fuerte crecimiento en 2020

Ni Toyota aguanta el ritmo de Tesla: podría perder el trono bursátil en unos días

En apenas unas jornadas bursátiles la capitalización del fabricante de vehículos eléctricos va a superar a la de su rival nipón, que hasta ahora dominaba con puño de hierro el sector

Foto: Uno de los supercargadores de Tesla. (Reuters)
Uno de los supercargadores de Tesla. (Reuters)

Es una cuestión de tiempo, quizá más de días que de semanas o meses. Tesla va a superar a Toyota y se va a convertir en el fabricante de coches más grande del mundo por capitalización bursátil. Lejos quedan ya esos momentos en los que el gigante nipón miraba las creaciones de Elon Musk desde su otrora inexpugnable trono.

A Tesla le vale con unos días buenos. Ni siquiera hace falta que sean espectaculares. Antes del comienzo de la sesión bursátil de este jueves, ambos valores estaban separados por apenas 35.000 millones de dólares. Hace un año la distancia era de 164.000 millones.

Evolución de la capitalización de Tesla, Volkswagen y Toyota. (Fuente: Bloomberg.)
Evolución de la capitalización de Tesla, Volkswagen y Toyota. (Fuente: Bloomberg.)

Así, las acciones del fabricante de coches eléctricos, instaladas en el entorno de los 960 dólares, tendrían que avanzar 183 dólares más para superar la capitalización de 213.000 millones con la que vive Toyota. Parece una cantidad considerable pero está al alcance de la mano de Tesla, sobre todo si tenemos en cuenta que en lo que llevamos de 2020 ya ha firmado semanas con ganancias de 181, 118 y 101 dólares por título.

El impacto del coronavirus ha hecho trizas a Toyota, que veía como sus títulos se desplomaban a mediados de marzo, describiendo una curva que conocen también en los cuarteles generales de los fabricantes de coches tradicionales.

Mientras todo el sector sufría, en Fremont, donde Tesla tiene su sede, funcionaban a toda máquina. Musk se mostró muy crítico con la orden del estado de California de mantener cerrados todos los negocios no esenciales, declarando incluso que le daba igual si le arrestaban. Donald Trump, el presidente estadounidense, tiró de su exhausta cuenta de Twitter para pedir que a la planta de Tesla se abriera lo antes posible. Musk contestó con un escueto "¡gracias!".

Lo cierto es que este año está siendo una locura en Tesla. En los últimos 12 meses, las acciones de la compañía, siempre acompañadas de los tradicionales cortos que esperan el desastre, se han disparado un 330%, convirtiéndose en el mejor valor de entre las 500 mayores empresas de Estados Unidos.

Solo en 2020 los títulos han avanzado un 130%, cuatro veces más que los del las 10 empresas más grandes de la industria automovilística juntas. A día de hoy la compañía californiana vale un 130% más que Volkswagen, pese a que el grupo alemán vendió 30 millones de coches más solo el año pasado.

Evolución de las acciones de Tesla. (Fuente: Bloomberg)
Evolución de las acciones de Tesla. (Fuente: Bloomberg)

Todavía hay más: según los datos de Bloomberg la firma que dirige Musk ha disparado su facturación un 668% en los últimos cinco años. ¿La segunda del sector automovilístico en esta clasificación? La china SAIC, con un avance del 20%. A nivel general, solo Facebook aguanta el tipo, con un aumento del 467% en sus ingresos en dicho periodo.

Pasos al futuro

Pese a que nunca ha conseguido sacudirse las dudas de los analistas, Tesla sí que ha mejorado en métricas importantes. Su deuda sigue ahí, pero ahora cuenta con 8.000 millones en reservas en efectivo, cuatro veces más que hace un año, para hacer frente a los pagos y al ritmo de gasto que requiere la fabricación de coches eléctricos.

Por si fuera poco, Musk ya tiene pensado su siguiente paso: su propia fábrica de baterías, el componente más caro y para el que tenía que recurrir a proveedores como Panasonic.

Así, y según explica Reuters, Tesla tiene en marcha los preparativos para construir un centro de fabricación e investigación de baterías, que levantará en Fremont, muy cerca de su planta principal. El proyecto, bautizado como Roadrunner (correcaminos en inglés) estará finalizado en unos tres meses y trabajarán en él 470 empleados en tres turnos para que nunca se pare la obra.

En cualquier caso, el consenso de las casas de análisis que cubren a Tesla es que las acciones están sobrevaloradas. De hecho, el precio objetivo medio de los 44 expertos es de 664 dólares, un 30% por debajo del actual. Una mínima preocupación para Musk una vez ocupe el trono de Toyota.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios