los bancos lideran las pérdidas del ibex 35

CaixaBank y Sabadell se desploman en bolsa y arrastran al resto de la banca

Ambos bancos han presentado este viernes unos resultados trimestrales plagados de costes extraordinarios que han empañado las cuentas globales de 2018

Foto: El Ibex 35. (EFE)
El Ibex 35. (EFE)

Viernes negro para la banca española. El banco Sabadell y CaixaBank han llegado a desplomarse en bolsa un 10,25% y 8,13%, respectivamente, tras presentar resultados a cierre de 2018 a primera hora de la mañana. Las caídas han arrastrado consigo al resto del sector. Al finalizar la sesión, los cuatro de los cinco mayores retrocesos del Ibex 35 los sufren bancos.

Ambas entidades han ganado dinero en 2018 (328 millones, Sabadell; y 1.985, Caixabank), pero eso no ha evitado la sangría bursátil. Un cuarto trimestre más flojo de lo esperado, el impacto mayor de lo previsto de los gastos extraordinarios y el contexto económico de ralentización económica, han disparado el temor de los inversores, que han aprovechado la mañana para deshacer posiciones.

CaixaBank

Los resultados de CaixaBank se han visto lastrado por la venta del negocio inmobiliario a Lone Star (-252 millones), la venta de la participación en Repsol (-453 millones) y la reclasificación de Banco de Fomento de Angola (-139 millones).

Sobre CaixaBank, los analistas de la firma KBW destacan que las tendencias en el margen financiero neto y las comisiones del cuarto trimestre son más “débiles” que las de sus competidores comparables. Desde la firma de análisis Jefferies usan el calificativo de “números confusos” para referirse a las cuentas del último trimestre del año, debido a los costes no recurrentes anunciados por la entidad.

El propio consejero delegado, Gonzalo Gortázar lo ha resumido en su rueda de prensa: "tenemos que seguir remando". El directivo reconoció su perplejidad ante las caídas del mercado, pero alegó que "el mercado valora expectativas". "Este año ha sido muy bueno pero todo el mercado ya lo sabía, y la comparativa es en función de las expectativas que tiene el mercado para el año próximo", dijo. Expectativas que, sin embargo, moderan los pronósticos de su propio plan económico en un entorno de tipos de interés bajo, dudas macroeconómicas y malas perspectivas del sector bancario en general.


Banco Sabadell

Por su parte, Sabadell ha sufrido un coste extraordinario de 637 millones de euros por la integración informática de su filial británica TSV y la venta de ladrillo tóxico. Los analistas de la firma de análisis Jefferies apuntan a un beneficio antes de impuestos del cuarto trimestre un 30% por debajo de lo esperado y unos mayores costes, que habrían emborronado un incremento de los ingresos por comisiones.

Además, este es el primer ejercicio del plan estratégico 2018-2020 del banco presidido por Josep Oliu. Por un lado, aleja sus objetivos de alcanzar un ratio de capital de máxima calidad (CET 1 'fully loaded') por encima del 13% en 2020, ya que tras el impacto de los costes extraordinarios dicho parámetro ha caído del 12,8% hasta el 11,1%. Sin embargo, también supone acercarse a su meta de alcanzar un balance más saneado, habiendo reducido el peso de los activos problemáticos un 46% gracias a la salida de ladrillo tóxico.


Caídas en el sector

Ante estos resultados, sendos bancos de origen catalan se han llegado a desplomar alrededor del 10%, arrastrando a sus compañeros de sector en el Ibex 35 a caer también: Bankia perdió un 2,36%, Santander un 1,51%, y Bankinter un 1,09%. No en vano, Sabadell ha llegado a caer en un momento más de un 10%, mientras que CaixaBank ha superado el 8%.

Algunos analistas, como Núria Álvarez, de Renta 4, consideran que "las caídas tan fuertes de CaixaBank de Sabadell son injustificadas, teniendo en cuenta que las tendencias vistas en el negocio son positivas". A su vez, Victoria Torre, analista de Self Bank también está de acuerdo en que "el castigo a la banca está siendo un poco severo, lo cual nos recuerda que el mercado sigue estando muy sensible y volátil". Así, añade que "en general, respecto a la banca, el posible retraso en el inicio de la subida de tipos puede llevar a que las entidades revisen sus estimaciones de ingresos para este año, y el pesimismo sobre el sector podría continuar".

Y es que ha sido una semana de resultados dura en el plano bursátil. En el acumulado de los últimos cinco días, los bancos también lideran las caídas del Ibex 35: Sabadell acumula una pérdida del 16%, seguido de CaixaBank (10%), Bankinter (7,9%), Banco Santander (7,2%), Bankia (4,9%), y BBVA (3,8%). A parte del goteo de resultados, esta semana los bancos también se han enfrentado a la debilidad de los datos de crecimiento económico y a varias señales de más retraso en la normalización de política económica. En este contexto, la cuestión no es necesariamente que los resultados hayan sido débiles, si no que si son lo suficientemente fuertes como para aguantar los posible sustos que pueda deparar este 2019.

Sin embargo, Gonzalo Lardiés, gestor de renta variable española de A&G, considera que todavía es pronto para saberlo. "Todavía son reacciones a corto plazo", explica el analista, que recuerda que enero ha sido un mes de subidas. "Tras un mes de subidas, los resultados han desatado desconfianza en los mercados porque justo ha coincidido que se han juntado varios factores durante la recta final del año". Un año que, según matiza, ha sido muy intenso en cuanto a saneamiento de los balances frente a un entorno complicado.

Asimismo, Lardiés considera que los bancos continúan estando muy baratos, con unas valoraciones que, reitera, se justifican por el entorno. El gestor considera que las entidades todavía tienen que trabajar más los márgenes y la rentabilidad, especialmente ante un panorama de mayores requerimientos de capital y regulación y con riesgos a medio plazo como un mayor retraso de la subida de los tipos o que el panorama macroeconómico empiece a flojear.
Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios