EL ORO SE DISPARA Y EL CRUDO CAE más de un 6%

El miedo a la pandemia hunde las bolsas un 4% en la peor sesión desde el Brexit

Se ha activado el modo 'risk-off' en todos los parqués, provocando una oleada de ventas con el arranque de la semana, después de producirse un brote importante de coronavirus en Italia

Foto: Indicador del Ibex 35.
Indicador del Ibex 35.

El miedo a una pandemia global por el coronavirus de Wuham ha llegado a los mercados. Hasta ahora, los inversores occidentales miraban de reojo lo que estaba aconteciendo en China y mantenían cierta calma, pero el fuerte aumento de casos fuera del gigante asiático, especialmente en Italia y Corea del Sur, ha activado el modo 'risk-off' en todos los parqués, provocando una oleada de ventas con el arranque de la semana.

El Ibex 35 comenzaba la negociación con caídas que superaban el 2% y se fueron ampliando a medida que avanzaba la sesión hasta cerrar con una caída del 4,07% que ha dejado al índice en los 9.483 puntos —la mayor caída desde el 24 de junio de 2016, cuando, tras saberse los resultados del referendum del Brexit, el selectivo se dejó un 12%. El resto de plazas del Viejo Continente hacía lo propio, con el Cac 40 parisino, el Dax alemán y el Eurostoxx 50 perdiendo otro 4% cada uno. La peor parte se la llevaba el MIB italiano, con un desplome del 5,43%.

La peor parte se la llevaron las aerolíneas y el sector turístico. En el Ibex 35, las mayores caídas eran para IAG, que se desplomaba un 9,43%, y Meliá Hoteles, que se dejaba más de un 7,82%. También ArcelorMittal cerraba con una caída del un 6,76% ante el miedo al colapso de las importaciones de materias primas. La mayor empresa del selectivo, Inditex, terminaba la jornada con una pérdida del 6,24%, mientras que los bancos sufrían un retroceso de entre el 3% y 4%. En el resto de plazas, el panorama no era mejor y Lufthansa registraba caídas del 8,8%, Air France del 8,68%, Easyjet alrededor de un 10% y Ryanair más de un 13,46%.

De hecho, Ryanair ha asegurado que estudia cancelar sus vuelos a Italia y que su decisión la comunicará a lo largo del día, mientras que Iberia asegura que siguen operando con normalidad.

Italia es el foco del problema en Europa, después de que se hayan confirmado 224 casos concentrados en la región del norte del país y seis fallecidos, lo que ha llevado a poner en cuarentena 11 municipios, que en total suman unos 50.000 habitantes. De hecho, Milán parece una ciudad fantasma, con colegios, universidad y espectáculos cerrados, los trabajadores no han acudido a sus puestos y los supermercados sufren desabastecimiento. Los casos se dan en una región de alto patrimonio para el país transalpino, por lo que los mercados estarían también reaccionando al posible impacto económico en la ya desacelerada economía italiana, que el año pasado llegó a registrar una breve recesión técnica.

[Siga aquí las últimas noticias sobre la epidemia]

"Sí, es un momento delicado que puede afectar al futuro, eso seguro, pero la reacción ha sido desproporcionada" asegura Marcos Harguindey, 'investor relations' de A Global Flexible. "Parece que el mercado necesitaba una señal para tirar todo lo ganado por la borda. Hoy será un día para recordar y ver cuál es la fortaleza ante un posible rebote cuando vuelva la calma o cuando los bancos centrales saquen la bazuca de liquidez para volver a soportar las caídas", concluye el experto.

Al otro lado del charco, los principales índices de Wall Street recogían el testigo de las bolsas asiáticas primero y de Europa después para teñirse de rojo oscuro. El Dow Jones de Industriales caía un 3,6% en el toque de la campanilla, el S&P 500 otro 3,4% y el tecnológico Nasdaq, un 3,7%.

En el mercado del petróleo, el miedo está lastrando con fuerza el precio del barril. Así, el Brent de referencia en Europa se dejaba casi un 6%, hasta los 55 euros, mientras que el Texas estadounidense cerca de un 5%, hasta los 50,9 euros. Entre las divisas, el dólar avanzaba posiciones frente al yuan chino, un 0,1%, hasta situar el cruce en los 7,03 yuanes, y frente al euro, con el que se cambiaba a 1,08 dólares.

Eso, mientras los inversores buscaban refugio en el oro, que avanzaba este lunes un 1,8% y la onza alcanzaba los 1.673 dólares, su nivel más alto desde agosto de 2012, en plena crisis de deuda, cuando España se encontraba al borde del rescate, con la prima de riesgo por encima de los 600 puntos básicos y se temía por la propia ruptura del euro.

En cuanto a la deuda, la prima de riesgo italiana subía con fuerza, hasta los 144 puntos básicos, pisándole los talones a la griega, que quedaba en los 147 puntos. La prima española subía también un 2,5%, hasta los 68 puntos básicos, la francesa un 0,9%, hasta 24 puntos básicos, y la portuguesa un 4%, hasta los 63 puntos básicos.

"El mercado ha venido reaccionando demasiado bien, prácticamente ignorando el daño que hará el Covid-19 sobre los beneficios empresariales y los PIB, sobre todo el chino", aseguran desde el departamento de análisis de Bankinter. "Ahora llega a Italia y el mercado no podrá mirar hacia otro lado. Los beneficios empresariales y los PIB se verán inevitablemente afectados. El 'profit warning' de Apple de la semana pasada es la primera prueba", aseguran.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios