el jueves empieza la temporada de resultados

Los 'nubarrones' macroeconómicos desatan una lluvia de recortes a la banca española

A los analistas internacionales les siguen rondando las mismas preocupaciones de antaño: el impato de los tipos de interés, la ralentización económica, el fantasma del IRPH...

Foto: Dinero.
Dinero.

Jefferies, Credit Suisse, UBS, JP Morgan, Goldman Sachs... el goteo (prácticamente) diario de revisiones de los analistas asedia los bancos españoles. Y es que las grandes casas de análisis han estado actualizando sus previsiones de cara a la temporada de resultados —Bankinter dará el pistoletazo de salida este jueves— en un entorno de incertidumbre macroeconómica, con preocupaciones que abarcan desde el ritmo de subidas de los tipos de interés hasta el fantasma del impuesto hipotecario.

Una de las principales preocupaciones de los analistas es el negocio de préstamos de las entidades españolas. Ante la ralentización de las perspectivas de las subidas de tipos por parte del Banco Central Europeo, temen por los ingresos netos por intereses, con UBS alegando que "unos tipos más altos se necesitan desesperadamente para que los ingresos domésticos crezcan" y JP Morgan descontando que "los resultados del cuarto trimestre estarán impactados por el débil crecimiento del crédito" y subrayando "la falta de visibilidad sobre cuándo alcanzarán los bancos el punto de equilibrio [por el Euribor]". En este sentido, Jefferies era ya más optimista antes de que empezase el año, alegando que en 2019 el alza del Euríbor apoyaría una mejoría en los márgenes "pero que con las valuaciones de los bancos españoles todavía apuntando a un escenario 'sin subida de tipos' creemos que los inversores deben mantenerse selectivos".

De hecho, a los bancos les preocupa los ratios de capital de los bancos ante el 'nubarrón' de la recesión económica: "los bancos españoles están en la parte baja de la horquilla del espectro europeo", alega UBS, matizando que esto reduce la capacidad de las entidades de absorver condiciones operativas externas. Una de las razones en las que se justifica Credit Suisse para su recorte general a los precios objetivos de las entidades es que creen que la rebaja "refleja mejor los efectos de una falta de convicción en los prospectos económicos de la región".

Por otro lado, las casas de análisis todavía tienen el ojo puesto sobre el lío hipotecario de principios de invierno (en manos actualmente del Tribunal de Justicia de la UE). JP Morgan lo tiene claro: "en nuestra opinión, podríamos encontrarnos riesgos por la incertidumbre política y los litigios relacionados con el IRPH hipotecario (estamos a la expectativa de que esto esté en el foco de cara a los resultados del cuarto trimestre)".

Sabadell

El 51,9% de los analistas consultados por Bloomberg recomienda comprar acciones del banco presidido por Josep Oliu (apenas el 14,8% apunta a vender), situándo el precio objetivo en el 1,4 euros por título (una potencial al alza del 26% respecto al cierre de mercado de la entidad el martes). Con todo, los analistas no las tienen todas consigo. Goldman Sachs teme a un "peor desarrollo macroeconómico en España y Reino Unido" o "a una renovación del riesgo político en Cataluña" y, ya en un plano más puramente contable, a factores como unos márgenes netos por intereses peores de lo esperado o un peor control de los costes o calidad del crédito. Credit Suisse, por otra parte, llama la atención al "deterioro de la posición de solvencia del banco", algo que ya tiene en cuenta tras la caída de 150 puntos básicos en 2018 pero alega que "las expectativas de dividendos están en riesgo y se necesita más claridad". A su vez, UBS zanja que "la historia de cotiación del Sabadell está dividida entre una generación sólida de resultados y una posición de capital justa".


Santander

La empresa que preside Ana Botín mantiene un precio objetivo de 5,13 euros por acción (el martes había cerrado en los 4 euros con 31 céntimos) y el 65,6% de los analistas consultados por Bloomberg recomienda 'comprar' (frente al 15,6%) que recomienda vender. El tema en boca de todos no ha sido, sin embargo, mencionado ampliamente por los analistas: de los inforemes consultados, solo Jefferies le dedica una sección a la cancelación de la llegada de Andrea Orcel como nuevo CEO del Santander. "Las noticias probablemente sean recibidas con confusión y puede que al final sean vistas como una reducción del potencial [de Orcel] como catalizador estratégico", refiriéndose al posible impacto que el italiano hubiese tenido sobre el negocio en EEUU.

Mientras que Jefferies es optimista sobre el desempeño de mercados claves como Brasil, Goldman Sachs no las tiene todas consigo y teme por "unas condiciones macroeconómicas y operativas peores de lo esperado en todas sus geografías clave (Brasil, Reino Unido, España...)", además de otros factores como "fusiones que destruyan valor" o "movimientos de las divisas en detrimento" del desempeño fundamental del banco.


Bankia

La entidad presidida por José Ignacio Gorigolzarri nada en aguas tibias. El 60% de los analistas consultados por Bloomberg recomienda mantener el valor —una valoración que ha ido comiéndose las recomendaciones de vender a lo largo de 2018, hasta situarlas en el 16,7%—. En este contexto, el precio objetivo se sitúa en los 3 euros (una revalorización potencial del 17% respecto a su precio de cierre de mercado del martes). La entidad fue la más perjudicada el martes por la 'puntilla' de HSBC, pero el banco británico no es el único que muestra preocupación por el futuro de Bankia. A Jefferies, por ejemplo, le gusta el control de costes de la entidad, pero sufre por su alta exposición al sector hipotecario y por la presencia continuada del estado en su capital. Y es que Bankia llama mucho la atención a los analistas por su 'colchón' para el dividendo. Mientras que Jefferies "espera sorpresas positivas" sobre el pago de dividendos extraordinarios, UBS alega que, con que no espera que dicha remuneración llegue antes del año que viene, "no vemos urgencia en jugar esta carta todavía".


Bankinter

La financiera que dirige María Dolores Dancausa es de los menos 'apetecibles' según las recomendaciones de los analistas. Apenas el 17,4% de las opiniones que recoge Bloomberg recomienda 'comprar', frente al 60,9% que aconseja no tocar las acciones. El precio objetivo medio es de 7,97 euros, un potencial alcista de más del 12%. Según los analistas, Bankinter está, al igual que sus compañeros de sector, expuesto a los riesgos políticos y a factores como los riesgos a los ingresos hipotecarios o los cambios de divisa. Sin embargo, según UBS, "mientras que la adquisición de EVO este año implica poco progreso este año, la valoración del banco se muestra relativamente protegida de la inflación regulatoria de los activos de riesgo y de los litigios por el IRPH". El jueves, será 'el banco naranja' el que inaugure la temporada de resultados del sector financiero.


BBVA

La entidad que ahora preside Carlos Torres acumula un consenso de compra del 41,2% sobre el total de los analistas consultados por Bloomberg y cotiza bajo el precio objetivo de 6,13 euros por título (en comparación con los 5 con 17 céntimos a los que cerró el martes). Al igual que el Santander, el BBVA tiene una alta exposición al exterior, por lo que los analistas continúan subrayando los riesgos del cambio de divisas y cambio de condiciones económicas en sus geografías principales (México, Turquía, EEUU, etc.). "Si excluimos los choques económicos disproporcionales [como lo ocurrido en Turquía el verano pasado], creemos que BBVA podría ofrecer un crecimiento de los ingresos sólido", zanjan desde UBS. Con todo, mientras que autoridades como el Banco Central Europeo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores o el Gobierno ya están empezando a mostrar señales de preocupación por el escándalo de las escuchas de Villarejo en la entidad, los analistas han decidido mirar para otro lado (al menos de momento).


CaixaBank

CaixaBank acumula el vistobueno del 62,1% de los analistas consultados por Bloomberg —respecto al 17,2% que recomienda huir— barajando un precio objetivo medio de 4,13 euros por título (cerró el martes en los 3,25 euros por título). El banco de origen catalán es uno de los favoritos de las firmas extrajeras. Es junto al Santander, el valor favorito del sector en España de JP Morgan. También Credit Suisse y Jefferies mantienen como único valor en recomendación de 'compra' a la entidad. "Vemos a CaixaBank como la mejor opción para jugar en España y esperamos que los resultados del cuarto trimestre resalten aun más la posición superior del banco [por su habilidad] de mantener los ingresos en el contexto actual", explica Credit Suisse en su último informe. A Jefferies, por ejemplo, le atraía "el flujo de ingresos de 'risk management' y seguros, ya que lo posiciona mejor a la hora de absorver vientos cruzados adicionales (como costes hipotecarios)". Sin embargo, UBS avisa de que "los costes de las jubilaciones tempranas y el compromiso de su dividendo lastran la generación de capital este año", donde si se diese "un coste significativo por litigios, la cómoda posición financiera de CaixaBank podría verse comprometida.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios