TRAS El BACHE DE FINALES DE ENERO

La curva de los bonos vuelve a invertirse pero Wall Street insiste en los máximos

Mientras que en los últimos meses las inversiones de las curvas desatado fuertes caídas inmediatas por parte de las bolsas, esta es de las primeras veces que la bolsa sigue subiendo

Foto: (Reuters)
(Reuters)

El miedo de los inversores se nota ya en el mercado de los bonos, pero no en el de la renta variable. La bolsa estadounidense insiste en los máximos históricos, con el S&P 500 rozando los 3.340 puntos; sin embargo, la renta fija vuelve a dar muestras de recesión, con el bono a 10 años cayendo por debajo del de 3 meses este lunes.

La curva ya se había invertido a la vuelta de la esquina entre enero y febrero, cuando los mercados temblaban por el miedo al impacto económico del coronavirus. Entonces, mientras el S&P 500 caía por encima del 1%, el bono a tres meses mantenía el tipo contra las caídas en picado de la rentabilidad del título a 10 años.

Pese a los avances de la epidemia por todo el mundo, no obstante, las bolsas han recuperado el color y Wall Street ha vuelto a alcanzar los máximos este mes. Sin embargo, la tranquilidad no ha vuelto a los bonos: la deuda a largo plazo sí se recuperó la semana pasada, pero en los últimos cinco días el diferencial ha caído en picado hasta entrar en terreno negativo, con el bono a 10 años y el de tres meses cerrando la sesión en un tipo del 1,57%

Mientras que en los últimos meses las inversiones de las curvas desatado fuertes caídas inmediatas por parte de las bolsas, esta es de las primeras veces que la curva de la deuda se invierte sin desencadenar un éxodo en la renta variable.

La curva invertida es una anomalía del mercado porque se supone que, a más tiempo para el vencimiento, más riesgo y, por ende, menos demanda y más rentabilidad. Sin embargo, en tiempos de miedo, los inversores corren a refugiarse en la deuda gubernamental a largo plazo para evitar la incertidumbre percibida a corto plazo; empujando el precio de la deuda a largo plazo al alza y la rentabilidad a la baja.

Este fenómeno financiero es apenas un termómetro de la percepción de riesgo, pero ha previsto las recesiones de Estados Unidos de forma sistemática en las últimas décadas, aunque los economistas discrepan de su eficacia actualmente por los efectos de los programas de estímulo pos crisis en los últimos años, que aplanan ya de por si las curvas de deuda.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios