para seguir la línea de europa

La CNMV dejará de publicar la suma de los ataques bajistas contra las empresas

El supervisor era el único europeo que publicaba los agregados de posiciones cortas de más del 0,2% del capital. Ahora, sólo dará a conocer los ataques individuales de más del 0,5%

Foto: Bolsa de Madrid (Efe)
Bolsa de Madrid (Efe)

La CNMV reducirá la transparencia sobre los bajistas para seguir la misma línea que Europa. Las instituciones europeas mantendrán por ahora el régimen actual de publicación de posiciones cortas superiores al 0,5% del capital, mientras que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) hasta ahora además daba a conocer la suma de posiciones de más del 0,2% del capital sobre las empresas cada dos semanas, algo que dejará de hacer para buscar la homogeneización de información con el resto de mercados europeos, apuntan fuentes del organismo presidido por Sebastián Albella.

Fuentes del supervisor argumentan que la publicación de estos datos dejaba a las empresas españolas cotizadas con cifras bajistas superiores sistemáticamente a sus homólogos europeos, lo que en determinados momentos puede suponer una desventaja para la cotización. No en vano, en muchas compañías las posiciones cortas de entre el 0,2% y el 0,5% del capital suponen más de la mitad del ataque bajista que soportan. Por ejemplo, el récord registrado desde que se empezaron a publicar estas inversiones fue en DIA en julio de 2017 con un 24,86%, cuando las posiciones que superaban el 0,5% apenas pasaban del 10% en agregado.

La medida se produce después de que la puerta para que haya cambios en Europa sobre el régimen de transparencia en bajistas se haya prácticamente cerrado. ESMA, el supervisor europeo de los mercados, abrió a consulta pública el año pasado la posibilidad de modificar la información exigida a los 'hedge funds' y publicada al mercado. Una vez cerrado el proceso, ha recomendado a la Comisión Europea que no haya alteraciones al sistema actual, en el que los supervisores exigen que se les notifique todas las posiciones cortas de más del 0,2% del capital de una empresa para su propia información pero sólo publican las que sobrepasan el 0,5%.

La decisión no es definitiva, ya que en todo caso se tendrá que pronunciar la Comisión Europea, pero en un contexto de elecciones al Parlamento el próximo año, no se espera que sea a corto plazo. Además, se da por hecho que seguirá la recomendación de ESMA de no modificar nada. De hecho, en el periodo de consulta sólo hubo 10 peticiones de que Europa copiara el modelo español, lo que supone un porcentaje "muy reducido" frente al total de propuestas, señalan fuentes de la CNMV.

¿Efecto rebaño?

La decisión entrará en vigor en 2019, con lo que el 26 de diciembre se publicarán por última vez las sumas de posiciones cortas sobre las empresas españolas cotizadas, con datos hasta el 24 de diciembre. Fuentes de la CNMV esgrimen varios argumentos para justificar este recorte en la transparencia sobre las inversiones bajistas, con la armonización respecto a la información que se publica en el resto de mercados europeos como el principal. También aseguran que los datos de las empresas españolas están distorsionados respecto a sus pares europeos, y que había riesgo de comportamiento rebaño que por la información de las posiciones cortas penalizara la cotización.

No hemos tenido evidencia empírica de que haya habido castigo sobre la cotización de los valores españoles salvo en algún caso puntual

"No hemos tenido evidencia empírica de que haya habido castigo sobre la cotización de los valores españoles salvo en algún caso puntual", admiten fuentes del supervisor. No obstante, recuerdan a modo anecdótico para explicar la importancia de que se homogeneicen los datos publicados que ha habido quejas en Europa desde algunos 'think tank' o partidos políticos contra los ataques bajistas que hay en España, y simplemente era porque la CNMV recoge más posiciones cortas (las que están entre el 0,2% y el 0,5% del capital) que el resto. Por otro lado, fuentes de la CNMV aseguran que a veces las posiciones cortas son difíciles de calcular para los inversores que las realizan por usar derivados, acciones prestadas o una cesta de instrumentos, con el riesgo de que haya errores en estos datos pese a que se realiza "una supervisión de la información recibida".

En la CNMV defienden que fueron más allá que el resto de Europa con la publicación de información de bajistas en plena crisis en un momento en que todos los supervisores "iban a ciegas". "El fenómeno de los cortos no era nuevo pero muchos observadores se fijaron por primera vez entre 2008 y 2010. Años después hemos comprendido que los bajistas no son malos per sé, sino que ponen el foco en problemas de empresas que han pasado desapercibidos para el resto del mercado o se pueden equivocar como el resto de inversores", señalan fuentes del supervisor. No obstante, la CNMV prohibió temporalmente el año pasado los cortos en Liberbank tras la quiebra de Banco Popular. Precisamente, ESMA también sometió a consulta pública la posibilidad de cambios en el procedimiento de información de estas decisiones por parte de los supervisores europeos, aunque ha decidido mantener el 'status quo'.

Por otro lado, la CNMV no desiste en pedir que haya un cambio normativo en Europa para que se exija a los inversores institucionales que informen de sus posiciones cortas cuando superen el 0,1% del capital, y no del 0,2% actual, especialmente en las empresas con mayor capitalización. No en vano, un ataque del 0,1% contra Banco Santander supondría una inversión de 80 millones de euros, difícilmente vista entre los cortos en empresas de menor tamaño.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios