encuesta de préstamos bancarios

Se cierra el grifo: la banca endurecerá el crédito por primera vez desde 2012

Las entidades, tanto en España como en Europa, ya han endurecido los criterios para el crédito al consumo. Para el trimestre en curso, proyectan hacerlo en hipotecas y empresas

Foto: Edificio del Banco de España. (EFE)
Edificio del Banco de España. (EFE)

Los bancos echan el freno y serán más exigentes para conceder financiación. En pleno riesgo de burbuja de crédito al consumo, según el Banco de España (BdE), las entidades ya se volvieron más estrictas en el cuarto trimestre, y proyectan extender esta dinámica a los préstamos hipotecarios y a empresas.

Se trata de un cambio de dinámica tras la recuperación de los últimos años desde mínimos, alentada por la reducción de la morosidad y el saneamiento de los balances, la recuperación económica y los estímulos sin precedentes del Banco Central Europeo (BCE).

Sin embargo, la Encuesta sobre Préstamos Bancarios en España de enero de 2019 que publica el supervisor español muestra que, para el trimestre en curso, “las entidades españolas encuestadas anticipaban un ligero endurecimiento de los criterios de concesión de préstamos en todos los segmentos, lo que no ocurría desde 2012”. Es decir, desde el peor momento de la crisis, en plena recesión y con dudas sobre el futuro del euro.

Esta dinámica no es única en España, según el sondeo. En la eurozona también se prevé un endurecimiento de los criterios por parte de la banca, “aunque más leve”, señala el informe trimestral. Este ajuste se espera para la concesión de hipotecas y préstamos a las empresas, pero no para el crédito al consumo, donde no se anticipan cambios.

Por su parte, la encuesta refleja que los bancos anticipan tanto en España como en el resto de la zona euro un crecimiento de las solicitudes de hipotecas y de préstamos por parte de las empresas. En el caso del crédito al consumo, las entidades europeas prevén mayor volumen de peticiones, pero las españolas cuentan con que no haya cambios, tras el fuerte crecimiento de los últimos años del que ha advertido el Banco de España en numerosas ocasiones. De hecho, la institución gobernada por Pablo Hernández de Cos avisó de la necesidad de más provisiones.

Pese a esta dinámica, las condiciones de los préstamos se suavizaron de forma generalizada, a pesar del repunte del 3% en el coste de las hipotecas tras el lío en el mercado que provocaron las sentencias contradictorias del Tribunal Supremo sobre el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD), con decreto final del Gobierno. En cuanto a la demanda, se redujo en el cuarto trimestre de 2018 en los segmentos de financiación a las empresas y en hipotecas, y dejó de crecer en consumo.

Los bancos señalan que las condiciones de acceso a los mercados mayoristas se han deteriorado, sin casi cambios en la financiación minorista. Las entidades admiten que los requerimientos regulatorios y supervisores de capital no han afectado a los criterios de concesión de préstamos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios