NEGOCIACIÓN CON LOS SINDICATOS

CaixaBank gastará 1.000 millones para despedir hasta a 2.157 empleados

El banco presenta a los sindicatos la reestructuración prevista con su plan estratégico, que incluye el cierre de más de 800 oficinas. Los sindicatos exigen bajas voluntarias

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

CaixaBank y los sindicatos ya han tenido la primera reunión con cifras encima de la mesa. El banco ha presentado su plan de reestructuración, que genera un excedente laboral que estima en 2.157 puestos de trabajo ante el cierre de 800 oficinas, de los que 1.913 serían en la red de oficinas. Fuentes del mercado apuntan a un coste cercano a los 1.000 millones de euros.

La entidad ya había anticipado sus planes a los sindicatos mayoritarios en el banco, después de que el 27 de noviembre presentó el plan estratégico en Londres para este y los próximos dos años. En esta estrategia se incluye el cierre de 800 sucursales, aunque anunció que el número de oficinas grandes (las ‘store’) se ampliará desde 285 hasta 600. Finalmente, este jueves ha hablado de 700 grandes oficinas, además de potenciar el modelo AgroBank para el ámbito rural. De hecho, el cierre de oficinas se realizará en ciudades de más de 10.000 habitantes.

Los sindicatos habían estimado con las primeras cifras que el excedente laboral sería de más de 2.000 trabajadores, con lo que el anuncio de CaixaBank está en esta línea. No obstante, los representantes sindicales exigen que el ERE se ejecute con bajas voluntarias, después de calcular que por los rangos de edad sería viable con un alto volumen de prejubilaciones. El banco también quiere incluir dos tardes de apertura del 15 de septiembre al 30 de junio en todas las oficinas, así como un horario flexible para los gestores con 100 tardes y movilidad geográfica al ámbito provincial, según fuentes sindicales.

Más recortes

La banca lleva una década de ajustes de este tipo. Fuentes consultadas por este medio apuntan a un coste cercano a los 1.000 millones para ejecutar un recorte de este tipo. En cualquier caso, la cifra planteada por CaixaBank es inicial, ya que están previstas dos reuniones más con los sindicatos, los próximos jueves 24 y 31 de enero.

El recorte de CaixaBank supondría más del 7% de la plantilla, que se iría a mínimos desde 2011 —antes de sumar Banca Cívica y Banco de Valencia—, mientras que el cierre de oficinas asciende al 18%. Este ajuste se sumará en 2019 al esperado de Banco Santander, que según documentación remitida a la Audiencia Nacional por el caso Popular, de acuerdo con ‘Vozpópuli’, ascenderá a 3.000 empleos. Asimismo, hay salidas pendientes de Liberbank y se ejecutará el ajuste acordado entre Unicaja y los sindicatos de 760 prejubilaciones, además del goteo habitual. Sabadell, por ejemplo, ampliará las prejubilaciones a 140 este año, según fuentes conocedoras. En total, el descenso de la plantilla de la gran banca será de más del 4%, el mayor desde 2015.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios