Los datos devastadores del sector del automóvil en España y cómo salir de la crisis
  1. Motor
SOLO 4.163 UNIDADES VENDIDAS EN ABRIL

Los datos devastadores del sector del automóvil en España y cómo salir de la crisis

Caída de ventas de coches del 96,5 % consecuencia del cierre total de la red de concesionarios por el estado de alarma

placeholder Foto: Seat es la marca líder del mercado español en 2020 y el Leon el modelo más vendido.
Seat es la marca líder del mercado español en 2020 y el Leon el modelo más vendido.

Las ventas de turismos y vehículos todoterreno han caído en España un 96,5 % en el mes de abril hasta totalizar solo 4.163 unidades, pero era un dato esperado dado que desde el pasado 15 de marzo, con la aplicación del estado de alarma, los concesionarios están cerrados al público. En lo que va de año, el mercado español ya cae un 49%, en línea con lo que las asociaciones del sector hacen como previsión para el cierre de 2020, con 700.000 unidades.

Es un dato, el del 96,5 % de caída de ventas en el mes de abril, lógico si tenemos en cuenta la situación que vive España por la pandemia del coronavirus, el estado de alarma, el cierre total de la red comercial del automóvil e incluso el cierre de las fábricas de coches instaladas en España hasta el pasado 27 de abril. Pero ahora lo importante es cómo abordar una salida de esta grave crisis, que se puede llevar por delante muchos miles de puestos de trabajo en la red comercial y también en la industria española.

Dentro del mercado de automoción, las ventas se han limitado a pedidos que ya estaban realizados y que se han podido matricular a lo largo de este mes o gestiones ya avanzadas de meses anteriores por parte de los concesionarios y los vendedores. Y también automatriculaciones de los propios concesionarios. Pero el parón ha sido total en abril.

Foto: La planta de Volkswagen en Navarra comenzó su producción el pasado lunes a ritmo muy lento. Opinión

Las matriculaciones de turismos y vehículos todoterreno descendieron un 96,5 % hasta totalizar 4.163 unidades. Las de vehículos comerciales ligeros, las furgonetas de reparto, han caído un 91 % llegando a las 1.822 unidades. Y si hablamos de las motos, también como consecuencia de la pandemia, el sector ha llegado a mínimos históricos con unas ventas que cayeron un 93 % en abril, con tan solo 1.132 vehículos y el peor registro desde que hay datos oficiales, en 1957. Tan solo los vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses han conseguido rebajar la caída de las ventas, solo el 55 %, al ser un tipo de vehículo más caro e integrado en unos planes empresariales muy concretos.

Es un poco absurdo analizar las ventas por marcas y modelos, porque más bien demuestra cómo han sabido adaptarse a la situación del cierre de sus concesionarios o cómo han aplicado el concepto de las automatriculaciones y demás. Pese a ello, hay que destacar que el grupo PSA es el que mejor ha superado la grave crisis del mercado español en abril, ya que ocho de los diez modelos más vendidos han sido del grupo francés, tanto de sus marcas Opel, como Citroën o Peugeot. Y el modelo más vendido, en estas circunstancias tan extrañas ha sido el Opel Grandland X, seguido del Opel Corsa y de los Citroën C3 y C4.

placeholder Opel matriculó más de mil unidades del Grandland X, lo que le situó como líder del mercado en abril.
Opel matriculó más de mil unidades del Grandland X, lo que le situó como líder del mercado en abril.

En cuanto al acumulado de los cuatro primeros meses del año se mantiene la situación sin cambios con Seat como líder entre las marcas, seguida por Peugeot, Volkswagen y Toyota. Y en cuanto a modelos, Seat Leon es el más vendido a la espera de la llegada del nuevo Leon, mientras que el Nissan Qashqai es segundo del ranking y tercero el Seat Ateca, completando un gran éxito de la marca española.

Ahora, la situación del sector de automoción debería empezar a mejorar, poco a poco, con el paso de los meses como consecuencia de la reapertura de los concesionarios, prevista para el próximo 11 de mayo. A partir de ahí, y a pesar de que esta apertura será muy limitada y solo se permitirá con cita previa y con los más estrictos protocolos sanitarios y de seguridad para clientes y trabajadores, se podrán mejorar estas cifras tan exiguas de abril.

Plan de choque

En cualquier caso, el sector requiere de un plan de choque para que empiece a haber una reacción firme y para que los clientes que necesitan cambiar de coche, ya sean clientes particulares o flotas de empresa, puedan empezar a comprar vehículos con el máximo de apoyo por parte del Estado.

Es urgente poner medidas que ayuden a que los consumidores den un paso adelante en unos momentos tan difíciles como estos para ponerse a adquirir un coche. Unas medidas claras y concretas con un plazo de actuación largo para que los clientes puedan optar de manera sencilla a unas ayudas sin las que el sector del automóvil no podrá empezar un nuevo despegue partiendo casi de cero.

Foto: La fábrica de Seat en Martorell fue la primera en paralizar su producción por falta de componentes.

Las marcas de coches y los concesionarios van a hacer todo lo necesario para reactivar la demanda. Pero esta situación tan excepcional requiere de un impulso por parte de las administraciones con medidas que sean fáciles de aplicar, sin letra pequeña. Es la única manera de conseguir que tengan efectos muy visibles en los ciudadanos y para que permitan generar ese sentimiento de confianza que en estos momentos está tan bajo.

Hay que tener en cuenta que las ventas de coches son uno de los datos que permiten valorar la situación de la economía de un país. De momento, la previsión que hace el sector del automóvil para el cierre de 2020 en España se sitúa en torno a las 700.000 unidades, lo que significaría reducir casi a la mitad las ventas del año anterior. Y también cerrar el 2020 como el peor del siglo XXI.

Coronavirus Coches Coche eléctrico Crisis
El redactor recomienda