Iberdrola a acelerar su plan de inversiones, y en la última hoja de ruta aseguraba que destinará casi 15.000 millones de euros a invertir en España hasta 2025.

Sin embargo, el idilio se rompió con los inesperados altos precios de la luz que soporta el mercado mayorista desde marzo. El Ministerio para la Transición Ecológica anunciaba a primeros de mes su intención de sacar adelante una ley que minore la "sobrerretribución" que a su parecer reciben las plantas hidráulicas, nucleares y eólicas más antiguas.

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)

El anuncio, pese a que tardará meses en aprobarse si así lo decide el Parlamento, donde PSOE y Unidas Podemos gobiernan en minoría, supuso un golpe directo sobre la cotización de la empresa, donde los cálculos más preliminares indican que la nueva reforma supondrá un recorte de sus ingresos de más de 400 millones de euros. Es decir, que Iberdrola, tenedora de más de la mitad del parque hidráulico español y buena parte del nuclear, será la compañía más afectada por esta medida.

A partir de ahí, el discurso hacia el Gobierno cambió, hasta el punto de que el propio Galán señaló en la junta general de accionistas celebrada el pasado viernes que quien más gana con los altos precios de la luz es Hacienda, en clara contraposición argumental al discurso del Ejecutivo sobre quién es el culpable de que España tenga uno de los precios de la luz más elevados de Europa.

Ahora, la petición de imputación a Galán llega en un momento clave, ya que el anteproyecto de ley por el que se recortan los ingresos de Iberdrola acaba de echar a andar y es un momento decisivo para tratar de frenar o matizar la propuesta desplegando su capacidad de 'lobby'.

Foto: El CEO y presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)

Fuentes conocedoras del caso Villarejo señalan que es cuestión de tiempo que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón llame a declarar tanto a Galán como al número dos de la eléctrica, Francisco Martínez Córcoles, al expresidente de Iberdrola España Fernando Becker y al que fuera jefe del Gabinete de Presidencia de la eléctrica Rafael Orbegozo.

Todo ello, según fuentes jurídicas, abocaría a la imputación de Iberdrola como persona jurídica, ya que muy probablemente se podrá demostrar que fallaron los controles internos en los supuestos espionajes encargados por la compañía al comisario jubilado de Policía.

En este contexto, fuentes del sector creen que se debilita con fuerza la posición de Iberdrola como agente de influencia ante la negociación para recortar los denominados por el Gobierno 'windfall profits' (beneficios caídos del cielo). Si en algo afecta, por ahora, esta causa a Iberdrola, es en la parte reputacional. La propia empresa admite que el caso le está perjudicando en este sentido. En el pasado, los procesos judiciales que pesaron sobre Ángel Acebes o el marido de Cospedal supusieron su salida de la eléctrica, donde ejercían como consejeros.

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)

Por eso, tratar de ejercer su influencia en el Parlamento, así como en la opinión pública y otros estamentos, de cara a lograr que la nueva regulación les sea lo menos perjudicial posible, se hace cada vez más complicado.

Cabe destacar que el presidente ejecutivo de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, despliega una amplia agenda institucional, con actos cada semana de todo tipo ante innumerables instituciones y colectivos. Una de las dudas que se plantean ahora es si una hipotética imputación podría generar distanciamiento de algunos de los destacados interlocutores con los que se fotografía habitualmente.

En este sentido, es especialmente relevante la posición que tome el PNV. El Partido Nacionalista Vasco es favorable al proyecto de ley que traslada costes de la factura de la luz hacia el gas y los carburantes, una medida ampliamente aplaudida por Iberdrola, ya que supone un impulso a los intereses de su negocio. Aún está por ver qué posición toma la formación dirigida por Andoni Ortuzar respecto del recorte a la hidráulica y la nuclear, que choca directamente contra los intereses de la eléctrica.

Desde el punto de vista de la influencia, hay que tener en cuenta —señalan fuentes expertas en relaciones públicas— que una imputación no ayuda a lograr sus objetivos. Máxime, cuando la empresa aspira a lograr 30.000 millones de los fondos europeos de recuperación tras la pandemia.

Noticias de Iberdrola Ignacio Sánchez Galán Pedro Sánchez Junta General de Accionistas PSOE Fernando Becker
El redactor recomienda