Y LAS BOLSAS EN MÁXIMOS

El bono francés vuelve a terreno positivo y pone en el foco la retirada de la renta fija

Con el apoyo de las negociaciones comerciales y los bancos centrales, el mercado de los bonos ha dado comienzo a su retirada, acompañando así los máximos de las bolsas

Foto: (Reuters)
(Reuters)

En pleno acercamiento entre potencias mundiales, el bono francés ha retomado las rentabilidades positivas. Una caída en la demanda que se está dando también de forma generalizada a nivel europeo y que, combinada con las subidas bursátiles, refleja un optimismo renovado por parte de los inversores.

El bono soberano del país galo, que entró en rentabilidades negativas en julio y, tras un verano convulso, ha subido este noviembre hasta cerrar este jueves con un ‘yield’ del 0,047%. Una cifra que viene acompañada de los ‘máximos’ de julio del -0,234% del Bund alemán, de referencia entre los inversores por la ausencia de incertidumbre política.

Asimismo, el ‘rally’ alcanza a toda la eurozona. Según datos de Tradeweb, la cantidad de bonos soberanos en rentabilidades negativas ha bajado en la eurozona desde el 72% que marcaba a cierre de septiembre hasta un 65% a cierre de octubre.

Una tendencia que acompaña la bolsa, con Wall Street y algunos índices europeos, como el DAX 30 de Alemania, retomando sus máximos históricos. En EEUU, de hecho, la curva de las rentabilidades de los bonos (tan seguida por los inversores por su demostrada capacidad de anticipar las crisis) lleva un mes desinvertida.

En el último mes, ha habido varios desarrollos positivos para el mercado. Por un lado, EEUU y China han mostrado señales sólidas de estar alcanzando un acuerdo: hace un mes, ambas potencia alcanzaron un acuerdo parcial en el que se comprometían a firmar una tregua final a sus diferencias comerciales. El jueves, de hecho, Bloomberg ya adelantaba que ambas potencias habían acordado reducir las tarifas una vez se llegase al primer acuerdo.

Por otro lado, la Reserva Federal ha vuelto a rebajar los tipos de interés por tercera vez en el año y el precio del dinero en EEUU ya se encuentra en la horquilla del 1,5% y el 1,75% —en una decisión que el mercado ha tomado como señal de apoyo frente a la potencial desaceleración—. Eso sí, el presidente del regulador monetario, Jerome Powell, ha querido reiterar que esta será la última bajada de los tipos de interés este año, alegando que “la política monetaria está bien situada ahora”.

Al otro lado del océano Atlántico, el Banco Central Europeo poco más puede hacer con una recompra de activos indefinida ya en marcha y los tipos de interés a niveles de subsuelo. No obstante, tanto el anterior presidente Mario Draghi como su predecesora Christine Lagarde siguen llamando a las políticas acomodaticias, ahora más que nunca desde el lado fiscal.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios