Es noticia
Menú
El calor subterráneo que generamos podría aprovecharse para mitigar el cambio climático
  1. Medioambiente
  2. Ciudad
CRISIS CLIMÁTICA

El calor subterráneo que generamos podría aprovecharse para mitigar el cambio climático

A ninguno podrá sorprendernos el hecho de que liberemos mucho calor en nuestro entorno y también en el suelo. Los científicos afirman que el calor filtrado al suelo podría reciclarse para ayudar a calentar los edificios

Foto: El trabajo muestra el impacto que podría tener el reciclaje de calor subterráneo si se aprovecha a gran escala (EFE/MARIO CRUZ)
El trabajo muestra el impacto que podría tener el reciclaje de calor subterráneo si se aprovecha a gran escala (EFE/MARIO CRUZ)

Las actividades humanas y todas nuestras infraestructuras, como edificios, estacionamientos, túneles, puentes y superficies artificiales como el asfalto, producen una contaminación térmica significativa. ¿Habría alguna forma de utilizar todo este calor que generamos en algo positivo para el medio ambiente?

Así es, un nuevo trabajo de investigación publicado en la revista Nature Communications expone una idea teórica para usar este calor que se ha filtrado en el suelo para calentar los hogares durante las épocas más frías, durante el invierno. De esta forma, no solo calentaríamos nuestros hogares cuando hace frío, sino que reduciríamos nuestra dependencia de los combustibles fósiles, un factor clave dentro de esta crisis climática.

Foto: Las olas de calor causan estragos invisibles en las economías de todo el mundo(EFE/David Arquimbau Sintes)

Modo de empleo

Las ciudades calientan el aire y la infraestructura humana calienta la tierra que está bajo nuestros pies. ¿Cómo se utilizaría el calor subterráneo?

El calor subterráneo, ese que los humanos acumulamos sin darnos cuenta bajo tierra, se puede reciclar mediante tuberías de agua subterránea a bombas de calor en la superficie, que luego pueden transferir ese calor a interiores más fríos. Esta es la conclusión del análisis de pozos de agua subterránea en Europa y partes de América del Norte y Australia que revela que aproximadamente un par de miles de esos lugares poseen un exceso de calor subterráneo que podría reciclarse para calentar edificios durante todo un año.

El calor se filtra hacia el subsuelo desde las raíces más cálidas de las infraestructuras creadas por el ser humano que absorben la radiación solar. Aunque se desconoce exactamente de qué forma la contaminación por calor altera los ambientes subterráneos, el calentamiento del subsuelo puede hacer que los contaminantes, como el arsénico, se muevan más fácilmente a través de las aguas subterráneas.

placeholder Podríamos continuar cosechando el calor en los años venideros y satisfacer la demanda local de calefacción (Pexels).
Podríamos continuar cosechando el calor en los años venideros y satisfacer la demanda local de calefacción (Pexels).

Si se canaliza el agua subterránea a bombas de calor que se encuentren en la superficie, ese agua que cuenta con todo ese calor subterráneo atrapado, seria capaz de calentar los edificios a medida que se liberase el calor en los interiores más fríos. Podríamos calentar algunos hogares mediante un método de bajo consumo de energía a la par que confiable. Aprovechar el calor de esta manera sería una solución muy factible que mitigaría la demanda de calefacción local.

¿Para qué zonas serviría?

Según el análisis de los científicos, según tamaño de la población, demanda de calefacción y temperatura del agua subterránea en más de 6.000 lugares (la mayoría ubicados en Europa), en aproximadamente el 43 por ciento de las ubicaciones, en su mayoría cerca de áreas densamente pobladas, se habría acumulado suficiente calor en los 20 metros superiores de la tierra para satisfacer la demanda de calefacción local de un año.

Los investigadores creen que el reciclaje de calor será factible en la mayoría de las áreas suburbanas que tienen suficiente calor subterráneo acumulado que puede aprovecharse para satisfacer las necesidades locales y suficiente espacio para instalar equipos de reciclaje.

"Aprovechar estos depósitos de calor podría ayudar a proporcionar medios adecuados de bajo consumo de energía para calentar los hogares"

No solo en Europa

Y, aunque los investigadores se centraron principalmente en Europa, están convencidos de que aplicar este sistema de aprovechamiento del calor subterráneo en otros continentes probablemente también sea plausible.

A partir de aquí, los expertos planean investigar si el enfriamiento del subsuelo podría ayudar a reducir las temperaturas sobre el suelo en entornos urbanos. "Esto podría ser en realidad una pequeña herramienta adicional para controlar el calor urbano sobre el suelo".

Las actividades humanas y todas nuestras infraestructuras, como edificios, estacionamientos, túneles, puentes y superficies artificiales como el asfalto, producen una contaminación térmica significativa. ¿Habría alguna forma de utilizar todo este calor que generamos en algo positivo para el medio ambiente?

Cambio climático Descarbonizar ciudades
El redactor recomienda