Es noticia
Menú
Sevilla será la primera ciudad del mundo en nombrar y clasificar las olas de calor
  1. Medioambiente
  2. Clima
ESPAÑA, PIONERA

Sevilla será la primera ciudad del mundo en nombrar y clasificar las olas de calor

Al igual que los huracanes, la capital andaluza utilizará un enfoque innovador ante el aumento de la frecuencia de olas de calor a causa del cambio climático

Foto: Las olas de calor causan estragos invisibles en las economías de todo el mundo(EFE/David Arquimbau Sintes)
Las olas de calor causan estragos invisibles en las economías de todo el mundo(EFE/David Arquimbau Sintes)

Las olas de calor son mucho más que una molestia. Pueden ser muy peligrosas y provocar enfermedades y, en algunos casos, la muerte, y a causa del estado de emergencia climática en el que nos encontramos, están ocurriendo con más frecuencia que nunca y también se están volviendo más intensas. Se encuentran entre los peligros naturales más peligrosos, pero no reciben la atención adecuada porque sus herramientas mortales y su destrucción no siempre son evidentes de inmediato.

La primera de muchas

Por ello, la ciudad de Sevilla, en la que este evento climático extremo es muy palpable, ha decidido empezar a dar nombre a las olas de calor al igual que se hace con los huracanes. El primer día del verano de 2022 en el hemisferio norte, Sevilla se convirtió en la primera ciudad del mundo en introducir un sistema de clasificación y nomenclatura para los períodos de mucho calor.

“Somos la primera ciudad del mundo en dar un paso que nos ayudará a planificar y tomar medidas cuando ocurra este tipo de eventos meteorológicos, especialmente porque las olas de calor siempre golpean a los más vulnerables”, dijo el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, en un comunicado de prensa. “El Ayuntamiento ratifica su compromiso en la lucha contra el cambio climático a través de la reducción de emisiones y la descarbonización y, en segundo lugar, a través de la adaptación, para hacer de Sevilla una ciudad resiliente con un modelo que aborde de verdad el gran reto del aumento del calor”.

Foto: Parque del Retiro en Madrid. (Pixabay)

¿El objetivo?

La meta de esta iniciativa no es simplemente el bautismo y clasificación de las mismas, sino también un esfuerzo clave por proteger mejor a los residentes a medida que los períodos de calor excesivo ocurren más a menudo.

El programa piloto, llamado oficialmente ProMETEO Sevilla, en una de las ciudades más calurosas de España (con temperaturas que superan fácilmente los 40 grados centígrados durante el verano), clasificará durante un año las olas de calor en tres categorías y se nombrarán en orden alfabético inverso. Los cinco primeros se llamarán Zoe, Yago, Xenia, Wenceslao y Vega. A las olas de calor se les asignará una categoría de gravedad de uno a tres, siendo tres la más severa, en función de una combinación de temperatura, humedad y condiciones en los 30 días anteriores a la ola de calor.

“Este nuevo método, respaldado por 18 meses de análisis e investigación de nuestros equipos científicos y construido con muchos expertos globales y locales, tiene como objetivo generar conciencia sobre este impacto mortal del cambio climático y, en última instancia, salvar vidas”, aclara Baughman McLeod, quien dirige la Alianza para la Resiliencia al Calor Extremo de Arsht-Rock, cuando se anunció el plan por primera vez.

placeholder El objetivo es crear conciencia sobre el impacto mortal del cambio climático y potencialmente salvar vidas (EFE).
El objetivo es crear conciencia sobre el impacto mortal del cambio climático y potencialmente salvar vidas (EFE).

Esta iniciativa pionera se ha llevado a cabo en conjunto con el Centro de Resiliencia de la Fundación Adrienne Arsht-Rockefeller (Arsht-Rock), que desarrolla soluciones para los riesgos climáticos a través de asociaciones con expertos y legisladores.

Otras ciudades participantes

Otras cinco ciudades, como Los Ángeles, Miami, Milwaukee, Kansas City, Misuri, Melbourne y Atenas, también han diseñado una iniciativa similar a la de Sevilla, utilizando datos meteorológicos y criterios de salud pública para categorizar las olas de calor. Utilizarán, igualmente, un sistema de tres categorías, el que mejor se adapte al clima particular de cada ciudad. Pero por ahora, Sevilla es hasta ahora la única ciudad con planes para nombrar las olas de calor.

"Las olas de calor han sido apodadas 'el asesino silencioso' por una razón; los peligros que representan se subestiman y se malinterpretan enormemente"

Cada ciudad participante “tiene un conjunto diferente de fórmulas” que determinarán cómo se verán las categorías, según su estructura urbana”, dijo Larry Kalkstein, asesor principal de ciencias del calor de Arsht-Rock, que está presionando a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y a la Organización Meteorológica Mundial para que establezcan la nomenclatura y clasificación de las olas de calor como una norma.

Este anuncio también se produce cuando España ha experimentado una primavera inusualmente cálida, en la que el mes de mayo fue el más cálido en 58 años y junio trajo una de las primeras olas de calor registradas.

Está claro que las olas de calor, como los ciclones, necesitan más atención para ayudar a aliviar sus efectos desastrosos a medida que el aumento de las temperaturas globales empeora la situación este año.

Las olas de calor son mucho más que una molestia. Pueden ser muy peligrosas y provocar enfermedades y, en algunos casos, la muerte, y a causa del estado de emergencia climática en el que nos encontramos, están ocurriendo con más frecuencia que nunca y también se están volviendo más intensas. Se encuentran entre los peligros naturales más peligrosos, pero no reciben la atención adecuada porque sus herramientas mortales y su destrucción no siempre son evidentes de inmediato.

Sevilla Cambio climático
El redactor recomienda