El acero se hace fuerte en el Ibex: Acerinox y ArcelorMittal lideran a los cíclicos en bolsa
  1. Mercados
EN LA RECUPERACIÓN DEL COVID

El acero se hace fuerte en el Ibex: Acerinox y ArcelorMittal lideran a los cíclicos en bolsa

Mientras que ArcelorMittal se dispara a triple dígito desde los mínimos de marzo de 2020, Acerinox es la empresa del Ibex 35 con más recomendaciones de compra del consenso de analistas

Foto: Una fábrica, utilizando componentes de acero. (Reuters)
Una fábrica, utilizando componentes de acero. (Reuters)

En una crisis, los valores cíclicos son los que más sufren. Sin embargo, la representación de la industria del acero en el Ibex 35 ha aguantado con relativa fortaleza en nuestro selectivo. Mientras ArcelorMittal gana casi un 22% en el último año natural, Acerinox es de los valores que menos pierden, con una caída del 5%.

Desde los mínimos del parqué en primavera (16 de marzo), ArcelorMittal es la tercera compañía que más se dispara en el Ibex (165%), mientras que Acerinox sube un 54%. Esta última es de las favoritas de los analistas, siendo la que más recomendaciones de compra acapara entre el consenso, en un año en que se espera que llegue la ansiada recuperación del covid-19 con la vacuna.

Las diferencias en sus cotizaciones se deben a que sus perfiles son distintos. Mientras que ArcelorMittal, la mayor siderúrgica a nivel mundial, tiene minería y produce acero bruto, Acerinox está enfocada en el acero inoxidable. La posición fundamental de cada una y la gestión de un entorno que ya antes del covid-19 era complicado marcan los distintos niveles a que se intercambian sus acciones en el mercado.

Foto: Vista del interior del Palacio de la Bolsa de Madrid. (EFE)

Más que 2020, para ArcelorMittal el que fue un mal año fue 2019, por la caída de la demanda de Europa y EEUU, sus mercados principales, en un entorno de ralentización económica (con bajadas de la demanda en la industria automotriz, por ejemplo) y sobrecapacidad en el mercado (pese a las medidas de salvaguarda de la Comisión Europea). A principios de este año, los resultados de la empresa empezaron a gustar al mercado por la estabilización de esta tendencia, que venía acompañada por medidas tomadas por la compañía para recortar costes y aliviar las presiones del precio del acero. Con la ampliación de capital de 2.000 millones de dólares (y así reducir deuda) y la venta del negocio en EEUU de septiembre, ArcelorMittal ha terminado de forjar la confianza de sus inversores y ha conseguido cerrar en verde un 2020 fatídico para la economía.

“ArcelorMittal lleva años reduciendo la base de costes y las necesidades de caja, y ha rebajado significativamente el punto de equilibrio operativo”, explican los analistas de Renta 4. “Las medidas tomadas este año le han permitido reducir la deuda hasta por debajo de 7.000 millones de dólares, el nivel más bajo desde su fusión en 2006 y uno de sus principales objetivos de medio plazo”, amplían desde la financiera, subrayando que el éxito de este proceso de desapalancamiento favorece la recuperación del ‘grado de inversión’, reduce significativamente el riesgo y permite poner el foco en la remuneración al accionista, habiendo completado recientemente un plan de recompra de acciones de 500 millones de dólares.

“El tercer trimestre de 2020 ha mostrado signos de recuperación en la actividad y en los precios del acero (aunque también del mineral de hierro), que continúa en el cuarto trimestre de 2020 (+15% en el precio del futuro)”, especifican los analistas de Bankinter. Con la venta de Cleveland Cliff y una reducción de los pasivos más rápida de lo esperado, los analistas celebran las previsiones de mejora en los márgenes de ebitda, hasta situarlos en un 6,8%, 9,3% y 11% para 2020, 2021 y 2022.

En el entorno macro, además, los analistas tienen fe en el nuevo año. Según explican desde Goldman Sachs, es posible que la demanda se recupere en 2021 más rápido que la producción, que aún cuenta con niveles bajos de inventario en la cadena de valor y con algunos molinos de acero cerrados (los analistas ponen como ejemplo los recientes problemas con disrupciones relacionadas con la pandemia en las plantas de Burns Harbor y Dofasco). Dentro de la predicción de recuperación en 'V' por la llegada de las vacunas, los analistas creen que el próximo año la compañía verá una presión al alza de los precios de la materia prima por esta situación que no solo se da en ArcelorMittal, si no que en el sector en general. Aunque esta situación podrían golpear los márgenes de las compañías, Goldman cree que ArcelorMittal, con diversificación también a través de la minería, se beneficiará.

Foto: EC.

Acerinox vive un momento parecido, pero dentro de su caso particular. También para esta compañía 2019 fue un año complicado, entrando en pérdidas en el ejercicio por la debilidad de su mercado en Europa y la sobrecapacidad de Asia. Sin embargo, la empresa consiguió capear el pesimismo con el cambio de año a 2020, con noticias como la compra de la alemana VDM y un entorno de optimismo en los mercados. Pero la pandemia volvió a distorsionar la cotización de la compañía.

Con todo, el mercado confía ahora en el liderazgo de la acerera durante la recuperación del mercado, sobre todo en un entorno de fuertes inyecciones fiscales por parte de los gobiernos y apoyo sostenido por parte de los bancos centrales. "A pesar de los impactos negativos provocados por la pandemia en la demanda de acero inoxidable, le excelente gestión de Acerinox le va a permitir repetir prácticamente los resultados de 2019 y prever un 2021 con fuerte mejora de resultado", consideran los analistas de Renta 4. El equipo ve valor en la subida de precios de NAS (la filial en EEUU), donde el reabastecimiento por parte de los almacenistas tras el fuerte 'desestocaje' visto en 2019 se retrasará hasta 2021, mejorando la rentabilidad entonces; en las nuevas medidas proteccionistas en Europa; en una mayor contribución de VDM y beneficios de las sinergias. Por otro lado, la situación se vería aún más mejorada por una potencial desinversión en la filial de Bahru, por la entrada en vigor de medidas 'antidumping' contra la laminación en caliente y las nuevas previstas para la laminación en frío y por los planes de inversiones en EEUU y Europa para la recuperación económica tras la pandemia. En todo este entorno, Acerinox no tiene vencimientos de deuda hasta 2025.

Los analistas de GVC Gaesco se reunieron con el CEO, Bernardo Velázquez, a mediados de diciembre y el directivo ya señaló entonces que la producción estaba "prácticamente a niveles precovid", con el directivo estimando también impactos positivos por las inversiones previstas por parte de los gobiernos. A nivel de la crisis, los analistas reflejan en su informe tras la conversación que la compañía "aprendió mucho de la crisis de 2010 en lo referente a variabilizar los costes", reduciendo la producción en España, Sudáfrica y Malasia al 50% y llegando a un mínimo del 50% en EEUU. Los analistas también hablaron con Velázquez de las importaciones de acero chinas, y el directivo veía posible la creación "de una nueva 'tasa de la frontera' que siga criterios medioambientales, teniendo en cuenta que en China las exigencias de emisiones contaminantes son muy inferiores a las de Occidente y, por tanto, sus costes también". Además, en la conversación también surgió el tema de la salida del competidor Allegheny de la fabricación de calidades estándares de acero inoxidable, con Velázquez detallando que, con el cierre de las cinco plantas de esta compañía a mediados de 2021, "saldrá un competidor que producía unas 200.000 toneladas al año, lo que representa un 10% del mercado, que nos repartiremos entre los restantes, pero es difícil todavía de cuantificar".

Eso sí, sobre el tema de Bahru, Velázquez mostró cierta reticencia, explicando a GVC que, salvo que se produzca "una oferta buena" que les lleve "a considerarlo", la filial es la apuesta de la empresa por Asia, y al directivo le "cuesta decir" que no van a estar presentes en la región, "en el sitio de mayor crecimiento y en un lugar estratégico". En la conversación, se reiteró el pago del dividendo, que la empresa ha mantenido durante la pandemia. "El objetivo de la compañía es pagar en efectivo, y si después de realizar inversiones hay un excedente de caja, el objetivo es utilizarlo en recomprar acciones", destacaron los analistas.

¿Y la transición verde?

El acero contamina. ¿Aguantarán las acereras en la transición hacia un planeta más sostenible? De momento, ArcelorMittal anunció en octubre la producción de acero con hidrógeno a partir de ese mismo 2020. Empezará produciendo 30.000 toneladas para incrementar su oferta de estas soluciones hasta las 120.000 toneladas en 2021 y las 600.000 en 2022. Su objetivo es reducir sus emisiones de CO2 en un 30% con el horizonte de 2030 y alcanzar un balance neto de cero emisiones de carbono con el horizonte de 2050. 

"Ya dijimos que la producción de acero con hidrógeno era una alternativa económica que llegaría más pronto de lo esperado por el mercado, pero el anuncio de ArcelorMittal nos ha pillado por sorpresa", señalaron entonces los analistas de JP Morgan en un informe a sus clientes. 

El equipo del banco de inversión estadounidense contextualiza las cifras de ArcelorMittal en un total de acero vendido por la compañía en Europa de 42 millones de toneladas anuales antes de la pandemia, lo que significa que en dos años en torno a un 1% y 2% del acero vendido sería de baja emisión de CO2. 

"Creemos que esto es más de lo que esperaban los inversores ASG, donde muchos no esperaban grandes volúmenes comerciales en los próximos años", apuntan los analistas, que aunque creen que la competidora SSAB seguirá siendo "la 'querida del ASG'", las medidas de Arcelor serán tomadas como "una estrategia de transición energética creíble", aunque JP Morgan recuerda que son varios (también Thyssenkrupp o Salzgitter, por ejemplo) los que están tomando medidas. Según los analistas, ArcelorMittal ha apuntado a una inversión directa que rondará entre los 15.000 millones y 40.000 millones de euros en este proyecto. 

ArcelorMittal Acerinox
El redactor recomienda