triplica su valor este año

Tesla supera a Toyota y se convierte en el fabricante más valioso por capitalización

Tesla se ha convertido en el fabricante más valioso por capitalización bursátil, un logro que consigue justo cuando se cumple una década de su salida a bolsa

Foto: Un Model X, en uno de los concesionarios de Tesla. (Reuters)
Un Model X, en uno de los concesionarios de Tesla. (Reuters)

Ni el propio Elon Musk hubiera podido escribir un guion mejor. En la semana en la que Tesla cumple una década desde su salida a bolsa la compañía ha conseguido romper el histórico dominio de Toyota y se ha convertido en el fabricante más valioso del mundo por capitalización.

La firma de vehículos eléctricos conseguía el 'sorpasso' este miércoles, gracias a un arranque de sesión en el que se anotaba avances de más del 5%. De esta manera el repunte superaba el 17% en lo que llevamos de semana.

Gráfico con la evolución de la capitalización de Tesla, Toyota y Volkswagen. (Bloomberg)
Gráfico con la evolución de la capitalización de Tesla, Toyota y Volkswagen. (Bloomberg)

Tesla está viviendo un año de euforia bursátil. Hace apenas 12 meses los títulos de la compañía cotizaban, entre convulsiones, en el entorno de los 230 dólares. Hoy se cambian ya por 1.125 y la capitalización se eleva hasta más allá de los 205.000 millones de dólares.

Por su parte, la compañía japonesa está sufriendo el golpe del coronavirus, que ha golpeado a la industria del automóvil tradicional con igual dureza. Su valor caída por debajo de los 200.000 millones tras dejarse un 1,5% en la sesión de este miércoles en Tokio. En lo que llevamos de año Toyota ha perdido un 13% de su valor.

El pasado mes de mayo la firma nipona informaba de que sus beneficios operativos podían hundirse hasta un 80% por culpa del coronavirus, y que la caída de las ventas iba a ser la más pronunciada desde la crisis de hace una década. El cierre de las fábricas y el parón de la producción por los confinamientos ha afectado mucho a Toyota, una circunstancia que comparten el resto de fabricantes, con la salvedad de Tesla.

Ascender a los cielos en medio de esta pandemia tiene especial mérito. La compañía de Musk ha conseguido triplicar su valor en lo que llevamos de 2020, pese a que su factoría de Fremont, en Califonia, tuvo que echar el cierre durante un mes. De poco sirvió que el sudafricano se quejara amargamente del parón ordenado por las autoridades estatales, como no lo hizo el tuit en el que Trump pedía que Tesla pidiera abrir sus puertas.

Tesla no disipa las dudas

Pese a sentarse en el trono de la industria por capitalización bursátil, Tesla sigue sin ser capaz de despejar las dudas que tiene el mercado. La euforia del mercado no debe esconder que el consenso de los analistas que cubren el valor sitúa el precio un 30% por debajo de los niveles actuales.

Tesla fabricó el año pasado 500.000 vehículos, un logro para el que tuvo que poner a funcionar las máquinas al máximo, construyendo incluso líneas de montaje en una carpa instalada en el aparcamiento de su factoría de Fremont. Por comparar, Toyota fabricó el año pasado 10 millones de vehículos.

Elon Musk y sus muchachos tienen esta semana una prueba de fuego con la publicación de las cifras de coches fabricados y entregados, que llegará en unos días, y con la presentación de las cuentas trimestrales que se producirá el próximo martes a cierre de sesión en Wall Street.

La compañía se juega mucho con esos resultados. De ahí que Musk enviara un correo electrónico a sus empleados pidiéndoles un esfuerzo más para conseguir alcanzar beneficios un trimestre más. Sería el cuarto consecutivo, lo que permitiría a Tesla completar un año natural con números verdes y entrar así en el índice S&P 500.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios