según un análisis del banco de españa

Santander y BBVA sacrifican eficiencia para tener menos riesgo con sus filiales

Un análisis del Banco de España señala que el modelo multinacional con filiales sin posibilidad de contagio supone mayores niveles de capital pero también de costes

Foto: Ana Botín y Carlos Torres. (Efe)
Ana Botín y Carlos Torres. (Efe)

Carlos Torres, ya presidente de BBVA, se pasó todo el verano de 2018 asegurando que el modelo de filiales “autosuficientes” evita cualquier riesgo de contagio. Hacía referencia a la crisis de la lira turca y sus efectos en Garanti, empresa en la que el grupo controla un 49,99%. Este modelo también es el de Banco Santander y, según el Banco de España (BdE), permite a las dos entidades reducir los riesgos a costa de su eficiencia e impulsar la rentabilidad.

El supervisor ha publicado un análisis este jueves sobre las implicaciones de los diferentes modelos de internacionalización. Hay dos extremos, el español, con el modelo multinacional en el que las filiales tienen autonomía, y el estadounidense, en el que la actividad se desarrolla desde las oficinas centrales, donde se gestiona la liquidez del grupo. Entre medias también estudia al modelo holandés que ha evolucionado desde el segundo extremo hasta un punto intermedio.

La investigación 'Estrategias de internacionalización de la banca española: comparación y características' de Isabel Argimón, economista del Banco de España, muestra que la elección tiene implicaciones en la evolución de los bancos. Principalmente en dos variables, la eficiencia y la solvencia. En el primer caso, la estructura de filiales autónomas presiona al alza los costes frente a otras opciones organizativas, mientras que en el segundo, la evidencia muestra mayores colchones de capital.

El informe no entra a valorar si se inclina por uno u otro modelo, ni cita nombres propios, aunque los dos bancos españoles más internacionalizados son Banco Santander y BBVA. Ambos han sufrido volatilidad en bolsa recientemente por su exposición a algunas economías emergentes, especialmente BBVA con la crisis de la lira turca durante el verano. La divisa de Turquía acabó en 2018 con un retroceso frente al euro del 30%.

Carlos Torres defendió el año pasado que el modelo de filiales autosuficientes elimina cualquier posibilidad de contagio dentro del grupo. El BdE corrobora esta tesis: “Cada filial se financia de manera independiente, en sus mercados correspondientes, principalmente a través de depósitos minoristas, con frecuencia denominados en moneda local y protegidos por el esquema local de garantía de depósitos, y sin el apoyo explícito de la matriz, lo que minimiza las transacciones financieras dentro del propio grupo”, explica.

Banca minorista

En este modelo de negocio, los bancos españoles han seguido su ‘expertise’ local para centrarse en la banca minorista, para lo que necesitan establecimientos físicos, mientras que los estadounidenses abogan en mayor medida por los clientes corporativos, financieros o no financieros. Esta diferencia también influye en la evolución de las principales variables que analiza el Banco de España, principalmente en eficiencia y solvencia, ya que el modelo multinacional asume más costes frente a la internacionalización transfronteriza de la banca norteamericana, pero esta registra menores ratios de capital sin ponderar por riesgo.

Por otro lado, el modelo multinacional de Santander y BBVA también tiende a que los grupos tengan mayor tamaño, rendimientos más altos pero a la vez más volátiles y menor peso de las fuentes tradicionales de ingresos.

Así, el modelo elegido por los dos grandes bancos españoles favorece su solvencia e incluso su rentabilidad frente a la eficiencia. Sin embargo, los bancos estadounidenses siguen muy por delante en este ciclo de crecimiento de los europeos, lo que explica que coticen a múltiplos muy superiores en bolsa. Pero esto se debe a que Estados Unidos acometió antes el rescate financiero, a la penalización que supone la política de tipos de interés del 0% del Banco Central Europeo (BCE) sobre la actividad local, al castigo bursátil por la exposición a emergentes o a la incertidumbre política de algunas economías europeas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios