CRÓNICA DE BOLSA

Los mercados ahondan caídas: Europa y Wall Street vuelven a caer con fuerza

Las caídas del lunes llegaron a superar el 4% en los principales índices europeos en la peor sesión desde el referéndum de salida de Reino Unido en junio de 2016

Foto: Bolsa de Madrid (Efe)
Bolsa de Madrid (Efe)

Las bolsas occidentales no logran aguantar el rebote tras el pánico desatado en la sesión anterior ante el avance de la epidemia de coronavirus de Wuham en el Viejo Continente, con Italia colapsada ante la oleada de contagios. Caídas que llegaron a superar el 4% en los principales índices europeos en la peor sesión desde el referéndum de salida de Reino Unido en junio de 2016, el desplome del precio del petróleo, las ventas en Wall Street, la fuerte subida de activos refugio como el oro o el yen... provocaron una oleada de pánico entre los inversores que activaron el modo risk-off.

En los primeros compases de la negociación, el Ibex 35 intentaba rebotar ligeramente y luchaba por recuperar los 9.500 puntos que perdió en la víspera con los valores más castigados el lunes a la cabeza. Sin embargo, cuando no se había cumplido la hora de negociación, el rojo volvía a hacer acto de presencia. Finalmente el Ibex, al cierre, ha tocado esta sesión su cotización más baja en 2020, solo un par de jornadas después de haber alcanzado máximos que no se veían desde 2018, rompiendo la barrera de los 10.000 puntos básicos.

La posibilidad de un nuevo brote en Canarias, que mantiene a mil personas retenidas en un hotel en el que se aloja un ciudadano italiano que ha dado positivo en coronavirus ha terminado por extender de nuevo el miedo entre los inversores. Así, la bolsa española amplió las caídas por encima del 2%. Por su parte, el Dax alemán hacía lo propio y cotizaba por debajo de los 1,6%, en la misma línea que el Cac 40 parisino (-1,8%) y el Eurostoxx 50 (-1,9%) . En cuanto al MIB italiano, que fue el más castigado de la sesión de ayer, las subidas pronto daban paso a las ventas y ya se deja un 1,2% que se suma al desplome del 5,5% en que cerró. A pesar de ser el foco de la enfermedad de Europa, en esta jornada es la bolsa del Viejo Continente que ha salido mejor parada.

No en vano, según apunta el consenso de los analistas, los mercados se encontraban sobrecomprados y habían mostrado una excesiva complacencia a las consecuencias que podía tener el cierre de China para la economía mundial basándose en informes que apuntaban a un reducido impacto, en tanto que la epidemia parecía un tema exclusivo del gigante asiático. Sin embargo, su propagación a otros países y la fuerte eclosión en Italia, ha desatado todas las alarmas. "A día de hoy, y como dijeron ayer dos importantes miembros del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC), es complicado calcular el impacto real que la epidemia puede terminar teniendo en la economía mundial", explican desde Linksecurities.

"Es evidente que en el primer trimestre de 2020 el crecimiento en China va a ser muy inferior al esperado en un principio -continúan- y también es evidente que el coronavirus va a pasar factura en el trimestre, aunque en mucho menor medida, al resto de economías mundiales, como también lo va a hacer a los resultados de muchas cotizadas... Lo que no se puede saber es el impacto que en el conjunto del año va a tener la epidemia y las medidas adoptadas para combatirla".

De hecho, no solo Apple -que la semana pasada hizo un profit warning-, sino que otras grandes compañías como United Airlines o Mastercard ya han revisado a la baja sus expectativas de beneficio como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria en su negocio.

Pero de momento, los mercados se han instalado este martes en una tensa calma que puede saltar por los aires en el momento que se produzcan nuevas informaciones que apunten a un mayor avance del virus, en tanto que el mundo ya se prepara para una pandemia después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtiera de ello.

En cuanto al resto de mercados, el petróleo también se ha pasado al rojo tras llegar a desplomarse más de un 5% en la víspera ante la previsión de una fuerte caída de la demanda como consecuencia del frenazo económico. Este martes el Brent de referencia en Europa cae un 0,4% los 56 dólares por barril, mientras que el Texas estadounidense cedía un 0,5% hasta los 51,1 dólares. Y eso a pesar de que el ministro saudí de la energía ha salido al paso asegurando que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no ha tomado aún una decisión sobre un nuevo recorte de la producción para apuntalar los precios.

Peor racha de Wall Street en 2 años

Aunque han empezado en verde, los principales índices de Estados Unidos no han tardado e seguir la curva trazada por los Europeos y volver al rojo. Tras un lunes negro en el que el S&P 500, que coleccionaba máximos históricos sesión a sesión, cayó un 3,35%, el martes vuelve a caer a más de un 1,23%. 4 sesiones seguidas a la baja y, como resultado, la caída más fuerte del principal selectivo americano (6,43% en total) desde diciembre de 2018, al comienzo de la guerra comercial.

El Nasdaq y el índice industrial Dow Jones han seguido el mismo camino, cayendo el primero un 1,2% y el segundo un 1%. Estos descensos están siendo capitalizados por financieras, materiales y energéticas. Respecto a las últimas hay que destacar la caída del precio del petróleo que, aunque lejos de ser del 4% como el lunes, se ha situado el martes en 54,9 euros el barril (Brent), por lo que su precio cae un 1,52%.

Prueba de los problemas que atraviesa la industria energética es el nuevo recorte de plantilla anunciado por General Electric, que explicó que había eliminado 78.000 puestos de trabajo en 2019 llevando a su plantilla a ser la más escasa que la empresa ha tenido desde la Segunda Guerra Mundial.

Pero volviendo al principal índice de los Estados Unidos de América, el S&P 500, la caída de hoy no solo es el remate a la peor racha en 2 años, sino que con lo perdido hoy lleva su cotización a mínimos de diciembre de 2019, borrando todas las ganancias que los primeros meses del 2020 habían traído. De hecho ha perdido los 3.200 puntos básicos que había tardado meses en conseguir.

El efecto más importante de estos acontecimientos es que la probabilidad de una rebaja de los tipos de interés se ha disparado hasta el 20% según el consenso de bloomberg. Esto sería para combatir una destrucción del PIB mundial que Oxford Economics ya estima en 1 trillón de dólares. China ya ha emprendido bajadas de tipos para combatir a la enfermedad.

"Es evidente que en el primer trimestre de 2020 el crecimiento en China va a ser muy inferior al esperado en un principio -continúan- y también es evidente que el coronavirus va a pasar factura en el trimestre, aunque en mucho menor medida, al resto de economías mundiales, como también lo va a hacer a los resultados de muchas cotizadas... Lo que no se puede saber es el impacto que en el conjunto del año va a tener la epidemia y las medidas adoptadas para combatirla". Explicaban ayer dos importantes miembros del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC)

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios